sábado noviembre 28 de 2020

Colombia, uno de los mejores países del mundo para vivir los años dorados

22 mayo, 2015 Tecnología

Colombia se ha convertido en uno de los mejores países para vivir la etapa de la tercera edad, Según un estudio realizado por la página Internacional Living Magazine, Colombia ocupa el octavo lugar a nivel mundial y el quinto de preferencia en América Latina para el retiro de jubilados del mundo, por su atractivo clima tropical, la infraestrutura adaptada a las necesidades de la tercera edad, su gente, localización, en especial el de regiones como Anapoima Cundinamarca, catalogada por la National Geographic como el segundo mejor clima del mundo, por ser cálido y seco lo que posiciona al país con proyectos de vivienda especializados atractivos para vivir de manera agradable los “años dorados” cerca a la familia.

Proyectos como VIVENZA, pioneros en el diseño de este tipo de proyectos especializados desde hace ocho años, es un claro ejemplo que el país ha tenido un notable crecimiento en la oferta de lugares que le proporcionan al adulto mayor, la posibilidad de vivir bien, de manera cómoda y acogedora en medio de la naturaleza, sitios con todos los servicios que esta la población requiere en esta etapa de la vida y en compañía de personas que tienen en común su generación y nivel socio cultural, aunque para el adulto mayor colombiano vivir en estos lugares, no es una decisión fácil, pues temen explorar su nueva etapa con independencia y sentirse en un ancianato lejos de su familia.

Sin embargo, varias personas a partir de los 55 años ya han tomado la decisión de vivir por su propia voluntad en este tipo de lugares, un claro ejemplo es Nohora Elizabeth Hoyos, Directora y fundadora de Maloka quien repite la experiencia de su madre, quien habitó en Chía los últimos años de su vida, rompiendo el paradigma de vivir sus años dorados de manera independiente y feliz, en medio de las comodidades y servicios de un club para la tercera edad ubicado en medio de la tranquilidad de la naturaleza.

“Quienes se atreven a vivir esta experiencia, lejos de la incomodidad de una casa o apartamento que no se ajusta a su nueva condición, buscan estar lejos del molesto ruido, la contaminación, con la posibilidad de realizar el sueño de hacer lo que realmente han querido toda la vida como escribir, leer en un ambiente más acogedor, pintar y participar de exposiciones de arte con sus propias obras, compartir conocimiento, estudiar nuevos temas, vivir bien, pasarla rico y disfrutar de sus hijos y nietos en momentos de visita. Son felices y saludables”, afirma el Ingeniero Manuel Estrada experto en este tipo de proyectos.

Así mismo, quienes dan este paso opinan que se encuentran que estos lugares les proporcionan bienestar y tranquilidad, encuentran nuevos amigos acordes a su generación con gustos en común con quienes pueden disfrutar de una buena película en el teatro del club, jugar bingo, cartas y divertirse todo el día con actividades diversas acordes a su edad. Quienes actualmente viven en estos clubes especializados para el esparcimiento de la tercera edad, disfrutan a plenitud cada momento de su vida sin preocuparse por otra cosa que no sea sentirse vivos y activos.

Clubes como VIVENZA ubicados en Chía y Anapoima cuentan con bibliotecas, salas de internet, conferencias, salas abiertas y cerradas para reuniones, rampas, escaleras cómodas y ascensores para quienes poseen dificultades de movilidad, servicio de enfermería preventiva durante las 24 horas del día, servicio de ambulancias, transporte común para viajar a Bogotá, actividades culturales conjuntas, sala de música y cine especializadas, oratorio, comedor, gimnasio, salón de juegos, piscina, jacuzzi , sauna y turco, sala de masajes, salón de juegos, sala de juntas, y otros espacios para hacer actividades de todo tipo.

También cuenta con una cocina gourmet que es utilizada para realizar talleres de gastronomía para los residentes con maestros de escuelas como el Gato Dumas ente otras y   en ocasiones especiales los copropietarios del club la usan para disfrutar con su familia de un almuerzo o cena especial.

En la actualidad Colombia se prepara para recibir una importante demanda de jubilados extranjeros que aceptan su condición y que contrario a los colombianos, han acabado con el estigma de sentirse un estorbo para sus familias y la sociedad, buscado alternativas de vida independiente en lugares que se adaptan a su nueva condición y que con el cambio del dólar o el euro les resulta económico.

En Estados Unidos y en países de Europa como Grecia, España y Portugal es normal que los adultos mayores vivan en lugares especializados. En Colombia ha sido más difícil el proceso, por la cultura y resistencia de los adultos mayores que se niegan a aceptar la vejez de manera independiente, pues temen enfrentarse al abandono y la soledad.

También se conoció un estudio reciente que arroja cifras con respecto al crecimiento de la expectativa de vida para los caballeros en 5.8 y en las damas 6.6, según un reciente estudio elaborado por un consorcio internacional conformado por más de 700 investigadores dirigidos desde el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, que analizó las principales causas de muerte en 188 países, demostrando disminución en las tasas de mortalidad lo que implica para Colombia esfuerzos y retos para atender de forma especializada a esta creciente población.

Tres de valores importantes de las personas mayores, son: ya ejercieron su papel de aportar a la sociedad “su quehacer”, han educado a sus hijos por lo que tienen tiempo, experiencia y su economía resuelta, lo que define claramente que quieren hacer en esta etapa de la vida, disfrutar a plenitud lo que les queda por vivir y como algunos de los residentes ya fallecidos afirmó al llegar; “Doy gracias a Dios por conocer el cielo antes de morir”. Este proyecto fue diseñado por el arquitecto gerontólogo Oscar Alzate.

Share Button