lunes junio 14 de 2021

Una Colombia sin coca y sin conflicto es una posibilidad real dijo Santos en la ONU

25 septiembre, 2014 Generales, Internacionales
Foto: César Carrión - SIG En su discurso ante las Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el Jefe de Estado colombiano consideró que el narcotráfico es un combustible del conflicto en Colombia y en el mundo. Explicó que Colombia ha promovido una discusión seria sobre los resultados de la lucha antidrogas y ya hay resultados a nivel hemisférico, como la resolución de la OEA lograda la semana pasada en Guatemala.

Foto: César Carrión – SIG
En su discurso ante las Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el Jefe de Estado colombiano consideró que el narcotráfico es un combustible del conflicto en Colombia y en el mundo. Explicó que Colombia ha promovido una discusión seria sobre los resultados de la lucha antidrogas y ya hay resultados a nivel hemisférico, como la resolución de la OEA lograda la semana pasada en Guatemala.

El presidente Juan Manuel Santos esbozó este jueves en la Asamblea de Naciones Unidas los alcances del proceso de paz que adelanta su gobierno con la guerrilla de las Farc y tras señalar que ha sido serio, realista, digno, eficaz, y tiene avances concretos, sostuvo que una Colombia “sin coca y sin conflicto era un sueño hace apenas unos años o decadas” y ahora “es una posibilidad real”.

Santos fue enfático en señalar que Colombia está más cerca que nunca de alcanzar el fin del conflicto interno.

En principio deetalló que con la guerrilla de las Farc se pactó una agenda de cinco puntos, de los cuales “hemos logrado acuerdos sobre tres: el desarrollo rural integral, la participación política y el problema de las drogas ilícitas”.

A continuación explicó que sobre desarrollo rural se acordó “hacer inversiones para el campo como nunca antes, trabajar para que los campesinos sin tierra tengan acceso a ella, y generar mayor bienestar para las familias campesinas”.

Y con respecto a participación política indicó que se busca “ampliar nuestra democracia para construir la paz e impulsar la participación ciudadana, y que se rompa para siempre el vínculo entre política y armas”.

En torno del problema del narcotráfico, señaló que se acordó continuar “desmontando las estructuras mafiosas del narcotráfico, impulsar un gran programa nacional de sustitución de cultivos y desarrollo alternativo, y tratar el problema del consumo desde un enfoque de salud pública”.

El Presidente Santos indicó que los negociadores en Cuba están en la discusión de los dos últimos puntos sustantivos: víctimas y el fin del conflicto.

Puso del presente que el conflicto en Colombia ha dejado millones de víctimas que nunca habían sido escuchadas, y ahora “están en el centro del proceso”.

Luego de señalar que se trabaja por la satisfacción de sus derechos a la justicia, la verdad, la reparación y la no repetición, subrayó que se busca que “no haya más víctimas”.

El Jefe del Estado afirmó, además, que en hecho sin precedentes las víctimas están planteando ante los negociadores de las Farc su dolor y sus expectativas, porque “las víctimas son las protagonistas y principales beneficiarias de la paz que buscamos”.

De otro lado, Santos formuló un llamado a la comunidad internacional para que haga todo lo esté en sus manos para vencer la guerra y subrayó que el mundo no puede perder la capacidad de asombro ante los conflictos.

Dijo que en un mundo lleno de guerras, de terrorismo y enfermedades, la búsqueda de la paz en Colombia constituye una esperanza.

“Estamos perdiendo el norte cuando vemos las tragedias que sufre la humanidad sin que nos duela, sin que el mundo despierte y tome acciones decididas para solucionarlas”, expresó el Jefe de Estado colombiano.

“No podemos perder la capacidad de asombro frente a la guerra. ¡Es hora de despertar! ¡Es hora de actuar!”, añadió.

El Presidente Santos se dirigió a la comunidad internacional para hacer “un llamado ferviente para que pongamos todo lo que esté en nuestras manos —¡todo!— para que el sentido de humanidad venza la guerra”.

Luego de explicar que en Colombia se está buscando la paz porque duele el sufrimiento de los compatriotas, señaló que por ello el país entiende el dolor y expresa su solidaridad “con tantos pueblos que hoy sufren la guerra, que sufren atrocidades sin nombre, ante la impotencia —hay que decirlo— de la comunidad internacional”.

“No somos ajenos al sufrimiento de quienes habitan hoy en países como Siria, Iraq, Libia, el Sahel y Ucrania, y condenamos el terrorismo despiadado de ISIS. No somos indiferentes al sufrimiento de tantas familias en Palestina y en Israel, víctimas de los enfrentamientos armados”, manifestó.

El Gobernante dijo que Colombia tampoco es ajena ante la pérdida de vidas por causa de epidemias como el ébola en África.

Se refirió al próximo aniversario número 70 de la ONU y sostuvo que la Organización fue creada precisamente para prevenir los conflictos y bucar la paz.

“En las confrontaciones se hace imperioso recuperar los principios éticos, fundamentales de la condición humana, y sacar a los niños, a las mujeres y a los civiles de esta tragedia”, agregó.

El Presidente de Colombia urgió a persuadir a los promotores de la guerra y “convencerlos de que ese no es el camino y convertirlos en promotores de la paz. Ya lo estamos haciendo en Colombia y debemos hacerlo en cada rincón del planeta”.

Así mismo, el presidente Santos convocó a la comunidad internacional a dar su aporte y concurso para el posconflicto colombiano.

“Cuando llegue el posconflicto tendremos inmensos desafíos para reincorporar a los desmovilizados, garantizar la presencia del Estado en las zonas afectadas por el conflicto, y garantizar la seguridad ciudadana. ¡Qué importante será entonces el aporte y concurso de la comunidad internacional, que desde ahora convocamos! “, precisó.

Igualmente manifestó su agradecimiento las naciones y organismos multilaterales, como Naciones Unidas, por “su compromiso con el proceso de paz y su disponibilidad para ayudar en lo que sea necesario, no solo ahora, sino en la implementación de los acuerdos y la etapa del posconflicto”.

El Jefe del Estado reiteró lo dicho en su discurso del posesión el 7 de agosto último, en el sentido de que mientras en el mundo proliferan los conflictos, “Colombia aspira a darle una buena noticia a la humanidad: La noticia de que llega a su fin el último conflicto armado del hemisferio occidental”,

Un vez más expresó su confianza en el éxito del proceso de paz y aseguró que “estaremos listos a compartir nuestra experiencia con otros países”.

“Estamos seguros de que nuestro caso se convertiría en un modelo y en un faro de esperanza para otros conflictos en el mundo”, puntualizó el Presidente Santos.

Share Button