lunes noviembre 30 de 2020

Anthony Zambrano, ‘pinta’ de oro para Mundial de Atletismo Menores

08 julio, 2015 Atletismo

Anthony_Zambrano

Con apenas 17 años, Antonio Zambrano, o simplemente Anthony, como más le gusta que le digan, pareciera tener claro de dónde viene y para dónde va.

La madurez del chico de Maicao, en el departamento de la Guajira, sorprende de inmediato. Y ni hablar de su talento a la hora de correr. Por eso hace parte de la Selección Colombia que participará en el Mundial de Atletismo de Menores que inicia en Cali el próximo 15 de julio.

“Le prometí a mi madre que voy a ganar muchos títulos y que estaré en unos Juegos Olímpicos, porque todo lo que hago en la vida es por ella. Sé que soy su orgullo, porque mira, soy su hijo único y le estoy entregando muchas alegrías, gracias a Dios”, asegura el atleta costeño, quien al lado de doña Milady ha tenido que enfrentarse a una vida en la que su única escapatoria a tantas dificultades ha sido ese don que Dios le dio a la hora de correr.

Su padre, a quien no conoció como resultado de la violencia de este país, dejó un vacío grande en su vida, pero eso no ha sido excusa para no salir adelante, porque tiene claro que su decisión de triunfar y el amor por su progenitora son más que suficientes para conseguirlo.

Antes de descubrir para qué era realmente bueno, Antonhy no tenía la más mínima idea de que su futuro estaba en las pistas. Unos Juegos Intercolegiados en la ciudad de Barranquilla fueron la plataforma a la ‘fama’ de la figura de la Selección Colombia, quien una vez comenzó a correr en las distintas pruebas, se dio cuenta rápidamente de que pocos podían mantener su nivel. Ese fue el inicio de una historia que apenas comienza a escribir sus primeros y exitosos pergaminos.

“Me dijeron que compitiera y las cosas se comenzaron a dar. Me invitaron y yo dije: ‘listo, vamos a jugar un rato’, y resulta que el juego terminó en serio. En las primeras competencias que hice por fuera, como en Armenia, la verdad no me fue bien porque nunca había salido y viajado en un avión, pero después las cosas cambiaron. Posteriormente fui a unos Campeonatos Nacionales en Turbo, Antioquia, y ya las cosas fueron diferentes para mí, conseguí quedar segundo en los 300 metros y todo cambió en las siguientes competencias”, aseguró el deportista.

Gracias a su evidente rapidez, apareció en su camino el profesor Juan Carlos Cervantes, quien lo guiaría para que con el tiempo fuera de forma consecutiva a dos Suramericanos, donde realizó los tiempos de 48.72 y 48.17 en su especialidad, los 400 metros, mostrando así progresión en su trabajo.

“Gracias a Dios, después de esas marcas y ese buen trabajo me dejaron en manos del profesor Valentín Gamboa, quien ha tenido la tranquilidad necesaria para que yo pueda lograr mis objetivos”, aseguró Antonhy, quien se ha convertido en uno de los más sobresalientes atletas con futuro de Colombia, y hoy pude decir que no tiene quién le gane en el país corriendo su misma especialidad.

Pero Antonhy Zambrano no solo piensa en correr, y su marca personal de 47:13 no le impide ver su futuro. El costeño sabe que la vida del deportista es corta y quiere desde ya tener un piso sólido que le permita ser más que un atleta que se devora las pistas.

“Quiero estudiar medicina forense en los Estados Unidos. La verdad, es lo que me gusta y quiero hacerlo. Por eso también trabajo en mi deporte para que todo salga bien. Busco ser un deportista integral, y ya decidí que lo tengo que hacer”, explicó Antonhy, tan seguro, como si fuera a correr alguna de sus pruebas.

Su elección tiene una explicación más que importante, ya que la carrera que quiere estudiar fue la misma que siempre soñó hacer su mamá, razón por la que decidió hacerla y rendirle un homenaje a la que considera es la persona más importante de su vida. es Antonhy Zambrano, un joven atleta que quiere ser el primero en cruzar la línea de meta en el Mundial, y ser el gran campeón de la vida para su mamá.

 

 

 

Share Button