sábado noviembre 28 de 2020

Gobierno y comunidades indígenas firman 25 acuerdos; sin embargo, la minga continúa

25 octubre, 2013 Generales

Tras 7 días de intensas y prolongadas negociaciones, el gobierno nacional en cabeza del Ministro del Interior, Aurelio Iragorri, firmó en las últimas horas 25 acuerdos con las comunidades indígenas, pero los líderes de la “minga” notificaron que la movilización continúa porque aún fatal por definir 3 puntos fundamentales: solución estructural al problema territorial de los Pueblos Indígenas, exclusión de los megaproyectos del sector mineroenergético en los resguardos y los Tratados de Libre comercio (TLC).

Los acuerdos se suscribieron en el resguardo La María, en el municipio de Piendamó, Cauca. El Ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia destacó que los más de 25 acuerdos pactados están relacionados con territorio, derechos humanos, autonomía política, jurídica y administrativa, entre otros.

El Ministro Iragorri Valencia resaltó, entre los principales puntos del acta, que el Gobierno Nacional dará cumplimiento al artículo 56 de la Constitución de 1991, el cual permite la autonomía de las comunidades indígenas y el manejo de sus recursos.

“Hemos logrado un acuerdo que hemos considerado histórico porque es el cumplimiento de una obligación constitucional que durante 22 años se incumplió en Colombia. Estamos firmando hoy el artículo 56 transitorio que es el que va a permitir que ese anhelo de los pueblos indígenas de tener su verdadera independencia y autonomía sea una realidad”, afirmó el jefe de la cartera política.

En materia de ampliación y saneamiento de resguardos Indígenas, el Gobierno Nacional, en cabeza del Incoder, trabajará durante los próximos seis meses en la actualización de 400 expedientes de saneamiento.

  El documento también contempla la asignación de recursos por un valor total de ochenta mil millones de pesos para la compra de tierras a los pueblos indígenas.

“Estos acuerdos no van a ser de papel, se va a convertir en realidad. Logramos mediante un trabajo de diálogo y concertación unos acuerdos que jamás se habían logrado en Colombia sin el bloqueo de las vías públicas. Esto es ejemplo de que las cosas si se pueden hacer” señaló el alto funcionario.

A su turno, los líderes del movimiento indígena advirtieron que aún faltan importantes puntos por pactar, y que mientras no haya acuerdo sobre ellos, la minga continúa.

Así lo establecieron en un comunicado que expidió la autoridad del gobierno indígena de al ONIC, en el cual entregan su versión sobre los acuerdos logrados con el gobierno y el futuro del movimiento indígena.

Los términos del comunicado, son los siguientes:

Después de la entrega del documento político de la Minga Social Indígena y Popular –Por la Vida, el Territorio, la Autonomía y la Soberanía-, el pasado 17 de octubre, la Comisión Política de la Minga compuesta por delegadas y delegados de las macro regionales de la ONIC: Amazonía, Centro Oriente, Orinoquía, Norte y Occidente del país, así como el Gobierno Nacional, en cabeza del Ministro del Interior Aurelio Iragorri, los Viceministros de: Asuntos Agropecuarios, Minas y Energía, Educación Básica y Media, Ambiente y Desarrollo Sostenible, Salud Pública y Protección Social, como también funcionarios del Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Hacienda, estuvieron trabajando durante seis días, de manera conjunta y en espacios autónomos, los cinco puntos de exigencias de la Minga: Territorio; Autonomía Política, Jurídica y Administrativa; Política Minero Energética del País; Derechos Humanos, Conflicto Armado y Paz y Política Económica y Agraria Colombiana.

Al respecto, el Gobierno Indígena de la ONIC, se permite informar a la opinión pública nacional e internacional el alcance de los acuerdos logrados entre el Gobierno Indígena de la ONIC, en representación de la Minga Social Indígena y Popular y el Gobierno Nacional de Colombia.

En primer lugar, reconocer y agradecer a las mujeres, hombres, niñas y niños, jóvenes, mayores y mayoras, de los Pueblos Indígenas que se movilizaron a lo largo y ancho del territorio nacional.

