miércoles septiembre 18 de 2019

Transportadores de Medellín tienen 5 meses para presentar propuestas para la reorganización del transporte público

12 septiembre, 2014 Medellín

Transporte Medellin

Con la publicación de la Resolución 772 de 2014 comienza la cuenta regresiva para la reorganización del transporte público colectivo de la ciudad.

La reorganización del transporte colectivo hace parte del proceso de transformación de Medellín por la vida y la equidad.

La Resolución 772 de 2014 que establece las bases para la reorganización del transporte público colectivo de Medellín, se publicó oficialmente. Con este paso comienza a correr el plazo de 5 meses para que las empresas que actualmente prestan el servicio en la ciudad presenten las propuestas de operación conjunta bajo un esquema empresarial o asociativo, para la operación por sistema de rutas.

Los objetivos de la reorganización del transporte colectivo son, entre otros, el mejoramiento de la calidad del servicio y la cobertura, la accesibilidad para personas con movilidad reducida, la seguridad para los usuarios, la sostenibilidad ambiental, la modernización de la flota vehicular y su uniformidad en imagen institucional, la implementación de un sistema de comunicación eficiente para los usuarios y la formalización laboral de los conductores, con salarios, prestaciones sociales y horarios de trabajo adecuados.

La reestructuración del servicio, adelantada por el proyecto TPM Transporte Público de Medellín, adscrito a la Secretaría de Movilidad, establece así mismo que la operación se deberá hacer por convenios de colaboración empresarial, bajo una modalidad contractual que permite agrupar a las actuales empresas prestadoras del servicio, uniendo sinergias y asumiendo de manera homogénea la experiencia acumulada durante décadas en la prestación del servicio.

Luego de que las alianzas que se conformen entre los empresarios del transporte presenten sus propuestas, se tendrán 2 meses para conciliarlas, aprobarlas e intervenir los permisos de operación. Después se entrará en la etapa de implementación con un plazo de 4 meses, en los cuales se harán ajustes en la infraestructura urbana, adquisición de nuevos buses y una fuerte campaña de información al usuario. Luego de eso se pondrá en marcha el nuevo servicio de transporte público colectivo.

Los usuarios notarán los cambios en aspectos como cobertura y calidad del servicio, paraderos de bus fijos, posibilidad de pagar con tarjeta o con efectivo en monederos, descongestión vehicular principalmente en el centro de Medellín y menor contaminación ambiental, visual y auditiva. Saldrán de circulación más de mil vehículos, se tendrá una jerarquización de las vías en ejes centrales donde circularán vehículos a gas de alta capacidad, y vías secundarias donde se irá sustituyendo paulatinamente los vehículos que cumplan su vida útil por una flota ajustada a los parámetros del Decreto 879 de 2014.

Share Button