sábado noviembre 28 de 2020

El Reverbero de Juan Paz El desaire de Santos a Fenalco

17 septiembre, 2014 Opinión

Jairo-León-García

En Ibagué están que trinan de la ira contra el presidente Santos (foto) por su ausencia en la instalación del Congreso de Fenalco. Varios directivos nacionales del gremio le dijeron El Reverbero de Juan Paz, que es la primera vez que un presidente de la República los ignora.

Obviamente que la gente de la calle en Ibagué sostiene que  Santos II les está cobrando por ventanilla a los 300 mil tolimenses que votaron por Oscar Iván Zuluaga, aunque “en su discurso de posesión dijo que sería el “Presidente de todos los colombianos”, comentó un comerciante.

En el mismo sentido, dicen que Santos II también le está pasando cuenta de cobro al presidente de Fenalco, Guillermo Botero, quien  nunca ha negado sus simpatías con el expresidente Uribe y siempre reconoció públicamente los beneficios de sus ocho años de Gobierno, especialmente en materia de seguridad. Y para nadie es un secreto que Santos le declaró la guerra a todo lo que le huela a Uribe.

Fenalco contra la reforma tributaria

Pero entre la dirigencia hay otras lecturas. Una, que Santos  conoció que el discurso de la instalación del Congreso, a cargo del presidente del gremio, Guillermo Botero Nieto (foto), se iba a centrar en las críticas a la “mal llamada reforma tributaria”, que atentará contra la clase media y contra las pequeñas y medianas empresas. Otro dirigente comentó que el Presidente conocía “las molestias de los comerciantes por el cambio en las reglas de juego, pues lo que anuncia el Gobierno ahora en la reforma tributaria, lo ocultó hábilmente Santos I como buen jugador de póker, en su campaña reeleccionista”.

Dos fuentes diferentes le confirmaron a El Reverbero de Juan Paz que el discurso de Guillermo Botero fue tan analítico del proyecto de reforma tributaria del Gobierno, que lo dejó sin piso. Demostró que los pequeños y medianos comerciantes quedarán en manos de los bancos y que la clase media tendrá que acudir cada día más a los onerosos créditos bancarios. Las 800 personas presentes en el Centro de Convenciones Alfonso López Pumarejo aplaudieron de pies durante cinco minutos. Estos  aplausos se hubieran convertido en una sonora rechifla para Santos II. ¡Por eso no fue!

¿Alianza azul con el Centro Democrático?

El empresario don Manuel Santiago Mejía (foto) siempre ha sido protagonista en la política. Muchas veces ha sido decisivo. En las pasadas elecciones respaldó el nombre de Marta Lucía Ramírez como candidata presidencial en contra de las directrices del Partido Conservador. Es un hombre acatado y respetado por la dirigencia, por los partidos y por los políticos, acierte o no.

El Reverbero de Juan Paz conoció que esta semana le preguntaron a don Manuel Santiago qué piensa sobre los posibles candidatos para la Alcaldía de Medellín, y si el Partido Conservador debía buscar un aspirante propio. La respuesta dejó sorprendidos a muchos. Dijo que hay dos aspirantes muy buenos: Juan Carlos Vélez y Federico Gutiérrez, y que él es partidario de buscar una alianza con el Centro Democrático para la Alcaldía.

La incertidumbre de su propuesta

Desde luego que la propuesta de don Manuel Santiago plantea muchas inquietudes. En las pasadas elecciones no jugó con el Candidato presidente y lideró una disidencia con Marta Lucía Ramírez (foto), quien posteriormente terminó aliada con Oscar Iván Zuluaga del Centro Democrático, férreo opositor a la reelección de Santos I. Los analistas dicen que la base del conservatismo se fue con ella y que la dirigencia con el Candidato presidente.

Pero una alianza del Partido Conservador con el Centro Democrático para la Alcaldía, en contra de la Unidad Nacional, plantearía otras dudas mayores. Algunos consideran que ambos partidos jugarían muy fuerte por la Alcaldía, pero se le enviaría un mensaje de rompimiento al Gobierno de Santos II. Y ojo con este dato: personas cercanas al Presidente han comentado en varias reuniones, que Santos II quiere jugar muy fuerte en las elecciones en Antioquia, para disputarle el poder a Uribe con su Centro Democrático. Aunque falta mucha tela para cortar, ahí van soltando las cartas sobre la mesa. Pero esta alianza sí que sería una verdadera bomba política.

