viernes mayo 7 de 2021

Leopoldo López se entregó a la Guardia Nacional

18 febrero, 2014 Internacionales

El líder opositor venezolano, Leopoldo López, se entregó a funcionarios de la Guardia Nacional, pocos minutos después de terminar su discurso frente a sus seguidores.

El dirigente opositor Leopoldo López se entregó este martes a las autoridades venezolanas luego de presentarse, sobre las 11:30 a.m. (hora colombiana), en la plaza Brión de Caracas, minutos después de que la Policía retirara el fuerte dispositivo que rodeaba.

López apareció ante miles de personas que se mantienen concentradas en la Plaza Brion de Chacaíto para darle su respaldo y marchar por las calles de Caracas. «Nunca me iré de Venezuela», dijo, al explicar que está dando la cara ante la orden de captura que el gobierno de Nicolás Maduro lanzó en su contra.

«Esta lucha es por todo el pueblo de Venezuela que hoy está sufriendo por un modelo equivocado», reiteró ante miles de personas.

Durante su discurso aclaró que se entregaría aunque es inocente: «No tengo nada que temer. Siempre daré la cara. Mi familia y ustedes son mi fuerza para luchar».

Con una franela blanca con un mapa de Venezuela y arropado con la bandera nacional, expresó: «El día de hoy me presento ante una justicia injusta, que no juzga de acuerdo a la Constitución y las leyes. Si mi encarcelamiento vale para un despertar del pueblo y para que la mayoría de los venezolanos que queremos un cambio podamos construirlo, valdrá la pena», dijo.

Quitan cerco policial

Mientras tanto el Gobierno retiró el fuerte dispositivo policial que rodeaba la Plaza Brión de Caracas, donde el dirigente opositor venezolano Leopoldo López convocó a sus seguidores para marchar hasta el Ministerio del Interior a entregar un documento.

El ministro del Interior, Miguel Rodríguez, indicó que por expresa orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, la Policía desbloqueó los accesos al lugar para permitir que los manifestantes opositores entren libremente a la plaza.

Ello, debido a «la actitud pacífica de los manifestantes», que sin embargo tienen prohibido marchar hacia el centro de Caracas, hasta la sede del Ministerio del Interior, precisó el ministro en una llamada telefónica al canal estatal de televisión VTV.

«No hay autorización» para esto último, aunque los manifestantes «les dijeron a las autoridades que van a quedarse» en la plaza, donde hasta cerca del mediodía aún no llegaba López, añadió el ministro.

La plaza amaneció este martes con un fuerte dispositivo policial que impedía el acceso de los cientos de manifestantes vestidos de blanco y con pancartas con lemas como «más amor menos balas» o «si te duele tu país reacciona, es el momento» que acudieron a la convocatoria.

La Policía impidió inicialmente el acceso a la plaza y mantuvo a cierta distancia a las fuerzas antimotines equipadas con escudos y material antidisturbios.

Las dos marchas

Las calles de Caracas viven dos marchas: la primera, anunciada por el líder opositor Leopoldo López, en la que prometió entregarse a la justicia venezolana; la segunda,  convocada por trabajadores oficialistas que desfilarán por la capital.

Las advertidas marchas suben los niveles de tensión en Venezuela porque Leopoldo López pidió a sus simpatizantes que realicen el mismo recorrido que el miércoles pasado (cuando murieron tres personas) en su camino al Ministerio de Interior y Justicia (MIJ) a donde llevará un pliego petitorio para un cambio democrático en el país y se entregará a las autoridades que giraron una orden de aprehensión en su contra por “instigar a la violencia durante las protestas”.

¿Vivirá Caracas unas marchas pacíficas? Opina en nuestros foros

Asimismo, ha inquietado a los venezolanos que el partido opositor venezolano Voluntad Popular (VP), al que pertenece el dirigente Leopoldo López, denunció que su sede fue allanada tres veces el lunes y que en ninguno de los casos se presentaron órdenes judiciales

Según testigos de la agencia Reuters, López caminó voluntariamente hacia una tanqueta de las fuerzas de seguridad venezolanas, que resguardaban una concentración opositora y entró al vehículo para ser llevado ante la justicia.

El político apareció en público para dirigirse a los seguidores que había convocado para marchar hasta el Ministerio del Interior a entregar un documento.

«Si mi encarcelamiento despierta al pueblo, valdrá la pena”, dijo López a su arribo a la plaza, donde se reunieron cientos de manifestantes vestidos de blanco y con pancartas.

El opositor, contra quien pesa una orden de captura con acusaciones, entre otras cargos, de homicidio y terrorismo, tras los enfrentamientos que dejaron tres muertos el miércoles en Caracas, indicó el domingo que este martes aparecería en esa plaza «para dar la cara» y marchar al Ministerio del Interior a entregar un documento con reivindicaciones.

En su cuenta de Twitter, el líder opositor escribió este martes: “Soy inocente. No tengo nada que temer. Siempre daré la cara. Mi familia y ustedes, son mi fuerza para luchar!”

Así mismo, les pidió a sus seguidores que le acompañen vestidos de blanco hasta un punto desde el que caminará solo hasta llegar al ministerio: “[email protected] no forcemos ninguna situación negativa. Lleguemos hasta el piquete y allí nos sentamos, desmontemos cualquier acción violenta”. Y añadió en Twitter: “Ahí yo pasare solo como lo pedí, no arriesgare a nadie no caigamos en violencia”.

El alcalde del municipio Libertador de Caracas (Distrito Capital), el chavista Jorge Rodríguez, advirtió el lunes que la marcha convocada por López no está autorizada.

Al tiempo, en otro punto de la capital venezolana, se cumple otra multitudinaria manifestación, esta de trabajadores del petróleo identificados con el oficialismo al otro extremo del bulevar al que da acceso la Plaza Briones.

El Gobierno ha acusado a López de instigar los actos de violencia tras la manifestación en Caracas, algo de lo que se ha desligado el opositor, que ha llamado a manifestarse pacíficamente para «salir» del Ejecutivo.

Maduro ha admitido que el miércoles miembros del Servicio de Inteligencia (Sebin), que tenían orden de acuartelamiento, desobedecieron esa instrucción y estuvieron en las inmediaciones de la manifestación. El presidente pidió el domingo a López que aceptara la mediación de la Fiscalía y se entregara «sin shows», asegurando que hay planes de ultraderecha de matarlo para generar una crisis política.

Share Button