jueves noviembre 26 de 2020

Procurador Ordóñez espera por informe del Ejército sobre las chuzadas

06 febrero, 2014 Generales

El procurador general, Alejandro Ordóñez, señaló que está a la espera de un informe por parte de la Inspección General del Ejército, sobre el escándalo suscitado por un nuevo episodio del llamado caso de las “chuzadas”, donde se habrían uintervenido comunicaciones del equipo negociador de paz en La Habana.

El jefe del Ministerio Público señaló que aunque puede asumir investigaciones bajo la figura de “poder preferente”, esperará el informe de las autoridades castrenses para tomar una decisión al respecto.

Ordoñez indicó que espera a “la primera investigación de la Inspección General, el juez natural de los militares. En el momento que se encuentren irregularidades, procederé a ejercer dicho poder preferente. Pero yo espero que haya primero claridad sobre si esa sala estaba protegida por nuestra ley de inteligencia, y eso corresponde manifestarlo a las autoridades militares”.

El ‘poder preferente’, es una figura que permite que el Procurador General asuma directamente el caso dejando de lado la Inspección del Ejército.

“La Procuraduría está vigilante, le corresponde investigar cualquier circunstancia que pueda afectar el deber funcional de los empleados públicos, pero en este caso la Procuraduría va a esperar el informe que la Inspección General del Ejército entregue en los próximos días. Evaluará la prudencia de asumir de acuerdo al poder preferente”, puntualizó el procurador Ordóñez.

Agregó: “Espero la primera investigación de la Inspección General, el juez natural de los militares. En el momento que se encuentren irregularidades, procederé a ejercer dicho poder preferente. Pero yo espero que haya primero claridad sobre si esa sala estaba protegida por nuestra ley de inteligencia, y eso corresponde manifestarlo a las autoridades militares”.

Por último dijo que en torno a este nuevo evento de interceptaciones ilegales “hasta el momento hay una confusión” y aclaró que “no se sabe si era una oficina ilegal o legal y si por ende existieron interceptaciones sin autorización judicial. De todo eso debemos tener claridad antes de elaborar toda una teoría de las consecuencias políticas de ese episodio”.

Share Button