Las preocupaciones de Fajardo

Ya El Reverbero de juan Paz les había comentado que la mayor preocupación del gobernador Fajardo (foto) se llama Luis Pérez. Por nada de la vida se imagina que deba entregarle la Gobernación al exalcalde de Medellín, por razones conocidas por todo mundo. La principal carta de Fajardo es Mauricio Valencia, si sale bien librado en su apelación ante la Procuraduría…

Pero ojo, si por este lado las cosas no le funcionan, Fajardo está pensando seriamente en que su candidato para la Gobernación sea Federico Restrepo, el gerente de las Autopistas de la Prosperidad. Eso quiere decir que la preocupación de Fajardo no es la Alcaldía sino la Gobernación. Además, mirando bien el panorama, son pocas las cartas que le quedan a Fajardo por jugar.

Santos en baja; Vargas en alza

Tan solo un mes después de haber iniciado su “segundo tiempo” de Gobierno, Santos II se desploma en las encuestas, mientras su súper vicepresidente Germán Vargas (foto) va regresando poco a poco al nicho que siempre ha tenido. El presidente bajó del 49% al 44%, mientras su fórmula “vice” se trepó al 56% sin decir nada, sin modular palabra.

Los registros de las dos últimas encuestas muestran a un Presidente en baja… Los resultados de la Gallup Poll 102 muestran a un gobierno rajado en corrupción, inseguridad, costo de vida, medio ambiente y calidad de la salud. Las Fuerzas Militares con un 73% de credibilidad, la Iglesia con un 69% y los medios de comunicación con un 63% tienen los índices más altos de favorabilidad.

Un país sin justicia

Sin embargo, el índice que más preocupa a los colombianos es el de la justicia. Normal que las Farc estén en un 90% y los partidos políticos con 78% tengan ese nivel de desfavorabilidad. Pero que la justicia aparezca con un 79%, ex como para decir, “apagá y vámonos… para el exterior”. Las altas cortes perdieron su majestad y su credibilidad por cuenta del clientelismo, la politiquería y los intereses personalistas y económicos, que cooptaron hace rato sus honorables claustros. Y además, qué podrán pensar los ciudadanos en un país donde la Fiscalía General de la Nación se utiliza para defender los intereses multimillonarios de unos personajes intocables. ¡Y aquí no pasa nada! Como dice un conocido senador: ¡Una Fiscalía sin Fiscal!

Olga Suárez preside Comisión de DDHH

“Colombia precisa restablecer la tranquilidad para que nuestros niños y niñas puedan ir sin contratiempos a sus escuelas, para que el presupuesto de la guerra se destine a cambiar balas por cuadernos, para que nuestros adolescentes y jóvenes destinen sus horas de ocio a la innovación y la investigación. El postconflicto es el paso que todos debemos dar, pero debemos darlo juntos”. Con estas frases se posesionó la senadora bellanita Olga Suárez (foto) como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso para el período 2014-2015.

Su elección se produjo luego de un empate con su colega Sofía Gaviria Correa. De los diez senadores que hacen parte de la Comisión, ocho se hicieron presentes en la votación y como hubo empate, se definió por el sistema de la papeleta, de acuerdo al mecanismo dispuesto por la Ley 5 de 1992 que reglamenta el Congreso. La Mesa Directiva la completó como vicepresidente el senador Everth Bustamante del Centro Democrático, quien venía presidiendo la comisión de manera provisional.

Una justicia dragacolera

El ejemplo más clásico de por qué el ciudadano de a pie no cree en la justicia colombiana, está tipificado en el caso de Dragacol, que se convirtió por muchos años en el símbolo de la corrupción en Colombia. Una conciliación entre un particular y el Ministerio de Transporte firmada el 6 de noviembre de 1999 por 17 mil 559 millones de pesos, y por la cual solo hay un condenado, Reginaldo Bray, el propietario de Dragacol, mientras el titular de esa cartera, Mauricio Cárdenas Santamaría (foto), goza de inexplicable libertad y es hoy el flamante ministro de Hacienda de Colombia.

