miércoles septiembre 22 de 2021

Murió la gran Duquesa de Alba

20 noviembre, 2014 Internacionales, Variedades

duquesa-alba

A ocho meses de haber cumplido 88 años, falleció este jueves en el Palacio de las Dueñas, en Sevilla, España, la duquesa de Alba María del Rosario Cayetana Victoria Alfonsa Fitz-James Stuart y de Silva, la tercera mujer en dirigir la Casa de Alba en sus más de 500 años de historia y la aristócrata con varios récord Guinness por sus 49 títulos nobiliarios, veinte de ellos con Grandeza de España.

El fallecimiento lo confirmó el alcalde de Sevilla, José Ignacio Zoido, a través de un mensaje en la red social Twitter, en el que manifestó su pesar ante el fallecimiento de esta mujer que “siempre llevó a Sevilla en el corazón y por eso permanecerá para siempre en el corazón de Sevilla. Descanse en paz”.

Precisamente en el Ayuntamiento de la ciudad andaluza se instalará la capilla ardiente de la aristócrata a las 12 horas de la mañana, en el Salón Colón de la Casa Consistorial hispalense.

La duquesa, conocida como una rebelde incorregible, había sido hospitalizada el pasado domingo como consecuencia de una neumonía, complicada por arritmia cardiaca, tras haber sufrido una gastroenteritis, pero el martes doña Cayetana abandonó el centro asistencial “por deseo propio” y retornó a su residencia para pasar allí sus últimas horas rodeada por sus seis hijos y su inseparable Alfonso.

DUQUJESA DE ALBA

“La personalidad es el mejor rasgo de estilo. Nací en una casa que lo tenía todo para ser elegante, pero a mí no me preocupaba”, dejó escrito en su libro ‘Lo que la vida me ha enseñado’.

“Siempre que me han preguntado por el número de títulos o me han dicho eso de la sangre más azul del mundo, he respondido lo mismo: ‘Es una tontería’ (…). Pero eso no tiene nada que ver con mi deber y la formación que me inculcaron los míos para con mi Casa”, escribió.

Cayetana nació el 28 de marzo de 1926 en una de las habitaciones del Palacio de Liria. Fue la primera y única hija de Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII duque de Alba y María del Rosario de Silva y Gurtubay, X marquesa de San Vicente del Barco. En el mismo momento de su nacimiento, su padre, estaba reunido con tres de sus mejores amigos: el doctor Gregorio Marañón, el filósofo José Ortega y Gasset y el escritor Ramón Pérez de Ayala.

Según contó en varias ocasiones, el hecho de ser niña no molestó a su padre, aunque su madre sí prefería un varón. Al nacer, fue atendida por el doctor Gregorio Marañón y rápidamente se enviaron comunicaciones a la prensa y a la Casa Real informando de su nacimiento.

Fue bautizada el 17 de abril en el Palacio Real, siendo sus padrinos el rey Alfonso XIII y su esposa la reina, Victoria Eugenia. Para su bautizo se trajo la pila bautismal de Santo Domingo de Guzmán, una pila que sólo se utilizaba para bautizar a monarcas o sus descendientes.

Recibió los nombres de María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza Fitz-James Stuart y de Silva Falcó y Gurtubay.7 De sus nombres, ella siempre ha dicho que prefiere el de Cayetana, y que el que menos le gusta es el de Alfonsa, aunque era en honor a su padrino.

Según el Libro Guinness de los récords poseía más títulos que ningún otro noble en el mundo legalmente ante un Estado vigente que los reconoce: «es cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa, veinte condesa, vizcondesa, condesa-duquesa y condestablesa, además de ser catorce veces Grande de España»

Se casó tres veces. Primero, en Sevilla el 12 de octubre de 1947 con Luis Martínez de Irujo y Artacoz, con quien tuvo seis hijos: Carlos, heredero de la Casa de Alba, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia. Al morir su padre en 1953, se convirtió en la XVIII duquesa de Alba, además de ostentar el resto de títulos que heredó tanto de su padre como de su madre.

DUQUESA DE ALBA- 1

En 1972 murió su marido, víctima de leucemia y en marzo de 1978 contrajo segundas nupcias con el ex jesuita Jesús Aguirre. Su tercer matrimonio llegaría en 2011, con Alfonso Díez, no sin lucha por parte de la Duquesa y el reparto del legado de los Alba entre sus hijos.

Debido a su vida social y a su interés por el arte y demás fines benéficos, Cayetana tuvo amistad y contactos con múltiples artistas y personalidades, desde Jackie Kennedy (de quien conservaba una acuarela) hasta Grace Kelly, Carlos de Gales, Yves Saint Laurent y Tom Cruise. Reveló que Picasso había expresado su interés por emplearla como modelo para una nueva versión del cuadro La maja desnuda, pero este proyecto no llegó a puerto ante la oposición de su marido Luis Martínez de Irujo.

Siendo niña fue retratada sobre un poni por Zuloaga; se cuenta que el pintor se exasperó con ella y juró que nunca más retrataría a niños. También Mariano Benlliure la efigió, en un par de esculturas. En su juventud vestía modelos de Balenciaga y fue fotografiada por genios como Cecil Beaton y Richard Avedon; algunas de estas imágenes se publicaron en las revistas Time y Harper’s Bazaar. En 1959 abrió las puertas de su palacio madrileño para un desfile de modelos de la casa Christian Dior; el dinero recaudado en concepto de entradas se destinó a fines benéficos. Su primera boda en 1947 alcanzó resonancia internacional; dicen que en boato no fue superada por la de la futura reina Isabel II del Reino Unido celebrada un mes después.

El 4 de julio de 2011, la duquesa adelantó el reparto de su herencia personal, valorada en 1.000 millones de euros, entre sus seis hijos

Share Button