viernes octubre 30 de 2020

Álvaro Galvis, subcampeón mundial de Paracycling en Holanda

27 marzo, 2015 Ciclismo, Deportes
Álvaro Galvis

El ciclista santandereano Álvaro Galvis ha sido dos veces campeón y dos veces subcampeón mundial. / Gustavo Torrijos

Todos los deportistas colombianos son dignos de admirar, pero mucho más quienes a pesar de tener alguna discapacidad física logran destacarse. Uno de ellos es el ciclista santandereano Álvaro Galvis, quien logró el subtítulo en el campeonato mundial de paracycling que se disputa en el velódromo Omnisports de Apeldoorn, Holanda.

El colombiano perdió la final de los 3.000 metros persecución individual con el chino Ghiua Liang, quien se colgó el oro.

Galvis conquistó así su cuarto podio en campeonatos del mundo organizados por la Unión Ciclística Internacional (UCI), el primero en la especialidad de pista. Antes se había coronado en la prueba de fondo de los mundiales de ruta en Roskilde (Dinamarca) y Greenville (Estados Unidos), mientras que en Baie Comeau (Canadá) quedó segundo.

Potente y resistente, Galvis decidió comenzar a trabajar para destacarse también en los velódromos y los resultados ya saltan a la vista. De la mano de Benedicto Hernández, Federico Muñoz, Marco Tulio Ruiz y el seleccionador nacional José Chepe Castro comenzó a depurar su técnica y aprender todos los secretos de las pistas.

“Esta nueva medalla es la suma de mucho trabajo. Afortunadamente logramos llegar a la final. Fue una prueba muy disputada en la que sólo por escasas milésimas me ganó el corredor de la China”, dijo la gran estrella de la selección de Colombia, apoyada por Manzana Postobón, una vez concluyó la prueba.

“Quedé contento porque logré darle una alegría al país. Esto me motiva para lo que viene en los Juegos Parapanamericanos de Toronto y los Paralímpicos de Río de Janeiro 2016. Voy con todo”, afirmó.

Su entrenador, José Castro, destacó que “fue un segundo puesto con lucha, con sacrificio y con pundonor deportivo de Álvaro y de todo el equipo, porque si gana uno, ganamos todos. Es un ejemplo de la entrega, la dedicación y el esfuerzo que tiene un ciclista con una limitación, pero que nos impide estar entre los mejores del mundo de la persecución”.

Un ejemplo de superación

A Álvaro Galvis la vida le cambió de la noche a la mañana. Cuando tenía 18 años se mudó a Bogotá para iniciar su carrera como deportista profesional. Obtuvo varios premios y distinciones, pero en 2003 le diagnosticaron cáncer de huesos en la pierna izquierda: un condrosarcoma (tumor maligno que se forma en las células de los cartílagos) que tenía que ser tratado de inmediato. Comenzó el proceso y al año siguiente el tumor le fue extraído, pero la herida demoró mucho tiempo en cerrar y sanar.

Los dolores siguieron y su malestar no lo dejaba tener una vida normal. Acostumbrado a luchar contra las adversidades desde muy pequeño, intentó seguir adelante, pero en 2007 tuvo que tomar una de las decisiones más drásticas en su vida: permitir que le amputaran la pierna izquierda.

“El 7 de febrero me operaron. El cambio fue muy duro”, relató en ese momento. Y claro que tenía que ser duro, porque era volver a empezar la vida como persona discapacitada. Pero el destino le tenía deparado un buen futuro.

Gracias al apoyo de su familia y en especial de su hermano Eduardo, volvió a tomar la bicicleta, la que lo había acompañado en sus gestas como ciclista competitivo, y empezó a entrenar, al comienzo como terapia, pero después como su principal arma para demostrar que no se dejaba vencer por nada.

Todos sus esfuerzos, entrega, dedicación y capacidad de superación se han visto recompensados con múltiples medallas en eventos nacionales e internacionales. De hecho, este santandereano nacido en Floridablanca hace 45 años es uno de los deportistas colombianos más destacados de la historia.

Con un tiempo de 3 minutos, 53 segundos y 237 milésimas, logró un nuevo podio mundial y se demostró a sí mismo que tiene con qué pelear una presea olímpica. “Debo mejorar un tanto en la salida, pero quedé satisfecho porque demostré que estoy a la altura de los mejores del mundo”.

Share Button