miércoles diciembre 2 de 2020

La mitad de las muertes que ocurren en Colombia se pueden evitar

04 julio, 2014 Salud

Una de cada dos muertes que ocurrieron en Colombia entre 1998 y el 2011 se habría evitado con la debida asistencia médica y sanitaria y con la puesta en marcha de acciones de salud pública.

Ese es uno de los principales resultados del informe ‘Mortalidad evitable en Colombia 1998-2011’, publicado por el Observatorio Nacional de Salud (ONS), que hizo un análisis concienzudo de los listados de fallecimientos clasificados como tales, durante este periodo de tiempo.

El Observatorio Nacional de Salud ha generado su tercer informe: Mortalidad evitable en Colombia para 1998-2011. Se entiende la muerte evitable como aquella que dado los conocimientos médicos y tecnológicos actuales, podría evitarse por el sistema de salud con prevención y tratamiento o con la implementación de políticas públicas.

En este tercer informe se realizó una revisión conceptual, que permitió elaborar un listado de las causas de muerte clasificadas como evitables; se seleccionaron los registros de defunción que coincidan con los criterios antes definidos sobre muertes evitables, teniendo como principal fuente de información las bases de datos y las cifras consolidadas del DANE; se ajustaron las tasas de mortalidad por edad y sexo y se realizó una comparación de las tasas por edad, sexo y  departamento.

Este tercer informe contiene un análisis geo-estadístico a nivel municipal en el que se comparan las Razones de Mortalidad Estandarizadas promedio del primer y último trienio del periodo.

Se evalúan las desigualdades de mortalidad evitable a nivel municipal, realizando una comparación entre el

25% de la población con mayores índices de pobreza, según las mediciones de NBI y el 25% con menores privaciones. Además, se estimaron años de vida potencialmente perdidos y los costos de la mortalidad evitable desde la perspectiva de capital humano. Los dos análisis multinivel el de mortalidad infantil y materna, se realizaron con base en la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2010; en el marco de la mortalidad evitable, se efectuó un análisis de política pública para el control de tabaco, como principal factor de riesgo para las muertes evitables, utilizando el enfoque del triángulo de la política.

Por último, se revisó la gestión realizada por la Comisión Séptima del Senado durante el segundo periodo de sesiones ordinarias entre 2013 y 2014, en favor de la salud de los colombianos.

Los resultados del tercer informe del ONS demuestran que alrededor del 53% de las muertes en Colombia son evitables, con una disminución desde 1998 con un 58%, hasta el 47% en 2011. A pesar de la disminución de la mortalidad por la mayoría de eventos evitables, se evidencio un aumento para algunos como enfermedades respiratorias crónicas, cáncer de colon y recto, VIH, lesión por motocicleta y cáncer de seno.

Se recomienda a los tomadores de decisiones, plantear elementos para intervenciones que reduzcan las desigualdades sociales en la mortalidad evitable y permitan su reducción y la mejora de la salud de la población del país. El informe también estableció que todas las muertes evitables en Colombia generan pérdidas de entre el 1,6 y el 3,0% del PIB al año. Los análisis multinivel mostraron que la moralidad infantil y materna se relacionan con la pobreza a nivel municipal y departamental; para el análisis de políticas públicas relacionadas con el control del tabaco, se evidencio que la oposición al Convenio Marco para el Control del Tabaco de los sectores productivos e industriales, con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural es producto de la desarticulación entre entidades del Estado. I

Share Button