sábado noviembre 28 de 2020

Cofradias para reminiscencias

Jorge Giraldo Por: Jorge Giraldo Acevedo (*).

No cabe la menor duda de que en Colombia están aumentando día a día las cofradías de amigos, pensionados, coleccionistas, amantes de la música y excompañeros de labores, situación que se presenta por el interés latente de hacer reminiscencias o remembranzas de tiempos y momentos pasados.

En esta época es muy conocida en la capital colombiana la de la asociación de clásicos y antiguos empleados del periódico «El Tiempo»,  cuya mayoría de integrantes se encuentra disfrutando de su  pensión, organización que realiza anualmente su asamblea  de socios, un almuerzo de integración y un bingo bailable; es conocida con el nombre de  «Asoclásicos».

En la ciudad grata y acogedora de Fusagasugá , con la dirección del periodista y escritor Guillermo González Restrepo, está  la llamada «canturia de los cofrades de las escalinatas del atrio» cuyos integrantes se reunen una vez por mes, para departir en un ambiente de cultura, entretenimiento  e intercambio de vivencias de sus integrantes.

Por otra parte el primer viernes de cada mes la tertulia la hacen en el «Club de Tenis de el Campín» de Bogotá,  los miembros de la asociación de extrabajadores de Caracol.Radio, «Asoexcargot» , con la batuta del Abogado  Victor Julio Niño Gálvez.

En el centrico «Pasaje Santander» ,  en Bogotá,  todos los miércoles se reunen los hoy pensionados del Ministerio de Hacienda,  cofradía para los recuerdos que preside Álvaro Borda Iriarte y en este mismo sitio también  es tradicional la reunión diaria de periodistas pensionados.

En el popular sector de Chapinero,  en la  capital colombiana,   hacen una reunión mensual los miembros de la Asociación de Discómanos y Coleccionistas de Música, «Asodiscol», con la dirección del educador  Rosni Portaccio Fontalvo.

En  Barranquilla están la Asociación Círculo de Amigos de la Música del Ayer,

«Cirdamayer»,   cuyos integrantes celebran reuniones mensuales y hacen la revista «La Lira»;  también existe,  en la capital del Departamento del Atlántico, otro club de calificados coleccionistas llamado «Musinal»,  Música Sin Alcohol; en Medellín está la Corporación Sonora Matancera, club de coleccionistas que llevan a cabo sus reuniones  los últimos días sábados de cada mes.

Para concluir este registro de las cofradías para las remembranzas registramos al grupo de coleccionistas Melómanos de Cali que   mantiene  la revista «Melómanos Documentos» y en Cartagena está el combo de coleccionistas llamado «melómanos de la salsa»  cuyos integrantes celebran  una reunión por semana.

Entonces está plenamente demostrado que  las cofradías van de la mano  con las reminiscencias y remembranzas, en forma muy positiva.

(*) Periodista pensionado.

[email protected]

Share Button