sábado noviembre 28 de 2020

El Teletrabajo, una oportunidad de vida

29 abril, 2014 Antioquia

El Teletrabajo, la modalidad de la Alcaldía de Medellín para que los servidores laboren desde su casa, mejoró la calidad de vida de  Érika Vargas y su familia.

A las 6:00 de la mañana, Érika prepara el almuerzo, ordena su casa y alista la ropa con la que Esteban asistirá al jardín infantil. Sabe que esta vez no será necesario tomar un bus para ir a trabajar. Solo encenderá el computador de su escritorio y empezará su jornada laboral. Es madre soltera y cabeza de hogar. Su trabajo le dificultaba estar pendiente de sus dos hijos, Mateo de 18 años y Esteban de 7 años, este último quien tiene autismo y parálisis cerebral.

Érika Vargas Parra es  Secretaria y lleva 18 años trabajando con el Municipio. Actualmente labora en el Departamento Administrativo de Planeación. Acogió la modalidad de Teletrabajo  para  brindar compañía permanente a sus dos hijos. Mientras acompaña a Esteban a las terapias lleva su computador portátil y va cumpliendo con sus labores.

Los buenos resultados y el mejoramiento de la calidad de vida de Érika y su familia no se han hecho esperar. El progreso de su hijo Esteban ha sido notable en el año y tres meses que lleva de trabajo desde su casa. Los resultados que no se habían obtenido durante los primeros seis años de vida del menor, ahora son posibles y se han hecho realidad.

Una sonrisa se dibuja en su rostro cuando cuenta que antes su hijo no se desplazaba con facilidad, y ahora desde que trabaja desde su casa, Esteban se comunica más y ha empezado a caminar.

La alegría y el amor con que ejerce su trabajo y el roll de mamá es admirable. La paciencia y el valor para manejar las adversidades son características que la definen.

Muchas veces, debido al problema de su hijo ha tenido que pasar noches en vela, pero al siguiente día, sin importar lo pasado, se levanta, recobra fuerzas y vuelve a empezar.

Érika, al referirse a su hijo, se le llenan de lágrimas los ojos, pero no de dolor sino de felicidad y afirma: “Esteban es una bendición, él es quien me acompaña en mis momentos de dolor y  cuando me ve triste, aunque no puede hablar, se acerca y me consuela. Gracias a la oportunidad de poder trabajar desde mi casa es que puedo disfrutar de esto”.

Es teletrabajadora desde el 3 de diciembre de 2012 y la discapacidad del menor le ha dado la experiencia para ayudar a otras madres que también tengan hijos en similares condiciones de salud a las de Esteban.  Esto la ha llevado a convertirse en líder comunitaria, a empeñar un proceso de acompañamiento y asesoría para que las EPS les brinden a todos los niños autistas y con parálisis cerebral la atención necesaria, y el Teletrabajo, una de las opciones que ofrece la Alcaldía de Medellín para sus servidores le ha facilitado esta labor.

La caracteriza una alegría y serenidad que expresa sin temor alguno cuando habla de su trabajo y de su familia: “me he beneficiado económica, laboral y moralmente, he podido mejorar el acompañamiento a mis hijos. El Teletrabajo me ha dado satisfacción y el apoyo de mis jefes ha sido incondicional”.

Érika hace parte de un equipo actual de 71 teletrabajadores, una modalidad que ha empleado la Alcaldía de Medellín para darle otras maneras y formas de ejercer la labor a sus servidores. Alcanzar las metas programadas con su jefe y trabajar diariamente por ellas es lo que hace a diario esta mujer.  En este sentido, elabora informes y el trabajo que realiza desde su casa ha sido de gran agrado, tanto para ella como para sus superiores.

Su niño es el motor que la impulsa a continuar. Cuando ve su evolución se llena de fuerza y valor y dice que el teletrabajo le transformó y mejoró la vida. Por esta razón, se levanta temprano para que su tiempo rinda y responder a sus compromisos laborales con responsabilidad y desempeño. Ella sabe que si da rendimiento en el trabajo desde su casa, esto hace que pueda permanecer más pendiente de su hogar.

Érika espera que otros también cuenten con esta oportunidad  y para esto la Alcaldía de Medellín planea  tener 302 teletrabajadores para el 2015, y así  brindar una mejor calidad de vida para todos, y que muchas otras vidas se transformen al igual que la de Érika Vargas y su familia.

 

Share Button