lunes agosto 3 de 2020

Mendieta, Avella y Jara, frente a sus víctimarios en La Habana

01 octubre, 2014 Generales

Llegada de la tercera delegación de víctimas a La Habana2

. Este miércoles viajó a La Habana, Cuba, el tercer grupo de víctimas, integrado por 12 personas, para encontrarse con sus victimarios, en el marco de las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y las guerrillas de las Farc. El grupo lo encabezan los exsecuestrados Alan Jara y el General Luis Erlindo Mendieta, así como la dirigente de la UP Aída Avella.

La delegación es acompañada por la Conferencia Episcopal de Colombia, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Universidad Nacional, cuyos representantes revelaron en rueda de prensa los nombres de las personas que integran el nuevo grupo de víctimas.

Las instituciones acompañantes reiteraron que la selección de las víctimas en esta ocasión se basó en presentar una delegación en la que se hacen visibles realidades del conflicto en zonas del país que no figuraron en ocasiones anteriores, como en el caso de los departamentos de Vaupés, Bolívar, Cesar, Putumayo y Norte de Santander.

“El grupo que viaja en esta oportunidad a Cuba trae a la memoria episodios del conflicto que marcaron al país, cómo la violencia ejercida contra la Unión Patriótica, el brutal atentado al Club El Nogal en Bogotá y la terrible masacre de La Gabarra en Norte de Santander”, señala el comunicado entregado por las tres entidades encargadas de la selección.

También hacen parte de este grupo representantes del sector ganadero, uniformados que fueron privados de su libertad y colombianos que han tenido que salir del país por amenazas, rehaciendo sus vidas en el exterior.

Las instituciones acompañantes de estos encuentros, expresaron su preocupación por las amenazas, insultos y calumnias de las que han sido objeto algunos de los participantes de las delegaciones anteriores.

“Defendemos plenamente la libertad de expresión, pero consideramos que este no puede ser el camino para amenazar y calumniar a otros, especialmente cuando se trata de personas que han sufrido el horror del conflicto y que no merecen ser re-victimizadas por tratar de aportar a la paz”, señalaron.

De acuerdo con el coordinador residente humanitario de las Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, “en esta delegación habrá representantes de varias regiones, que no han sido representadas por las delegaciones anteriores”.

La delegación es acompañada por la Conferencia Episcopal de Colombia, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Universidad Nacional, cuyos representantes revelaron en rueda de prensa los nombres de las personas que integran el nuevo grupo de víctimas.

Las instituciones acompañantes reiteraron que la selección de las víctimas en esta ocasión se basó en presentar una delegación en la que se hacen visibles realidades del conflicto en zonas del país que no figuraron en ocasiones anteriores, como en el caso de los departamentos de Vaupés, Bolívar, Cesar, Putumayo y Norte de Santander.

“El grupo que viaja en esta oportunidad a Cuba trae a la memoria episodios del conflicto que marcaron al país, cómo la violencia ejercida contra la Unión Patriótica, el brutal atentado al Club El Nogal en Bogotá y la terrible masacre de La Gabarra en Norte de Santander”, señala el comunicado entregado por las tres entidades encargadas de la selección.

También hacen parte de este grupo representantes del sector ganadero, uniformados que fueron privados de su libertad y colombianos que han tenido que salir del país por amenazas, rehaciendo sus vidas en el exterior.

Las instituciones acompañantes de estos encuentros, expresaron su preocupación por las amenazas, insultos y calumnias de las que han sido objeto algunos de los participantes de las delegaciones anteriores.

“Defendemos plenamente la libertad de expresión, pero consideramos que este no puede ser el camino para amenazar y calumniar a otros, especialmente cuando se trata de personas que han sufrido el horror del conflicto y que no merecen ser re-victimizadas por tratar de aportar a la paz”, señalaron.

Hasta el momento dos delegaciones de 12 víctimas cada una han sostenido encuentros con los negociadores del Gobierno y las Farc. Lo dispuesto por un acuerdo alcanzado en la Mesa de Conversaciones es que sean en total 60 víctimas las que viajen a La Habana para reunirse con los negociadores. El primer grupo viajó el pasado 16 de agosto y el segundo se trasladó a la isla el 10 de septiembre.

Las 60 personas que se reúnen con los negociadores son elegidas por una comisión integrada por representantes de las Naciones Unidas, la Universidad Nacional y la Conferencia Episcopal. Cada delegación de víctimas es acompañada por Fabrizio Hochschild de la ONU, Alejo Vargas de la Universidad Nacional y el padre Darío Echeverri, secretario de la Comisión de Conciliación Nacional de la Iglesia Católica.

Igual que en las dos ocasiones pasadas, la delegación estará integrada por víctimas de las Farc, los paramilitares, el narcotráfico y agentes del Estado. 

