jueves febrero 25 de 2021

El Real Madrid se lleva el Clásico con justicia

Celebra real

 Por Jairo Fernando Valencia Gómez

El primer Clásico de la temporada llegaba con la noticia de la titularidad de Luis Suárez, que formaba en ataque junto a Neymar y Messi. La afición madridista vistió de gala el Bernabéu, con un mosaico que recordaba la décima Copa de Europa, conseguida el pasado mes de mayo.

Pero sin tiempo para recoger el mosaico en su totalidad, el Barcelona evidenció que no venía a Madrid de visita turística. La primer jugada trenzada por la banda izquierda terminó con un tiro plácido de Neymar, quien dejaba atrás con facilidad a Carvajal y Pepe, que acabó en el fondo de la portería de Casillas. Era el minuto 3 y Neymar ya había desnudado a la defensa blanca en su primer ataque.

A partir del 0-1, el Real Madrid pareció entrar en el partido y Benzema tuvo su primera tentativa delante de Bravo, pero el delantero galo remató desviado. Pero la mejor ocasión de Karim, llegó en el minuto 10, con un doble remate al larguero, primero de cabeza y posteriormente con un disparo con la pierna derecha. Bravo seguía manteniendo la portería a cero en Liga.

En los minutos siguientes, el Barcelona dio un paso adelante y el Real Madrid no llegaba tan fácilmente a las inmediaciones del área de Bravo. Los jugadores de Luis Enrique, poco a poco, iban ganando en posesión, y Messi tuvo una gran ocasión a centro de Luis Suárez, pero Casillas tapó bien y la jugada terminó en saque de esquina. El argentino terminaría acordándose de esa oportunidad para el 0-2.

Cuando se cumplía la media hora, ambos equipos ya habían reclamado un penalti en cada área. Primero Neymar, protestó un agarrón de Marcelo, mientras que Cristiano pidió un penalti de Busquets. Gil Manzano no decretó ninguno de los dos, pero el que si señaló fue el cometido por Piqué, por manos dentro del área azulgrana, tras un centro raso de Marcelo. Cristiano no perdonó y sumó su décimosexto gol en la presente Liga.

Los últimos minutos de la primera mitad fueron de tregua y sirvieron para que el Barcelona llegara al intermedio cargado de tarjetas amarillas: Messi, Neymar, Iniesta y Piqué. Justo antes del descanso, James tuvo el 2-1 de cabeza, pero remató sin confianza y el balón salió rozando el palo izquerdo de la portería de Bravo.

Tras el inicio de la segunda mitad, el equipo de Ancelotti le devolvió el tempranero gol de Neymar, y Pepe voltéo el marcador en el 50′ con un cabezazo inapelable. El guión del partido cambió por completo. El Real Madrid, tras partirse en busca del empate, lo logró. Por su parte, el Barcelona no pudo hacer el 0-2 antes del empate de Cristiano, y la segunda parte con el marcador en contra, fue un ‘vía crucis’ para los azulgranas.

Celebra Ronaldo

El Real Madrid, con la ventaja en el marcador, esperó atrás la reacción del Barcelona, buscando las transiciones rápidas para cerrar el partido. Luis Enrique decidió entonces mover ficha y retiró a Xavi para darle el protagonismo a Rakitic, y dio descanso a Luis Suárez, al que le sustituyó un Pedro que tuvo escaso protagonismo.

Con el empate como objetivo, el Barcelona solo inquietó a Casillas con un disparo potente de Mathieu que el capitán blanco desvió de manera espectacular. El partido se acabó con el 3-1, gol de Benzema, tras un robo de Isco, que volvió a ser clave en el juego del Real Madrid.

Los minutos finales después del 3-1 giraron alrededor de un ataque plano del Barcelona, que no podía penetrar la defensa de Ancelotti. Al Real Madrid solo la falta de precisión le privó de terminar goleando al conjunto de Luis Enrique.

El Bernabéu se divertía a la par que ovacionaba cada cambio. La palma se la llevó Benzema, quien fue despedido por una afición que coreó su nombre tras ponerse en pie. Con este resultado, el Real Madrid se queda a un punto del Barcelona en la clasificación.

Real Madrid vino de atrás para tomar el botín de un primer Clasico emocionante de la temporada con una victoria por 3-1 sobre el Barcelona en el Bernabéu. Después de una sanción de Cristiano Ronaldo anulado un gol tempranero brillante por Neymar dejar las marcador igualado en el medio tiempo, Madrid castigado errante de Barcelona a través de la defensa de una cabecera de Pepe y un crujiente huelga Karim Benzema para coronar un rayo contraataque normalmente.

A lado de Barcelona que se había caído a sólo dos puntos y todavía no ha encajado un gol en Luis Enrique en La Liga descubrió que los campeones europeos presentaron una propuesta muy diferente a cualquier cosa que se han encontrado hasta el momento. Los catalanes siguen siendo la parte superior, pero ahora con la primera derrota en su registro y sus feroces rivales sólo un punto por detrás. Ni siquiera un prometedor debut de Luis Suárez que se bajó a un comienzo perfecto cuando creó Neymar para anotar después de sólo cuatro minutos era suficiente para mantener a raya continua asalto ofensivo del Madrid. El equipo de Carlo Ancelotti ahora ha marcado un extraordinario 38 goles en ocho partidos, y, después de balonmano descuido de Gerard Piqué, Ronaldo se le dio la oportunidad de conseguir tan notablemente su 19no gol de la temporada.

Ambas partes han mirado vulnerable en la parte posterior en una primera mitad sin aliento que podrían haber contenido mucho más goles en ambos extremos y vivió hasta el valor sin precedentes de los talentos en el programa. Pero una vez que Pepe cabeceó un rincón sólo parecía un ganador. Increíble ritmo y fluidez en el descanso, incluso sin Gareth Bale de Madrid, se le permitió correr motín contra un equipo de Barcelona entrecortadamente empujando hacia adelante. El objetivo de Benzema fue la encarnación de lo que Madrid haga mejor, y por posesión de toda Barcelona, ??el acabado más despiadado de los ejércitos bien pudo haber visto un resultado aún más decisiva.

Share Button