viernes octubre 22 de 2021

Farc dicen que el general Alzate se entregó a un grupo de militares

17 noviembre, 2014 Generales

En errático comunicado, publicado en la página Anncol, las Farc aseguró que el secuestro del general Rubén Darío Alzate, en el Chocó, obedeció a un montaje, del cual culpan al expresidente y senador, Álvaro Uribe y al mismo militar plagiado.

Tras conocerse el anuncio del presidente Juan Manuel Santos, sobre suspender las negociaciones de paz en La Habana por el secuestro de dos militares en el Chocó, incluyendo al general Alzate, las Farc expidieron un comunicado donde culpan al expresidente Uribe de liderar un complot contra el proceso de paz, y aseguran que el plagio del alto mando militar fue un montaje de la fuerza pública.

En una editorial, las Farc aseguraron, que el general Alzate llegó al sitio de su plagio “prácticamente solo en una pequeña lancha y llega a un perdido caserío ribereño del rio Atrato donde lo están esperando escondidos en unos ranchos de paja unos cuantos guerrilleros de las Farc para retenerlo y precipitar la ruptura de los diálogos de la Habana”, y agregan “tal estupidez digna de la ingenuidad avariciosa de una Ingrid Betancur, no es concebible en un mambrú condecorado como Alzate”.

“La sospechosa y poco clara entrega del “chacho” de la guerra contrainsurgente imperial en Colombia, el general Rubén Darío Alzate, ha llevado al presidente (Juan Manuel) Santos a suspender las conversaciones en La Habana”, dice el editorial publicado en Anncol.

“Una vez más el anhelo de paz de los colombianos (…) se ve frustrado, dejando en claro que la estrategia del garrote y la zanahoria o de negociar en medio de las balas (…) ha fracasado, sometiendo al país a una incertidumbre deletérea”, señala el texto titulado “Es el conflicto, ¡estúpido!”.

El editorial habla así de un supuesto boicot al proceso de paz y acusan de estar detrás del mismo al expresidente Álvaro Uribe, quien dio la primera versión de los hechos el domingo, incluso antes que el propio Gobierno.

Las FARC hacen hincapié en esa “sospechosa” primera versión de Uribe y en el hecho de que el general se subiese “prácticamente solo” a una pequeña lancha y llegase a “un perdido caserío ribereño del río Atrato donde lo están esperando escondidos en unos ranchos de paja unos cuantos guerrilleros de las Farc para retenerlo y precipitar la ruptura de los diálogos de la Habana”.

Share Button