martes octubre 22 de 2019

Farc liberan a niña indígena a quien acusaron de ser infiltrada del Ejercito

20 septiembre, 2014 Judiciales

Cabecillas de las Farc entregaron en las últimas horas al Comité Internacional de la Cruz Roja a una niña indígena de 15 años, a quien, según lo afirmaron, la infiltró el Ejército Nacional para espiar al grupo guerrillero.

La menor fue liberada por el llamado bloque Alfonso Cano, en un abrupto paraje de la cordillera occidental en el departamento del Cauca, como resultado de la gestión humanitaria de la Cruz Roja Internacional y de la Defensoría del Pueblo, indicó la “Agencia Rural” de noticias en su página web, en un informe audiovisual presentado por una reportera de nombre Natalia Velaso, desde el mismo sitio en que se produjo la entrega.

En el documento se presenta a alias “Carlos”, cabecilla del reducto guerrillero, quien señala que la adolescente es una indígena de 15 años del resguardo de Jambaló, Cauca, “reclutada por el Ejército y posteriormente infiltrada en sus filas por militares adscritos a la Fuerza de Tarea Apolo con el objetivo de ubicar sus campamentos y asesinar a jefes guerrilleros”.

Agregó que la joven fue descubierta mientras huía con un fusil intentando cumplir parte de su misión y que aunque se le debía “aplicar la pena de muerte por traición”, se le “perdonó la vida”.

Dijo igualmente que “el caso de la menor no es un hecho aislado ya que hay una constante utilización de menores en la confrontación armada por parte de las Fuerzas Oficiales” y que “este caso demuestra que el Estado colombiano viola sus mismas leyes incurriendo en el delito de reclutamiento de menores”.

En un comunicado leido por otro cabecilla del grupo, a quien identifican con el alias de “Alonso”, señala que la entrega de la menor se realiza respondiendo a la nueva actitud de este grupo que “conversa con el gobierno y aborda en estos momentos uno de los puntos más importantes que tiene que ver con el respeto de los derechos integrales de las víctimas del conflicto”.

En el informe se presenta también a la madre de la menor, quien agradece que haya sido devuelta con vida a su hogar y afirma que “fue una utilización indebida de su hija por parte del Ejército”.

Luego de la entrega, destaca el reporte, la menor fue evaluada en el lugar por médicos del comité Internacional de la Cruz Roja donde se comprobó que se encontraba en óptimas condiciones de salud para posteriormente ser entregada a la autoridad indígena.

Después de le entrega, la menor partió con rumbo desconocido en compañía de su madre y acompañada por la Cruz Roja Internacional y la Defensoría del Pueblo, concluye.

 

Share Button