martes septiembre 21 de 2021

San Lorenzo vs. Real Madrid: una final con la ayuda divina

20 diciembre, 2014 Fútbol, Fútbol Internacional

James Rodríguez, en el entrenamiento de este miércoles con Real Madrid.

Que el papa Francisco sea seguidor de San Lorenzo, el rival del Real Madrid este sábado en la final del Mundial de Clubes, ha desatado una serie de comentarios, que no solo se remiten a los aficionados, a los hinchas, sino que dentro de cada club es un tema que se ha tocado. Sergio Ramos, defensa del club español, afirmó que el Real Madrid es el “equipo de Dios”, antes de enfrentarse a la formación favorita del papa Francisco.

El entrenador de San Lorenzo, Edgardo Bauza, había sido ya preguntado por la circunstancia de que el papa Francisco sea su hincha más célebre, pero también consideró que eso no supondrá una ayuda para preparar el duelo y que Dios está demasiado ocupado como estar pendiente del fútbol.

«Creo que estará demasiado preocupado como para preocuparse de un partido de fútbol», dijo Bauza.

Duelo colombiano

James Rodríguez y Mario Yepes están listos para enfrentarse en la final del Mundial de Clubes, en Marruecos, cuando este sábado sus equipos, Real Madrid y San Lorenzo, respectivamente, se midan por el título

Rodríguez ya está recuperado de la lesión de su gemelo de la pierna derecha, pero este viernes no estaba confirmada su presencia en la línea titular por el técnico Carlo Ancelotti. Caso contrario es el de su compatriota, Yepes, quien estará en la zaga del elenco argentino. “Es mi primera vez en este torneo. Ojalá podamos estar a la altura y podamos sentirnos orgullosos de haber jugado esta final”, comentó Yepes.


Solamente el poder de la ilusión puede recortar la abismal diferencia de calidad que separa al Real Madrid del San Lorenzo. El presente marca una distancia futbolística abismal entre clubes millonarios y un fútbol, el argentino, obligado a exportar cada vez más jóvenes a sus estrellas.Real Madrid busca su primer Mundial de Clubes, el único título que falta en sus abarrotadas vitrinas, y poner el broche de oro al año en el que conquistó su ansiada décima Copa de Europa, para lo que tendrá que superar la pasión del San Lorenzo argentino, que disputará el partido de su vida.

La elección del guatemalteco Wálter López para arbitrar la final marcó uno de los pulsos psicológicos previos al gran duelo, pese a que los protagonistas se mantuvieron elegantes al respecto.

Share Button