martes noviembre 24 de 2020

Réquiem por los partidos

17 febrero, 2014 Opinión

Lorena Rubiano Fajardo“En política, querido mío, y vos lo sabéis tan bien como yo, no hay hombres, sino ideas; no sentimientos, sino intereses; en política no se mata a un hombre, sino se allana un obstáculo”. Alejandro Dumas

 Por: Lorena Rubiano Fajardo

Las  elecciones que se aproximan para Congreso en nuestro país, traen muchas sorpresas y sobre todo van a mostrar el gran cambio en la mentalidad de los colombianos frente al régimen  y organización de los partidos.

  Una exigua participación de los electores, un 30% y un 40%, demostrará la apatía  frente a los candidatos y a la suerte del país y no entienden o no les interesa saber que  si no participamos, otros decidirán los destinos de nuestra patria. Pero, en parte tienen razón, porque  este debate electoral es muy pobre en ideas y muy rico en ofensas y ataques personales.

  En algún momento les pregunté a mis lectores y seguidores de las redes sociales qué opinaban sobre una invitación que se me hiciera para hacer parte de las listas al Congreso. La idea en principio me llamó la atención, pero las cuentas me aterrizaron, ¿de dónde iba a sacar los mil millones de pesos para una campaña? Y hasta ahí me llegó la fiebre política, agradecí las ofertas de varios partidos y decidí dedicarme a mi grado de abogada. Ahora veo los toros desde la barrera. Y saldrán elegidos los que tengan el dinero suficiente para aguantar ese ritmo de gastos.

Otro aspecto relevante en estas elecciones son los cambios de partido o de movimiento, de extremo a extremo, de la derecha a la izquierda, del azul al rojo y viceversa, mejor dicho los partidos ya no importan, los intereses y ambiciones personales superan cualquier obstáculo ético, moral o partidista. Lo importante es sacar el umbral y salir electos, lo demás es pura fantasía política. Los partidos, sus disciplinas y sus ideales ya no importan. El transfuguismo tiene desorientada a la opinión pública, porque si en otras elecciones han votado por este u otro candidato y ahora lo ven en el otro extremo, entonces se preguntarán ¿y los ideales partidistas dónde los dejo?

  A mi juicio, urge una reforma política profunda, que cree entre otras cosas nuevamente la circunscripción departamental para el Senado, dé garantías e igualdad de oportunidades a la oposición, baje sustancialmente los costos de campaña y elimine el Consejo Nacional Electoral.

[email protected]

Share Button