martes enero 19 de 2021

Fue capturado el narcotraficante alias ‘Mueble Fino’ en Bogotá

31 marzo, 2015 Judiciales

Alias Mueble Fino

De acuerdo con la Policía AntiNarcóticos, en las últimas horas fue capturado el narcotraficante Jair Sánchez, alias Mueble Fino, cuando ingresaba a la Clínica Santa Fe .

Alias ´Mueble Fino es señalado de ser uno de los nuevos mafiosos poderosos en el Valle del Cauca y de heredar las famosas oficinas de cobro de sicariato que trabajaban para el extinto narcotraficante Wílber Varela, alias ‘Jabón’, jefe del Cartel del Norte del Valle. Por tal razón, existía una orden de detención con fines de extradición hacia los Estados Unidos.

Según con las primeras versiones de los hechos, alias ‘Mueble Fino’, fue sorprendido por la Policía cuando salía de un control médico. Las autoridades tratan de establecer si una balacera que se presentó en ese mismo sector, hacen parte del anillo de seguridad de este reconocido delincuente, ya que también se movilizaban en una camioneta blindada.

Jair Sánchez fue víctima de un atentado en Cali el pasado 24 de febrero, cuando fue atacado por varios sicarios. Tras el hecho, permaneció varios días hospitalizado, pero en ese momento no había orden de captura en su contra.

Lo último que se conoció de alias ‘Mueble Fino’ fue que junto al narcotraficante Enrique Jaramillo, más conocido como ‘Kike Jaramillo’, tenían pensado someterse a la justicia de EE. UU., que los investigaba por tráfico de estupefacientes.

Alias ‘Kike Jaramillo’ se sometió al programa de la DEA en noviembre de 2014 tras dos años de negociación con los agentes federales. Sin embargo, alias ´Mueble Fino nunca llegó a un acuerdo y desapareció.

Se cree que recibió la propuesta de narcos en el Valle del Cauca de quedarse con el control de las oficinas de cobro”, señala una fuente.

De acuerdo con las autoridades, ‘Mueble Fino’ se habría aliado con narcos del suroccidente del país, entre ellos alias Boliqueso.

“Se arrepintió de entregarse y ahora es el jefe de las mal llamadas oficinas de cobro, que son estructuras dedicadas al sicariato”, afirmó otra fuente cercana al proceso que no reveló su identidad.

Según con el expediente criminal de Sánchez, hizo parte de los narcos que se dedicaron a robar las millonarias caletas del capo Ramón Quintero, alias RQ, preso en EE. UU.

La trayectoria criminal de Jair Sánchez Hernández, alias “Mueble Fino”, llegó a su fin. Aunque durante muchos años parecía pasar en la clandestinidad, tras la muerte de su antiguo jefe, Wilber Varela alias “Jabón”, se convirtió en una prioridad para las autoridades colombianas y de Estados Unidos, porque se obtuvieron evidencias de su activa participación en la salida de droga hacia Centroamérica y Estados Unidos.

El criminal de 49 años, fue capturado por la Policía Nacional en un centro asistencial en el norte de Bogotá, donde acudía a un chequeo médico luego de recibir un atentado en la ciudad de Cali, hace más de un mes. Alias “Mueble Fino” tenía en su contra una orden de captura con fines de extradición por los delitos de narcotráfico y lavado de activos.

Jair Sánchez Hernández, estuvo vinculado por más de 15 años al cartel del Norte del Valle. Los informes de inteligencia lo señalan como el más peligroso “cobrador de cuentas” que tuvo esta organización delincuencial y habría sido uno de los determinadores del homicidio de ocho personas, entre ellas el narcotraficante alias “J”, cometido el año pasado en las afueras de Cali (Valle del Cauca). Asesinato relacionado con una disputa por el control del tráfico de las drogas de síntesis.

Investigadores de la Dirección Antinarcóticos, en coordinación con la Fiscalía General y la DEA, documentaron durante dos años pruebas contundentes que relacionan a alias “Mueble Fino” con la salida de toneladas de sustancias estupefacientes desde la Costa Pacífica Colombiana, utilizando como puente Panamá, con destino final Centroamérica, Estados Unidos y Europa.

Los nexos del delincuente quedaron en evidencia durante el proceso investigativo, principalmente los carteles de “Sinaloa” y “los zetas”, con los que creó una línea de paso de cocaína entre Guadalajara (México) y New York (Estados Unidos).

Los pagos eran transferidos desde el exterior a través de cuentas bancarias a nombre de terceros (testaferros). Los dineros ilícitos llegaban a Colombia y alias “Mueble Fino” los invertía en la compra de bienes inmuebles lujosos, locales comerciales y parqueaderos ubicados en varias ciudades de Colombia, utilizando la modalidad de lavado de activos.

El criminal recibió el alias de “Mueble fino” porque vestía ropa de marca, acudía fiestas en Smokin y en carros lujosos. Aunque tiene un pasado de temible sicario en el norte del Valle, procuraba hablar con buenas palabras y excelentes modales. Dentro de sus gustos sobresalen los vinos costosos y las excentricidades, que no ocultaba a socios o colaboradores.

Tras el sometimiento de sus principales aliados en el narcotráfico, como Shirley Herrera, alias “La señora de las Uñas” y Jorge Enrique Jaramillo alias “Kike Jaramillo”, Jair Sánchez Hernández se convirtió en un objetivo de alto valor para la Policía Nacional y la DEA.

Luego del atentado contra este criminal en Cali (Valle del Cauca), el 24 de febrero de 2015, se trasladó a Bogotá y permanentemente se instalaba en viviendas exclusivas en el norte de la ciudad. Precisamente a una clínica de esa zona acudía para valoraciones por dolencias en la espalda donde alojaba un proyectil.

Share Button