Quiénes conforman la delegación

Alan Jara: Fue secuestrado por el frente 26 de las FARC-EP el 15 de julio de 2001 en el municipio de Lejanías, departamento del Meta, cuando se desplazaba en un vehículo de las Naciones Unidas. Liberado el 3 de febrero de 2009.Atribuido a: FARC-EP-Región: Meta 

Luis Herlindo Mendieta: Comandante del Cuerpo de Policía en el Departamento de Vaupés en el momento en que se presentó la «toma de Mitú» el 1 de noviembre 1998 por parte de las FARC-EP. Permaneció privado de la libertad hasta el 2010 cuando fue rescatado por el Ejército Nacional. Durante los primeros  6 años de su cautiverio su familia no tuvo información acerca de su suerte. Atribuido a: FARC-EP-Región: Vaupés

Emilse Hernández Perdomo-: Capturada y acusada de ser guerrillera de las FARC-EP por hombres que se identificaron como integrantes del Ejército Nacional en una finca ubicada en el municipio de Planadas, Tolima el 16 de julio de 2008. A pesar de estar en estado de embarazo fue golpeada y obligada a caminar largas jornadas, lo que causó la muerte de su hijo, el que fue arrojado en su presencia a unos perros, aumentando el nivel de victimización y de dolor. Fue obligada a caminar por todo el pueblo exhibiéndola a la población como  guerrillera y posteriormente llevada a la cárcel donde fue procesada por rebelión.Atribuido a: Fuerza Pública-Región: Tolima

Aida Avella-: Líder política de la Unión Patriótica. Fue víctima de un atentado el 7 de mayo de 1996 cuando ejercía el cargo de Concejal de Bogotá. Ante las amenazas contra su vida y el homicidio de más de 3.200 integrantes de su movimiento político y más de 500 desparecidos, amenazados y detenidos se exilió en Suiza dos días después del atentado y permaneció allí 17 años, seis meses y cuatro días. Regresó a Colombia en noviembre del 2013.Atribuido a: Grupos paramilitares-Región: Bogotá

Camilo Umaña Hernández: Abogado. Hijo de Eduardo Umaña Mendoza, destacado litigante y defensor de derechos humanos asesinado el 18 de abril de 1998 a manos de fuerzas estatales. Atribuido a: Grupos paramilitares y Fuerza Pública-Región: Bogotá

Martha Luz de Ujueta: El 7 de febrero de 2003 estalló un carro bomba en el Club el Nogal dejando 36 personas muertas y cientos de heridos. Entre las personas fallecidas, se encontró su hijo menor Alejandro Ujueta Amorocho de 20 años, en la fecha del ataque. Entre los gravemente heridos estuvo su hijo mayor, Juan Carlos Ujueta Amorocho, que para entonces tenía 22 años, hecho que ha afectado a toda su familia, especialmente a su padre. Juan Carlos se ha venido recuperando pero aún sigue padeciendo secuelas del atentado. Atribuido a: FARC-EP-Región: Bogotá

Ximena Ochoa: Ganadera del departamento del Huila. En 1989 el frente 13 de las FARC-EP secuestró a la señora Celmira Sánchez, madre de Ximena, quien fue liberada después del pago de un rescate. Durante la vigencia de la zona de despeje en el Caguán, su familia fue víctima de abigeato de la finca de El Doncello. En los últimos años, ha denunciado llamadas extorsivas por hombres que se identifican como miembros de las FARC. Atribuido a: FARC-EP-Región: Huila

 María Victoria Liu: Lidereza, defensora de derechos humanos. Su esposo, Pedro Celestino Viáfara Asprilla, maestro de construcción, fue asesinado el 26 de agosto del año 2000 en la zona rural de Triana Buenaventura, en una masacre en la que murieron siete personas, razón por la cual tuvo que desplazarse a la zona urbana del municipio. Pertenece a la Red Mariposas de Alas Nuevas, organización galardonada por el premio internacional Nansen otorgado por ACNUR por su trabajo de acompañamiento a las mujeres víctimas.  Atribuido a: Grupos paramilitares-Regíon: Valle del Cauca (Buenaventura)

Luis Fernando Arias Arias: Su abuelo y su tío fueron asesinados por los paramilitares. Su pueblo Kankuamo ha sido desplazado y centenares de sus líderes asesinados. Actualmente es Consejero Mayor – Presidente de la Organización Indígena de Colombia – ONICAtribuido a: Grupos paramilitares-Región: Cesar

Soraya Bayuelo Castellar: Comunicadora Social – Periodista, Premino Nacional de Paz 2013. El 5 de julio de 1998, su hermano Milton Rafael Bayuelo Castellar cayó en una de las masacres vinculadas a la acción del paramilitarismo en Carmen de Bolívar. El 17 de agosto de 2000, supuestos miembros de las Farc-EP pusieron una bomba en una ferretería que quedaba en la plaza del pueblo mientras iba pasando por el lugar su sobrina María Angélica Roncallo Bayuelo con dos amigas  del colegio, María Claudia Hernández e Ingrid Jhoana Ochoa, de 13 y 14 años respectivamente. Murieron las tres.Atribuido a: FARC-EP y grupos paramilitares -Región: Bolívar (Montes de María)

Nancy Yamila Galárraga: Madre cabeza de familia. Hija de Blanca Nieves Meneses, quien sufrió la desaparición forzosa de cuatro de sus hijas: Yenny Patricia (22 años), Mónica Liliana (19 años), Nelsy Milena (19 años) y María Nelly (13 años), quienes fueron raptadas de su propia casa en el municipio de La Dorada (Municipio de San Miguel Putumayo) por paramilitares pertenecientes al Bloque Central Bolívar el 1 de enero de 2001. En julio de 2010 los restos de sus hermanas fueron encontrados, exhumados, identificados y entregados con evidencias de violencia sexual, tortura y desmembramiento. Atribuido a: Grupos paramilitares-Región: Putumayo

Erika Paola Jaimes: Bachiller. Durante la masacre de La Gabarra en el departamento de Norte de Santander cometida por los paramilitares  en el año de 1999, perdieron la vida más de 100 personas. Posteriormente continuaron otras masacres y violencias en el mismo municipio. Erika tiene ahora 18 años, tenía tres años en la época de la masacre. Su tío, hermano, cuñada y sobrina fueron asesinados en La Gabarra. Atribuido a: Grupos paramilitares-Región: Norte de Santander

Share Button