miércoles noviembre 25 de 2020

Todos seremos donantes de órganos, según proyecto en el Congreso

11 septiembre, 2014 Política, Salud

Donantes

El drama que viven centenares de personas que esperan a un donante para salvar sus vidas podría aliviarse si prospera un proyecto de ley por medio del cual todos los colombianos serán donantes, salvo que en vida expresen lo contrario.

Con el proyecto se le cambia el sentido a los procedimientos actuales. Hoy las personas deciden si al morir se pueden utilizar sus órganos en trasplantes. Si se aprueba el cambio no se necesitará ese permiso en vida. Por el contrario, quien no desee donarlos tendrá que expresarlo en un documento antes de morir.

El autor del proyecto, el representante Rodrigo Lara, señaló que además los familiares de personas fallecidas no podrán oponerse a que se donen los órganos.

Explicó Lara que “es mantener la presunción de que todos somos donantes, salvo que lo manifestemos en vida, pero eliminando la autorización de los familiares para donar o no y que hoy lleva a que se pierda la mitad de las donaciones. Además, partimos de un principio de libertad y de responsabilidad”.

El proyecto tiene acogida en la mayoría de bancadas del legislativo. Pacientes y hasta religiosos han visitado el Congreso para hacerle lobby a la iniciativa de Lara.

Una monja bethlemita, Sor María Delgado, a quien le trasplantaron un hígado, asistió a la radicación del proyecto.

“Yo le pido a las personas que si aman a sus seres queridos donen, apoyen a que también lo hagan porque eso es amor puro que prolonga la vida”, afirmó.

La madre María Delgado dijo que no debe haber tabú religioso frente al tema de los trasplantes. “No debe haber problema con eso porque Dios jamás se opondría a que la gente ayude a que otros puedan seguir viviendo”.

El representante Rodrigo Lara explicó que el articulado del proyecto pretende optimizar también los procesos judiciales de levantamiento de cadáveres donde es posible conservar algunos órganos. Y que el Gobierno deberá reglamentar el procedimiento para que los ciudadanos que en vida no quieran donar, lo manifiesten.

En el Congreso también cursa otra iniciativa que pretende que en la licencia de conducción o la cédula de ciudadanía la persona autorice, en caso de fallecer, que se disponga de sus órganos para efectos donativos.

Share Button