Aquí no hay una interpretación de El Reverbero de Juan Paz. Basta leer el libro El señor de las dragas de la periodista Gloria Congote, publicado por la Contraloría General de la República en el 2001, cuando era contralor Carlos Ossa Escobar. Ese libro es una verdadera apología a la impunidad en Colombia. Una gran cantidad de políticos y funcionarios desfilan por sus páginas, ejerciendo el tráfico de influencias de la forma más escandalosa e inescrupulosa. La mayoría de ellos están aún vigentes en la política , comenzando por el ministro Cárdenas Santamaría y el exministro de Estado, Fabio Valencia Cossio.

Paseos, reuniones y cocteles en el yate

De la época en que se inició la conciliación en 1994, hasta 1999, Reginaldo Bray (foto) era el rey de las buenas relaciones con el Congreso y el Gobierno, muy especialmente con el Ministerio del Transporte. Paseos con invitados a China y otros países de Europa y ni qué decir de sus inolvidables fiestas en su lujoso yate “Lourdes”, que posteriormente se hundió en un muelle en Cartagena. De estos detalles y muchos más está repleto el libro El señor de las Dragas y la denuncias del entonces senador Javier Cáceres.

En sus páginas finales hay una referencia a una connotada reunión en una lujosa residencia en el norte de Bogotá, convocada por Patricia Cárdenas, hoy embajadora en Brasil, hermana del entonces ministro del Transporte Mauricio Cárdenas y quien firmó la multimillonaria conciliación con Reginaldo Bray. A esa reunión, según el libro, asistió el entonces Fiscal General de la Nación, Alfonso Gómez Méndez…

Pocos días después salió el fallo absolviendo al ministro, pues según la justicia, Reginaldo Bray concilió solo… Salud Hernández escribió en El Tiempo que si el señor Bray atracó al Estado, el ministro también. Hoy El señor de las dragas paga seis años de cárcel y quien firmó la conciliación es ministro de Hacienda. ¿Cómo puede el ciudadano de a pie creer que en Colombia la justicia no es para los de ruana?

A fuego leeento…

El caso de Josué Martínez, El Carpintero, un humilde campesino del Caguán, dejó a la justicia colombiana en pelota. Llevaba detenido seis meses en la cárcel de Cómbita, esperando ser extraditado a Estados Unidos por los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos.

El presidente Santos y la Corte Suprema de Justicia firmaron su extradición. No hubo poder de Dios que les hiciera creer que este humilde hombre era inocente.

Hasta que la justicia de Estados Unidos hizo justicia. Este presidente de Colombia, distante, siempre alejado de la gente humilde, poco se interesó por esta injusticia…

Así como poco le interesaron los negritos y los pobres del Chocó, a quienes dejaron plantados la semana pasada…

En Bogotá comentan que las diferencias entre el Gobierno y un sector de los empresarios antioqueños, le podrían costar el ministerio de Salud a Alejandro Gaviria, a quien en determinados sectores políticos lo identifican como cuota del Sindicato Antioqueño.

“Chávez nuestro que estás en el cielo”. Así tituló el escritor Carlos Alberto Montaner su columna del lunes. Y la presentó así: “A Lorent Saleh, estudiante que acaba de ser traicionado por el gobierno de Juan Manuel Santos y entregado a la policía política venezolana”.

¿Oigan, y qué dirán los voceros terroristas de las Farc asentados en La Habana, de las amenazas de muerte aparecidas en su página Anncol, contra los senadores Paola Holguín y Ernesto Macías, del Centro Democrático?

Tremenda llave armaron Wbeimar Muñoz y Jorge Eliécer Campuzano para comentar y narrar los partidos del fútbol profesional. Escúchelos por la frecuencia 8:30 AM. Excelente complemento.

Blu Radio cumplió ya dos años al aire. Su estilo es ofrecer análisis, contexto y varios puntos de vista sobre los hechos noticiosos. Blu Radio llega a las principales ciudades del país por las frecuencias FM y AM, y al resto del mundo por www.bluradio.com, por sus redes sociales y la app BluRadio.

Es un equipo serio, profesional, preparado que se ha ganado la audiencia a pulso. El Reverbero de Juan Paz felicita a los colegas de Blu Radio Y que sigan en la pelea por la sintonía. ¡Cómo van de bien!

Colombia es el país que menos invierte en educación básica y secundaria: Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, Ocde. Y Chile es el que más invierte en la educación de sus estudiantes.

Share Button