sábado septiembre 18 de 2021

Firma de acuerdo de paz sería el acto más revolucionario de las guerrillas: Angelino Garzón

04 marzo, 2014 Generales

El vicepresidente de la República, Angelino Garzón sostuvo hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra que “la firma del acuerdo de paz seria el acto más revolucionario de las guerrillas y contribuiría a hacer realidad el anhelo de la población colombiana a vivir en tranquilidad”.

Garzón advirtió, además, que el interés del Presidente Juan Manuel Santos es protocolizar este mismo año acuerdos de paz, tanto con la guerrilla de las Farc como del Eln.

En tal sentido, solicitó a todos los Gobiernos y a la sociedad civil representada en el Consejo de Derechos Humanos pedir a las guerrillas colombianas “dar el paso y romper los miedos de firmar un acuerdo de Paz”.

En la sesión, en la que participó Ban Ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, el vicepresidente Garzón destacó los avances hechos por el gobierno colombiano en materia de derechos humanos y tácitamente rechazó los informes que periódicamente emite el gobierno de los Estados Unidos sobre la situación de derechos humanos en Colombia y otros países.

Al efecto dijo que “en las condiciones particulares de Colombia ningún país del mundo, por importante y desarrollado que sea tiene el derecho de abrogarse el papel de guardián de los derechos humanos, porque entonces sobrarían este Consejo y todos los organismos multilaterales que la comunidad internacional ha creado para velar por su cumplimiento”.

De otro lado, Garzón informó al Consejo que el pasado 10 de diciembre, de manera tripartita por parte de representantes del Estado, la sociedad civil y la comunidad internacional en Colombia, se entregó al Presidente de la República la Propuesta de Política Pública de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario con una mirada a veinte años.

El Documento –continuó diciendo –denominado “De la Violencia a la Sociedad de los Derechos” recoge las voces de cerca de 19.000 personas, hombres y mujeres, incluyendo más de 9.000 organizaciones sociales que participaron en los 34 foros realizados en las diferentes regiones del país, así como en la conferencia nacional de derechos humanos celebrada en diciembre de 2012.

“Estamos seguros, subrayó — que de esta propuesta de política pública, elaborada para veinte años, con enfoque territorial y poblacional, contribuirá a avanzar desde el Estado y la sociedad colombiana hacia una paz estable y duradera”.

Agregó que de hecho ya se iniciaron trabajos para que la propuesta de derechos humanos “sea adoptada como Política de Estado y su estrategia de implementación sea reflejada en el Plan Nacional de Desarrollo”.

En esa perspectiva, solicitó al Consejo que “siga acompañando al nuevo Gobierno para que esta Política de derechos humanos continúe estando bajo la responsabilidad del Presidente de la República y para que, en el marco de una relación de socios, con espíritu de cooperación recíproca, corrigiendo lo que sea necesario, se siga trabajando en Colombia con la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos. Personalmente creo que es el mejor homenaje que podemos rendir a su extraordinaria labor”.

Share Button