sábado septiembre 25 de 2021

Comunidad Internacional debe exigir cese unilateral a las Farc: Uribe

17 noviembre, 2014 Generales

alvaro_uribe_27

El expresidente Álvaro Uribe le dijo al gobierno Santos que la vida y la libertad de los militares y policías son igual de importantes como la de los civiles y expresó su solidaridad con las Fuerzas Armadas a raíz del secuestro del General Rubén Darío Alzate y los dos soldados en el departamento de Arauca.

Uribe aseguró, a través de un comunicado, que “la comunidad internacional, que tanto ha apoyado los diálogos con las Farc, debería exigir a esta agrupación terrorista el cese unilateral de actividades criminales, tanto las que afectan a la población civil como a los miembros de las Fuerzas Armadas”.

Expresó que Colombia necesita recuperar la seguridad y que el gobierno no debería, según lo afirma, “igualar a los policías y soldados con el terrorismo”.

El exmandatario sostuvo que “mientras el Gobierno, sus voceros políticos y periodísticos proponen ampliar el concepto de delito político para amparar la impunidad del secuestro, narcotráfico y otros crímenes, el terrorismo responde con el secuestro de civiles, soldados y del General Alzate”.

Finalmente agregó que “los hechos demuestran que para el terrorismo los gestos de paz del Estado no son generosidad sino debilidad que aprovecha para avanzar en su designio criminal”.

Comunicado:

Comunicado sobre el secuestro del General Alzate

Álvaro Uribe Vélez

La vida y la libertad de los militares y policías son tan preciosas como las de los civiles. Nuestra solidaridad con las Fuerzas Armadas.

La comunidad internacional, que tanto ha apoyado los diálogos con la Farc, debería exigir a esta agrupación terrorista el cese unilateral de actividades criminales, tanto las que afectan a la población civil como a los miembros de las Fuerzas Armadas.

Colombia necesita urgentemente recuperar el sendero de seguridad que exige determinación gubernamental, garantías judiciales y políticas a los miembros de las Fuerzas Armadas, que no deberían seguir siendo igualados con el terrorismo, resultados que den confianza a la comunidad, que en muchas partes del país, en medio de la desprotección y del temor, se ha visto obligada a someterse a las exigencias del terrorismo. Hoy hay violencia con sub registro de delitos y silenciada por el control terrorista de territorios.

Eventuales acuerdos de un proceso de paz no deberían convertir en impunidad los beneficios jurídicos en favor de quienes abandonen el terror. Tampoco deberían conceder elegibilidad política a los responsables de delitos atroces.

Los acuerdos con el terrorismo no pueden poner en riesgo los valores democráticos, cuya vigencia es lo único que permitirá una sociedad sin pobreza y con equidad.

Mientras el Gobierno, sus voceros políticos y periodísticos proponen ampliar el concepto de delito político para amparar la impunidad del secuestro, narcotráfico y otros crímenes, el terrorismo responde con el secuestro de civiles, soldados y del General Alzate.

Los hechos demuestran que para el terrorismo los gestos de paz del Estado no son generosidad sino debilidad que aprovecha para avanzar en su designio criminal.

Álvaro Uribe Vélez

Noviembre de 2014

Share Button