lunes junio 21 de 2021

Concejo advierte sobre posible colapso y quiebra del SITP

23 septiembre, 2014 Bogotá

sitp

Durante un debate de control político los Concejales advirtieron que a la entidad le quedó grande la unificación de tarjetas, por eso tendrá que pagar más de 3.600 millones de pesos. A raíz de la sanción proferida por la Superintendencia de Puertos y Transportes que establece una multa por cada mes de retraso.

Igualmente, los cabildantes advirtieron sobre el oscuro panorama que afronta el Sistema de Transporte de la ciudad, toda vez que la crisis que vive la empresa Transmilenio “puede llevar a un colapso y quiebra al Sistema Integrado de Transporte Público, SITP de Bogotá, porque los operadores del SITP son los mismos que operan las troncales de Transmilenio”, denunció el Concejal Antonio Sanguino de la Alianza Verde.

Sanguino fue más allá y advirtió que el Gerente de Transmilenio, Sergio Paris Mendoza solicito, tal como lo revela una carta, a la Superintendencia de Puertos y Transportes tome las acciones pertinentes ante la situación del concesionarios Gmovil “los cuales se encuentran técnicamente en causal de disolución, tema que nos preocupa por cuanto se podría ponen en riesgo la prestación del servicio de transporte público” para Bogotá.

A esto hay que sumarle que el concesionario Este Es mi Bus que opera la Calle 80 y Troncal Tintal Zona Franca también presenta problemas financieros.

La Sanción

De acuerdo con la sanción de la Superintendencia de Puertos y Transporte, que en 2013 dejó en firme la multa a Transmilenio por la falta de integración de los medios de pago, el Sistema debe pagar 106 millones de pesos por cada mes de mora en el proceso para unificar las tarjetas.

Para la Concejal Patricia Mosquera, las incoherencias contractuales de Transmilenio con los recaudadores en las Fases que han sido implementadas, evidencian que la empresa de servicio público al parecer ha respondido a intereses económicos privados, sacrificando la eficiencia y el funcionamiento del sistema, afectando a los millones de bogotanos que a diario utilizan el servicio.

“A la fecha, existen fallos jurídicos que obligan a Transmilenio unificar las tarjetas en el menor tiempo posible, algo que no se ha logrado, ni se va lograr. En la resolución 468 de 2014, Transmilenio dice que la integración de las tarjetas no va a estar lista sino hasta diciembre de 2015” advirtió Patricia Mosquera.

“Más de $51 mil millones, sin que nada suceda”

Por su parte la Concejal Liliana de Diago, aclaro que la Infraestructura de la empresa Transmilenio se encuentra en muy malas condiciones, situación que tienen las estaciones y portales convertidos en verdaderas trampas mortales para los ciudadanos.

Durante el debate la cabildante expuso que la empresa Transmilenio, realizó en el periodo comprendido entre 2012, 2013 y 2014 tres contratos diferentes con una inversión de más de 51 por valor de $21.788.000.000 firmado el 28 de diciembre de 2012, el cual tuvo una prórroga de 3 meses más por $ 5.340.090.000 la cual se firmó el 24 de octubre de 2013 cuya vigencia fue hasta el 21 de abril de 2014. El segundo contrato por $ 300.000.000 firmado el 19 de agosto de 2014 con una vigencia de 10 meses y el tercero se firma el 9 de septiembre de 2014 por $24.782.683.126.

“cuando se verifican los tiempos entre cada contrato se puede establecer que el Sistema Transmilenio dejo su infraestructura sin mantenimiento durante 119 días, en los cuales las estaciones y portales quedaron en manos de los vándalos, esto es inaudito teniendo recursos necesarios para proteger el sistema de transporte de los bogotanos”, denuncio la Concejal De Diago.

“Nueve malas decisiones”

En el marco del debate, la Concejal Clara Lucia Sandoval explico las nueve malas decisiones políticas que han puesto en declive al Sistema que hoy por hoy transporta a más de 47 mil pasajeros en la Troncal Caracas durante hora pico. Especialmente en el periodo de la “Bogotá Humana” donde no ha habido ni la más mínima voluntad para mejorar el sistema y por el contrario, ha hecho pública su evidente decisión de destruir a Transmilenio a toda costa.

Estas son:

  • El alcalde quiere acabar con Transmilenio y por ello el abandono del sistema no es una casualidad, ni tampoco producto de la suerte. El abandono del Transmilenio es una decisión política de Gustavo Petro.
  • El cambio continuo de los gerentes, afectando notablemente al sistema y provocando que el sentido de pertenencia se pierda y más aún.
  • No haber construido la Troncal de la Carrera 7ª.
  • Haber prorrogado los contratos de operación de las fases I y II, sin una licitación pública.
  • Incoherencia con las disposiciones nacionales, por ejemplo el Plan de Desarrollo desfinanciado e improvisado que no se ha cumplido hasta la fecha.
  • Rebajar las tarifas en hora valle, con esta determinación de bajar de 1700 a 1400 pesos, se impactaron los recursos del fondo de contingencia que viene con un déficit desde el año 2011.
  • La lentitud en la implementación del SITP.
  • Aumentar los buses de manera indiscriminada sin obedecer a un esquema ordenado de implementación.
  • No se han sacado de circulación los cientos y cientos de buses antiguos, en parte porque no se han dispuesto aún los buses adecuados y por ello, los usuarios siguen usando el bus tradicional sin acceder por falta de comunicación al SITP.
Share Button