martes octubre 22 de 2019

Madrid y Barcelona listos para el clásico

23 marzo, 2014 Fútbol Internacional

madrid barcelona

Ha sido considerado como el partido del año o, incluso, del siglo, pero lo cierto es que el Real Madrid-Barcelona, el Clásico del fútbol español, ha tenido en las últimas temporadas una gran cantidad de episodios con todo tipo de resultados y en todas las competiciones. Un gran registro de duelos de los que sus protagonistas habrán aprendido a corregir sus fallos.

En los últimos años al Real Madrid le ha ido mejor contra su eterno rival cuando ha sacado todo su potencial de juego y no con tácticas conservadoras y de destruir el juego del rival. En la época de Jose Mourinho, solo en situaciones casi desesperadas y con el marcador en contra los blancos sacaron su mejor versión y solo entonces estuvieron por encima de los azulgrana.

Presionar la salida del balón y el centro del campo. Algunos de los goles que el Real Madrid ha hecho al Barça han sido culminando buenos contragolpes, pero otros han llegado ahogando el juego culé desde la zona de creación. Y queda demostrado no solo por los merengues sino por otros equipos, que es la forma más efectiva de poder vencer al Barça.

Vigilar a Cesc entre líneas. Más allá de los goles de Leo Messi al Madrid, Cesc Fábregas es un jugador habituado a marcar y a brillar en el Santiago Bernabéu. Es un jugador que al jugar de falso delantero incomoda en exceso a la defensa y el centro del campo blanco.

Evitar experimentos tácticos. Carlo Ancelotti y el Real Madrid acabaron pagando caro el hecho de alinear a Sergio Ramos de mediocentro y a Gareth Bale de delantero centro en el partido de ida en el Camp Nou. El italiano reaccionó y los blancos fueron superiores en la segunda parte, pese a que acabaron perdiendo ese Clásico. Y lo mismo sucedió en la etapa de Jose Mourinho, cuando el hecho de alinear a Pepe como centrocampista sólo funcionó en la final de Copa del Rey.

Barça, habituado a ganar en Chamartín

El equipo azulgrana está muy bien acostumbrado a sacar resultados favorables del Santiago Bernabéu en las últimas temporadas, ya sea en partidos de Liga, de Copa del Rey y de Champions League. Para ganar el domingo y acercarse al Real Madrid en la lucha por la Liga, los azulgrana deben seguir siendo fieles a su estilo, pero apuntando otros nuevos factores.

Recuperar un mayor porcentaje de posesión. El conjunto azulgrana tocó la excelencia en la contundente victoria por 5-0 en el Camp Nou en 2011. Desde aquel día, el Real Madrid fue mejorando progresivamente su rendimiento hasta firmar duelos realmente igualados en los últimos enfrentamientos no solo en el marcador, sino también en cuanto a posesión de balón y dominio. Buena parte del éxito azulgrana pasa por recuperar el control de la pelota y hacer el fútbol que más le gusta.

Frenar los contragolpes blancos. El juego de toque del Barcelona, casi siempre en campo rival tiene el riesgo de las jugadas a la contra. Si el rival es el Real Madrid, que cuenta con balas como Cristiano Ronaldo o Gareth Bale, el peligro crece exponencialmente. El balance defensivo y el control del inicio de la jugada rival se antojan importantes para que el Barcelona no sufra más de la cuenta.

Defender mejor el balón parado. Es la gran asignatura pendiente del Barcelona en la presente temporada pero el Real Madrid también ha sabido explotar ese defecto en Clásicos anteriores. El cuadro catalán necesitará multiplicar sus esfuerzos en la defensa de saques de esquina y otras jugadas a balón parado para no dar una ventaja que su rival está dispuesto a aprovechar.

Confiar plenamente en la dupla Messi-Neymar. Tanto el argentino como el brasileño están firmando una gran temporada, pero aún está por ver la consolidación de su sociedad. El escenario, el rival y la importancia del partido hacen de este Real Madrid-Barcelona la mejor oportunidad para que su indudable calidad fluya de manera conjunta para incrementar las posibilidades de éxito barcelonistas.

Santa fe con agencias

Share Button