martes julio 27 de 2021

Santa Fe ahora busca la gloria continental

16 febrero, 2015 Fútbol, Fútbol Internacional

Independiente santa fe para la Copa

El equipo viajó con 18 jugadores a México para el juego de este martes a las 9:45 de la noche, hora de nuestro país.

Independiente Santa Fe ya se encuentra en territorio mexicano y prepara el primer juego de Copa Libertadores ante Atlas este martes a las 9:45 PM, hora colombiana.

El equipo dirigido por Gustavo Costas viajó con un grupo de 18 jugadores, donde Daniel Torres se convierte en la principal baja del conjunto bogotano, que tras el triunfo el sábado en la Liga Águila 1-0 con Alianza Petrolera, enfoca a hora sus objetivos en alcanzar un buen resultado en Guadalajara.

Leandro Castellanos, Sergio Otálvaro, Harold Cummings, Juan Daniel Roa, Armando Vargas, Luis Quiñonez y Yamilson Rivera, jugadores que estuvieron en Floridablanca se unieron a la delegación que el domingo partió a México.

“Vamos con la ilusión de empezar bien y esperemos que se una buen Copa para Santa Fe. Los equipos mexicanos siempre serán complicados, corren, son técnicos y no dan nada por perdido, pero estamos preparados”, manifestó Luis Carlos Arias.

Esta tarde el DT argentino definirá el equipo para afrontar la primera fecha del grupo 1, integrado también por Colo-Colo de Chile y Atlético Mineiro de Brasil.

Con la experiencia acumulada de jugar dos Copas Libertadores consecutivas, una heroica, en el 2013 (semifinalista), y la otra frustrante, en el 2014 (primera fase), Santa Fe afronta desde este martes su tercera Copa en línea. Lo ideal, lo que se espera de este equipo, el actual campeón de Colombia que debuta frente al Atlas de México, es que logre ratifica a nivel internacional lo que viene haciendo en el torneo local, que pueda ser protagonista y luchar por la esquiva y adversa gloria continental.

En Santa Fe han cambiado jugadores, por supuesto, pero conserva una base que es trascendente en el funcionamiento del equipo: futbolistas como Omar Pérez, Yulián Anchico, Francisco Meza y el propio Daniel Torres (ausente este martes), que estuvieron en aquella semifinal de Copa alcanzada en el 2013, componen hoy una columna que le ha dado identidad al juego de los ‘Cardenales’.

Ahora Santa Fe, que mantuvo en su mayoría el equipo campeón de la Liga (con algunas ausencias notables como Jéfferson Cuero y Camilo Vargas), tiene un plantel diverso y amplio para no ceder terreno en ningún frente; para ser protagonista en la Copa Libertadores y cabalgar en la Liga local (va de tercero). Ya lo demostró con el equipo suplente que venció a Alianza Petrolera de visitante, el pasado sábado, mientras los titulares alistaban el viaje a México. Es un plantel que se respalda.

¿Qué fortalezas? Sin duda una plantilla de peso, amplia, que tuvo descanso el fin de semana, que es prácticamente la misma del reciente título local, guiada por un Pérez en potencia, lúcido, preciso. Un Pérez que quiere la Copa.

También es clave el técnico Gustavo Costas, un ganador, un ambicioso de experiencia continental. En las dos Copa anteriores estuvo Wilson Gutiérrez, ahora es el turno de Costas, que en Colombia ya ganó una Liga y una Superliga, y que le está cambiando el ‘chip’ al equipo, la mentalidad: los acostumbra a ganar.

Lo que menos quería Santa Fe para esta primera batalla era tener que descartar a uno de sus mejores soldados, el volante Daniel Torres, quien no solo es el motor del equipo, es un pulmón. El alma. Una lesión muscular le impidió viajar, pero su buena recuperación será vital para lo que viene.

Por ahora, para suplir al irreemplazable Torres, Costas puede maniobrar con Juan Daniel Roa, puede jugársela con el joven Sebastián Salazar, a quien le han dado minutos en la Liga quizá para eso, para que gane confianza por si le toca. Dependerá también de la salud del venezolano Luis Manuel Seijas, otro golpeado. Sin embargo, juegue el que juegue, sin Torres, Santa Fe pierde a ese hombre que intimida, que filtra, que corre incansable, que contagia…

Arrancar con Atlas, y en México, no es una circunstancia menor. Quizá a Santa Fe le correspondió el grupo más difícil de esa Copa –así lo cree Costas–, con Colo Colo de Chile, que la gano en 1991, y con el brasileño Atlético Mineiro, que la ganó en el 2013, justo en la edición en la que Santa Fe fue semifinalista.

No obstante, Santa Fe es ambicioso. “Vamos a pensar como un equipo grande. Trataremos de apostarle a los dos campeonatos”, declaró el argentino Gustavo Costas, pero también insistió en que el grupo 1, el que les tocó, es de los más difíciles de esta Copa. “Pero si estamos en la Copa, hay que ganarle a los mejores”, aseguró el DT.

En este grupo reñido será clave cumplir los cánones futboleros: ganar en casa sí o sí, y arañar puntos por fuera, los que se pueda. Sea este martes la oportunidad para tener un buen estreno. Un empate vital o un triunfo heroico. Si pierden, claro, no será una tragedia, pero comenzar ganando siempre será satisfactorio.

Como pasa con muchos equipos mexicanos, la Copa Libertadores no es siempre la prioridad para ellos; pasa a un segundo plano, lo que quiere decir que no sean rivales complicados. Atlas es uno de los que tiene su mente puesta en la Liga mexicana, la que no gana desde la temporada 50-51, una eternidad, por eso tienen ese foco, sin descuidar la Copa.

Esta será su tercera participación en la Libertadores. La primera fue en el 2000 y la segunda en 2008. En ambas ocasiones alcanzó los cuartos de final. El gran referente del equipo mexicano, que es dirigido por el mexicano Tomás Boy, es un viejo conocido de los ‘cardenales’: el volante Aldo Leao Ramírez, quien jugó en Santa Fe entre el 2000 y el 2005 (y se marchó con muchas críticas y desamores), pero quien no podrá actuar este martes por una suspensión que tiene pendiente de la Copa anterior, cuando jugaba en Monarcas Morelia y justamente fue expulsado contra los ‘cardenales’.

Sin Aldo, y con la dura derrota a cuestas que sufrió el pasado fin de semana contra Pachuca (1-3), en casa, quedando en la sexta posición, Atlas debuta este martes en la Copa.

Y Santa Fe, que ya no es ningún aparecido continental, que ya tiene un respeto, que ya estuvo cerca de la corona, tiene el gran reto de seguir creciendo: arranca su tercera Libertadores en línea y quiere la gloria.

Share Button