lunes noviembre 11 de 2019
Reportero: Rubén Darío Mejía Sánchez
RUBEN DARIO MEJIA SANCHEZ2018-12-10 at 6.01.01 PM (2)

El Ojo del Halkón Un país al garete

Un viejo sabio que era Frutoso Inés de los Santos Apóstoles Sánchez (mi abuelo), decía meses antes de morir que uno no deja de aprender y que la humanidad le da a cada momento una sorpresa, dejó este mundo terrenal faltándole dos meses para cumplir 100 años. Y agregaba, no hay nada más peligroso que al momento de partir de este mundo uno esté acompañado de un matasanos (médico), un abogado, un cura o un político.

RUBEN DARIO MEJIA SANCHEZ2018-12-10 at 6.01.01 PM (2)

El Ojo del Halkón Intolerancia

Quizá la noticia en primer plano para todos los medios de comunicación y en especial para los amarillistas, lo sucedido en Nueva Zelanda fue la irresponsabilidad de Facebook al no estar vigilando la transmisión que hacía un loco asesino por la red social. No importó que fueran mas de 40 los muertos, sino que se centraron en si había tenido o no responsabilidad Facebook por esa transmisión en directo.

RUBEN DARIO MEJIA SANCHEZ2018-12-10 at 6.01.01 PM (2)

El Ojo del Halkón Humillación y falta de respeto

La mesa estaba servida, el Estadio estaba en forma, las tribunas estaban llenas y el plato del día listo, todo era perfecto en la cancha del Estadio Nemecio Camacho El Campín, de la ciudad de Bogotá. Seguidores de Millonarios y de Nacional se alistaban a ver un gran espectáculo y como se dice de manera coloquial, el Estadio estaba hasta las banderas, todo sería una gran fiesta y fue una gran fiesta futbolera, porque los hombres de ambos equipos dieron todo de si y los aficionados debieron de salir satisfechos del superclásico correspondiente a la novena fecha de la Liga Aguila I-2019.

RUBEN DARIO MEJIA SANCHEZ2018-12-10 at 6.01.01 PM (2)

El Ojo del Halkón La polución nos está matando

Hay medio Bogotá que está escandalizado e indignado por las medidas tomadas por la Alcaldía de Bogotá para poner freno al problema de contaminación que ha comenzado a hacer mella en la Capital de la República. Han puesto el grito en el cielo, los comerciantes, las personas que salen en las mañanas a hacer deporte y principalmente los conductores de carros de bajo y alto cilindraje,