Su participación activa, resistencia y lucha en cada uno de los 18 sitios de concentración de la Minga fueron determinantes para lograr avances esenciales en el ejercicio pleno de los derechos de los Pueblos Indígenas, reconocidos por la Constitución Política de 1991, en particular lo referido a la expedición de un decreto de origen constitucional para el funcionamiento de los Territorios Indígenas, las autoridades, el gobierno así como los sistemas propios de salud, educación y la administración propia de los recursos del Sistema General de Participaciones. Este es un paso fundamental para materializar la autonomía y el gobierno de los Pueblos Indígenas en Colombia, una esperanza que se abre para cientos de Pueblos Indígenas en el mundo.

Así mismo, se logró la asignación de recursos para la compra de tierras destinadas a los Pueblos Indígenas.

Estos recursos son adicionales a los acuerdos que varios Pueblos han celebrado con el Gobierno Nacional.

También se acordaron procedimientos expeditos al interior del INCODER para el trámite de una meta de 400 expedientes de saneamiento, ampliación y constitución de resguardos indígenas; la modificación de dos decretos que afectaban la seguridad jurídica de los territorios indígenas y la expedición de un decreto reglamentario de la Ley 21 de 1991, con fundamento en la jurisprudencia del Sistema Interamericano de Derechos Humanos para el goce efectivo del derecho fundamental al territorio.

Se alcanzaron avances respecto a la concertación de Planes de Acción del Auto 092 de 2008 sobre mujeres indígenas en situación de desplazamiento; la protección de territorios de Pueblos Indígenas en riesgo inminente de extinción, nómadas, seminómadas en contacto inicial o no contactados y en aislamiento voluntario, la implementación integral del Decreto Ley 4633 de 2011, del Programa de Garantías de derechos de los Pueblos Indígenas y los Planes de Salvaguarda étnica, así como la concertación y formulación de una política diferencial de derechos humanos.

Se logró el compromiso de fortalecer las Guardia Indígena y otras estructuras propias de protección y control social y territorial, así como la articulación entre las diferentes entidades del Estado encaminadas a la exigencia de la no judicialización y criminalización de los dirigentes y participantes en la Minga.

Es relevante mencionar que la Comisión Política nacional sustentó con alta claridad y calidad política, jurídica y técnica las exigencias y propuestas de la Minga, varias de ellas trascendentales para la sociedad colombiana, sin embargo, no hubo acuerdo con el Gobierno Nacional en los siguientes puntos fundamentales: i) La solución estructural del problema territorial de los Pueblos Indígenas ii) Nuestra determinación para que se excluyan los megaproyectos del sector mineroenergético en nuestros territorios iii) las políticas de libre comercio (TLC).

En todo caso, las partes han hecho un gran esfuerzo para dejar procedimientos abiertos que nos permitan avanzar en estos puntos, por ejemplo, a través de la constitución de una comisión mixta Gobierno Nacional – Gobierno Indígena, para revisar el tema de concesiones, títulos y licencias, con el fin de conducir a la suspensión o revocatoria, de aquellos que sean violatorios de los derechos fundamentales de los indígenas, así como la adopción integral de los mandatos Constitucionales respecto a la Consulta Previa de la Política de privatización de semillas.

El Gobierno Nacional fue insistente respecto a la integración de los Pueblos Indígenas participantes en la Minga al Pacto Agrario, so pretexto de que allí se analizarán la institucionalidad y límites de la política pública diferencial para Pueblos Indígenas. Al respecto, la Comisión Política Nacional de la Minga fue enfática en señalar que la política agraria con enfoque diferencial debe consultarse e implementarse, igualmente que la decisión de hacer parte o no del Pacto Agrario se adoptará únicamente en el marco de la Cumbre Agraria.

La Minga continúa como expresión social, política y organizativa del Movimiento Indígena, por lo tanto invitamos a todos y a todas a conocer, apropiarse, exigir y participar en la verificación del cumplimiento de los acuerdos logrados como fruto de la lucha de esta Minga, y a continuar con la reivindicación de nuestros derechos, y aquellas exigencias que no fueron acogidas por el Gobierno Nacional, apoyando nuestra acción política, con estrategias de exigibilidad y justiciabilidad integral tanto en escenarios nacionales, como internacionales.

LA MINGA CONTINÚA, VIVA LA MINGA SOCIAL INDÍGENA Y POPULAR –POR LA VIDA, EL TERRITORIO, LA AUTONOMÍA Y LA SOBERANÍA-

(Firmado) AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDÍGENA –ONIC

Share Button