martes diciembre 1 de 2020

La vida florece en el Morro de Moravia

28 marzo, 2014 Antioquia

La actual Administración Municipal ha invertido $2.600 millones en el proyecto “Moravia florece para la vida”. 17 entidades participan en la ejecución de esta metamorfosis.Moravia es hoy modelo de transformación ambiental, económica, social y cultural y ejemplo local, nacional e internacional, por el trabajo articulado y corresponsable entre gobierno, comunidad, academia y empresa privada.

Lograr la transformación integral del territorio y mejorar la calidad de vida de los 40 mil habitantes de Moravia y su área de influencia (Comuna 4 – Aranjuez), es el propósito fundamental del proyecto “Moravia florece para la vida”, en el cual la actual Administración Municipal ha invertido $2.600 millones.

Gracias a este proyecto, Moravia, el barrio más densamente poblado de Medellín y al que durante 35 años utilizamos como botadero de basuras de toda la ciudad, es hoy modelo de transformación ambiental, económica, social y cultural, y se convierte en ejemplo local, nacional e internacional, por el trabajo articulado y corresponsable entre gobierno, comunidad, academia y empresa privada.

El proyecto “Moravia florece para la vida” es muestra de la articulación interinstitucional, de la innovación, del desarrollo económico y del mejoramiento de la calidad de vida que se viene gestando en las zonas más vulnerables de Medellín.

Son 17 las entidades que hoy hacen parte del proyecto: la Vicealcaldía de Gestión Territorial, con su Gerencia de Moravia; las secretarías de Medio Ambiente, Desarrollo Económico, Participación Ciudadana, Gobierno y Derechos Humanos, Mujeres, Salud y la Secretaría de Comunicaciones.

También participan la Empresa de Desarrollo Urbano – EDU, EMVARIAS, ISVIMED, el Centro de Desarrollo Cultural de Moravia, el Cedezo de Moravia, Parque Explora, el Jardín Botánico de Medellín “Joaquín Antonio Uribe”, la Institución Universitaria Tecnológico de Antioquia y se destaca,  la vinculación de la Cátedra Unesco de Sostenibilidad Universidad Politécnica de Cataluña.

Este proyecto tiene tres ejes temáticos de transformación: el económico, el social y por último el urbano, paisajístico y ambiental, con los cuales se ha trabajado en la restauración ambiental, en el fortalecimiento de las unidades productivas y de organizaciones sociales, en el acompañamiento social a las familias y en el embellecimiento del antiguo morro de basuras en donde llegaron a vivir 2.138 familias (14.600 personas). Hoy solo quedan 255 familias que serán reasentadas en el proyecto Mirador de Moravia, que actualmente construye el Isvimed.

Intervención urbanístico-ambiental. En el área intervenida se sembrarán 50 mil plantas ornamentales (46 especies), entre las que se cuentan: novios, lirios, bifloras, cebollín, lantanas, toscanas, barquito, rosas y catleyas. También se sembrarán 327 árboles y arbustos nativos de 27 especies tales como:  guayacanes, cojón de fraile, chochos, vara santa, durantas, coralitos y totumos.

Intervención social. 40 personas de la comunidad fueron contratadas para labores de jardinería (16 hombres y 24 mujeres, de las cuales 11 pertenecen a Cojardicom, unidad productiva que, al igual que Servihogar, está conformada en su mayoría por mujeres cabeza de hogar de Moravia. Ambas unidades fueron fortalecidas con el proyecto.

La intervención social también ha incluido campañas de sensibilización ambiental con la comunidad y las instituciones educativas, la reubicación de las familias que aún habitan en el morro de Moravia y el reconocimiento a dos íconos de la ciudad: las flores y las montañas.

Intervención ambiental. Luego de intentar con varias técnicas, al Morro se le hizo un “Tramo sellado” que es como encapsular la basura con concreto espumado (que es más flexible que el concreto normal que conocemos). Después, sobre este concreto se vertió tierra abonada sobre la que se están cultivando las plantas de jardín.

Solo en 15 o 20 años más, el Morro habrá sanado totalmente al minimizar la carga de altos contaminantes que cargan metales pesados como Mercurio, Cromo, Níquel, Plomo y Cadmio (Bioacumulación).

Por ahora, para sanar el Morro, con el proyecto “Moravia florece para la vida” se hace intervención ambiental que incluye: Parcela de biorremediación (uso de microorganismos vivos para disminuir el efecto de la contaminación en el suelo); Parcela de fitorremediación (forma en la que una planta, en forma natural, toma los contaminantes que encuentra en el suelo y los purifica); planta de tratamiento de lixiviados (son los líquidos de color oscuro y olor fuerte –“el jugo de la basura”- que aparecen cuando se descompone la materia orgánica que hay en las basuras). Allí, con un tratamiento biológico, las plantas crean humedales artificiales para disminuir esa contaminación.

Igualmente hay zonas de amortiguamiento (franjas vegetales que captan las aguas y disminuyen la generación de lixiviados y la generación de aguas de escorrentía superficial); zona de trinchos (método con el que se ayuda a estabilizar, retener y controlar el suelo, para evitar deslizamientos y/o erosiones y que sirven como jardineras para sembrar plantas ornamentales o de retención (las que amarran el suelo).

Primero pasamos del miedo de la esperanza. Ahora Moravia ha pasado de la esperanza a la vida

Share Button