martes julio 9 de 2024

El fundador de la emblemática librería LERNER falleció a los 93 años

11 agosto, 2022 Libros

Salomón Lerner, hito en la historia editorial colombiana Cortesía Librería Lerner

Bogotá, 11 agosto de 2022_RAM_ Salomón Lerner, figura imprescindible para la cultura del libro en el país, falleció este miércoles en España a la edad de 93 años. Fue considerado un importante gestor cultural de Colombia, al crear una de las librerías más emblemáticas del territorio nacional.

El oficio de librero lo aprendió de la mano de Rafael Vega Bustamante. Viendo la faena, Lerner comenzó su trayectoria cargando cajas y encargándose de la mensajería. Aun así, su amor por los libros fue evidente y supo cómo conectar con el lugar y los clientes que lo visitaban. Poco a poco la librería fue creciendo y se convirtió en “La librería generalista de Colombia”, pensada inicialmente para comercializar textos académicos.

Hablar de Salomón Lerner es hablar de las letras, de la cultura; de un hombre que llegó a Colombia a impulsar el mundo literario a través de la librería en la que se acogen más de 200 mil ejemplares de diferentes géneros y temáticas.

El argentino de origen ruso llegó a Colombia y fundó la famosa librería Lerner en 1958. En este, su primer local ubicado en la calle 14, en el centro de Bogotá, se convirtió en una referencia nacional para la cultura y el arte colombiano. Debido a su auge, años más tarde se trasladó al edificio de la Avenida Jiménez 4-35, un extenso local con más de 160 mil referencias literarias, con dos sedes en Bogotá y una en Medellín.

Su huella sigue y seguirá vigente, su legado marcó un hito en la historia del sector editorial colombiano, así como en las personas que trabajaron directa o indirectamente con él y en todos los lectores que empezaron su formación por los pasillos de la Librería.

«Es un momento para conmemorar el gran legado que nuestro fundador le deja a Colombia, muchos de ustedes han sido amigos de la librería, en algunos casos por generaciones. Como libreros hemos visto crecer a los lectores, a los amantes de los libros, a los investigadores y profesores de ayer, hoy y mañana. Todo esto gracias a que Salomón Lerner, en 1958, decidió abrir este espacio que tanto ha significado para nuestro país», reza la publicación oficial de la librería.

Primeros pasos

Libreria LERNER

El librero nació el 21 de septiembre de 1929 en Moisés Ville, Mendoza, Argentina. Llegó a Colombia en 1955 buscando abrir mercado para la editorial de un tío y en 1958 abrió su primera librería. Los textos jurídicos y científicos fueron las primeras semillas de lo que hoy se consolida como una de las cadenas más diversas, importantes y respetadas del país.

Luego de conocerse la noticia sobre su muerte, comenzaron aflorar los mensajes de condolencias; incluso la Cámara Colombiana del Libro manifestó su pesar por esta partida: “Lerner, un hombre optimista, entusiasta y comprometido, desde su llegada a Colombia se empeñó por innovar y fortalecer la industria editorial. Siempre presumió su amor por los libros, la lectura y la cultura, ejes fundamentales y de gran importancia en todos los eslabones de su vida. Un personaje apasionado por la pintura, la fotografía, la poesía, los boleros, los viajes y, por supuesto, por el oficio de la edición”.

Sin duda, Lerner fue testigo de las transformaciones culturales y económicas a nivel mundial. Varios cultores recuerdan los primeros años del librero en Colombia. En sus inicios, Lerner incursionó como vendedor de libros jurídicos, tratando de imponer en el sector una editorial argentina, que tenía libros muy valiosos, entre ellos la “Enciclopedia jurídica”. También, hizo parte de la revolución de la industria gráfica colombiana a principios de los años sesenta. Adicionalmente, creó el sello editorial “Ediciones Lerner” y la imprenta “El Gráfico”.

“Un librero se forma con trabajo”

En julio del 2016 Salomón Lerner ofreció una entrevista para la Cámara Colombiana del Libro en la que expresó: “Un librero se forma con trabajo, con vocación y con amor a los libros. En realidad, para mí ha sido maravilloso, porque gracias al libro en mi vida no he encontrado una puerta cerrada, al libro le debo todo, todo lo que pude lograr y hacer, por las conexiones que me daba, por el respeto que me inspira. Por lo maravilloso que es el libro. Pero yo soy un librero agradecido, espero que mis hijos continúen”.

Gracias a su ejercicio editorial, la Librería Lerner se convirtió en el eje central donde recaería el conocimiento académico y que rápidamente concentró, no solo la vanguardia literaria del mundo, sino que albergó gran parte de las manifestaciones culturales del país, con nombres imprescindibles como Fernando Botero y García Márquez dentro de los más cercanos.

Fue fotógrafo y periodista en su juventud en su natal Argentina. A Colombia llegaría precisamente tras un breve paso por varios países de Latinoamérica, sin saber que en este país encontraría su vocación como librero. En la capital colombiana, además de fundar uno de los iconos culturales de la capital, también crio a sus cuatro hijos: Diana, Samuel, Rubén y Eduardo, junto a su Rosa Grimberg.

A la par con la librería, Salomón Lerner incursionó en la industria fonográfica con su sello Discos Coro, el cual estaba dedicado al bolero. En su imprenta “El Gráfico” realizó varias publicaciones bajo el sello Ediciones Lerner como la revista “La nueva economía” y la revista jurídica “Derecho Positivo”.

En 2016 tuvo la idea de plasmar todas sus vivencias en un libro y para ello buscó al escritor Miguel Ángel Manrique. La biografía llevó por nombre: “Salomón Lerner. Empezar de nuevo”, una frase que significaba para el librero “una constante en mi vida”.

Manrique lo define como un hombre “trabajador, divertido, entusiasta, sabe ser amigo de sus amigos. La amistad es el pegamento del éxito de sus proyectos, porque los relaciona con el corazón. Descubrí que es un ser humano que permitió la construcción de un país culturalmente más moderno, permitió que las industrias gráficas crecieran, que creó una librería muy importante por el catálogo y en la mente de los colombianos. Es un personaje cosmopolita”.

Lerner será recordado como la pieza coyuntural que dio apertura a un mercado rico en cultura desde una perspectiva académica, sentida y de relevancia.

Share Button