sábado junio 19 de 2021

Conductores ebrios: avances y retos

14 noviembre, 2014 Opinión

Carlos Alberto Baena López 08_14

 Por: Carlos Alberto Baena López

En diciembre, se cumple un año de haberse aprobado en Colombia la “Ley de conductores ebrios”. Esta iniciativa, que amplió las sanciones administrativas para los que condujeran bajo el influjo de bebidas embriagantes o sustancias psicoactivas, buscaba generar conciencia en la ciudadanía para que, bajo ninguna circunstancia, se mezclara la gasolina con alcohol. Hoy, tras 11 meses de implementación, resulta pertinente evaluar los avances de la norma y los retos que permanecen latentes.

No hay duda de que la Ley 1696 del 2013 ha salvado vidas. De acuerdo a un informe de la Policía Nacional, del 19 de diciembre de 2013 al 30 de septiembre de 2014, el número de accidentes reportados disminuyó un 17%; así como el de muertos, un 22,4% y el de lesionados un 16%.

No obstante, resulta preocupante que aún se sigan presentando casos y, por cierto, en gran magnitud. En el mismo periodo de tiempo, han ocurrido 1272 accidentes, cobrando la vida de 302 personas y dejando lesionadas a 1642 más.

Pero la problemática va más allá de las cifras. El dolor de las familias y de las víctimas que han quedado con una lesión permanente es incuantificable. Así que, si bien, la Ley constituye un gran paso, aún se requiere hacer más.

Por eso, desde el Movimiento Político MIRA, por más de ocho años, además de proponer sanciones administrativas, siempre hemos insistido en la necesidad de ampliar las penas para que realmente opere justicia en estos desafortunados casos y, además, generen un efecto de disuasión mayor en la comunidad.

Y por cierto, el proyecto que propusimos estaba direccionado, a la vez, a que los delitos causados por conducir en estado de embriaguez, como el homicidio o lesiones personales, dejaran de ser excarcelables. Sin embargo y a pesar de que la Ley estableció un leve aumento de penas, actualmente las personas que cometen estos actos gozan de casa por cárcel.

Así que es oportuno hacer un llamado, en primer lugar, a la comunidad para que tome conciencia de que cada vez que entrega las llaves y no mezcla gasolina con alcohol está salvando vidas. Y, en segundo lugar, al Congreso de la República para que apoye las medidas necesarias dirigidas a acabar con esta problemática que, aproximadamente, representa 3 accidentes, 4 heridos y 1 muerto por día. MIRA reitera, una vez más, su compromiso al respecto.

Share Button