jueves enero 21 de 2021

El uribismo explica sus razones para oponerse al proceso de paz

30 marzo, 2015 Política
Alfredo Rangel, Senador de la República por el Centro Democrático.

Alfredo Rangel, Senador de la República por el Centro Democrático.Foto: @CeDemocratico

A través de un documento de cinco páginas, el uribismo reafirmó este lunes sus principales críticas al proceso de paz con las Farc.

Los uribistas creen que los diálogos en La Habana han aumentado los niveles de inseguridad, el narcotráfico y temen que los delitos cometidos por los líderes de esa guerrilla queden en la impunidad.

El partido Centro Democrático, que lidera el expresidente y senador Álvaro Uribe, señala que las negociaciones con la guerrilla «han ocasionado un deterioro en la seguridad del país».

En su informe, además, los uribistas revelan estadísticas que, a su juicio, dan cuenta de un aumento en las actividades criminales de la guerrilla.

«La extorsión ha aumentado en 232%, los ataques contra las instalaciones militares subieron 111%, los atentados contra los oleoductos se incrementaron en 355%, los hostigamientos contra la Fuerza

Pública aumentaron 69%, los retenes ilegales 64% y las acciones terroristas 62%», afirma el partido.

Según el Centro Democrático, también se ha «deteriorado la seguridad urbana (…) minado la confianza inversionista (…) y la Fuerza Pública está desmotivada con las concesiones del gobierno al terrorismo y con su humillante igualación con los criminales en los diálogos de La Habana. Estos diálogos mal concebidos y mal conducidos se han convertido en un riesgo para la seguridad nacional».

De igual forma, el documento señala que el país ha «vuelto a tasas de crecimiento económico mediocres», mientras que cambios adoptados en las reglas tributarias afectan la inversión.

Según el documento, las negociaciones en La Habana esconden «riesgos en materia de iniciativa económica privada» y afectan la capacidad de generación de ingresos para el Gobierno.

El Centro Democrático además denuncia en el texto que el Gobierno «ha negociado el desarrollo rural del país» con el llamado Acuerdo Agrario que trae riesgos para la producción agropecuaria y la vida rural.

Otro de los puntos señala que «el enfoque territorial de la Reforma no está concebido para un desarrollo armónico de todos los renglones y niveles de la producción agropecuaria y su articulación con los mercados, sino para garantizar el control territorial y político de las Farc».

‘Farc se burlan de los acuerdos’

El Centro Democrático expresa en el documento que el cese unilateral anunciado por las Farc «es una farsa», puesto que, según el partido, la guerrilla «ha seguido atacando a la población civil».

Temas como la extorsión, amenazas, sembrado de minas, narcotráfico, toma de armas y el reclutamiento forzado, son prácticas que no cesan en las Farc, afirma el uribismo.

Además, esa colectividad dice que las soluciones a la situación jurídica de miembros de las Fuerzas Armadas no deben depender de los acuerdos que se logren en Cuba y propone crear un tribunal pro témpore que revise, en una única instancia, las sentencias condenatorias de policías y soldados que han sido proferidas por la justicia ordinaria.

“Creemos, además, que a los miembros de la Fuerza Pública hay que darles la oportunidad de defenderse en libertad con condiciones que deben ser reglamentadas”, aseguran.

Por otro lado, la idea del Centro Democrático es que los principales dirigentes de las Farc paguen cárcel, que no sean elegibles políticamente y que entreguen el dinero producto del narcotráfico, con el fin de reparar a las víctimas. Sin embargo, el partido afirma que “no objetaría” que los guerrilleros rasos no vayan a prisión.

Además, si se firma un pacto final, proponen que todos los acuerdos estén puestos a consideración de los colombianos. “Una de dichas alternativas podría ser la integración de un Órgano Electoral Transitorio para la paz que tenga la tarea de desarrollar, en lo que corresponda, los acuerdos suscritos”, dice el documento.

Por último, el Centro Democrático reitera que hay que “estar dispuestos a prolongar los diálogos” y que las Farc deben entregar sus armas para que sean destruidas.

Share Button