miércoles diciembre 2 de 2020

Dos obras prioritarias

Jorge Enrique Giraldo  Acevedo

Por: Jorge Enrique Giraldo Acevedo

Íquira, Huila , 26 de Julio_ RAM_ Bogotá y Barranquilla  son las ciudades de Colombia cuyos habitantes soportan los peores casos de descortesía, falta grande de atención y hasta respeto; indiscutiblemente esto sucede,  desde el punto de vista de administración,  por la pobre gestión de numerosos alcaldes.

La población de Barranquilla es de 1´206.946 personas, lo que la convierte en la cuarta ciudad más poblada del país detrás de Bogotá, Medellín y Cali; los habitantes de  la capital colombiana están estimados en más de  9 millones.

Los anteriores datos nos sirven para asegurar que las obras prioritarias,  que no admiten más estudios de factibilidad son el sistema de metro para el transporte y la canalización de los  arroyos, en Bogotá y Barranquilla, respectivamente.

Está plenamente demostrado documentalmente y por informes periodísticos en «El Tiempo» y otros medios de comunicación que  en 1942, el alcalde Carlos Sanz de Santamaría propuso la construcción de un metro; en esa época Bogotá era habitada por unas 500 mil personas; es una idea que ya cumplió  73 años y su construcción es para ya debido a que es la obra más estudiada del mundo.

La reciente tragedia  por la muerte de otra persona, como consecuencia de la creciente del arroyo en Barranquilla, prendió nuevamente las alarmas por esta  situación. Fue demasiado triste el caso de la joven Luisa Paola Osorio López la estudiante de bachillerato que, cuando jugaba en un bordillo de la carrera 21, cayó al arroyo que circula por  esta vía y murió ahogada.

Casualmente el columnista Javier Ortíz Cassiani en la edición dominical del periódico «El Heraldo»,

(26.07.2015),  reveló que «Desde el portal del proyecto Arroyos de Barranquilla se cuentan los muertos. Dentro de su estructura tienen algo que llaman “Obituario”, un listado de nombres de vidas perdidas desde 1933 hasta la muerte de Luisa Paola Osorio López, la jovencita que murió esta semana. El arroyo que más vidas ha arrancado es el de la carrera 21, en el sector de Rebolo. Los registros cuentan ya 30 muertos. Es seguido por el de la calle 84, que registra 13 víctimas fatales».

Entonces, por concesión, mediante aportes de la Nación y la administración de Bogotá y Barranquilla, como sea,   la construcción del sistema metro para el transporte en la capital de Colombia, y las obras de canalización de la totalidad de los arroyos en la capital de la ciudad representativa de la región en la Costa Caribe,  deben ser obras prioritarias.

[email protected]

Share Button