jueves noviembre 26 de 2020

Al menos tres personas muertas mientras que alerta de olas de tsunami deja fuerte terremoto en Chile

16 septiembre, 2015 Internacionales

Varias personas salen corriendo de un supermercado en Santiago tras el fuerte terremoto que se registró esta noche en Chile

SANTIAGO, Chile, 16 de Septiembre_ RAM_  Un poderoso terremoto de magnitud 8,3 y más de tres minutos de duración remeció el miércoles el centro-norte de Chile, por lo que las autoridades marítimas decretaron un alerta de tsunami. Al menos tres personas murieron.

En un principio, el Servicio Geológico de Estados Unidos reportó que el movimiento telúrico tuvo una magnitud de 7,9, pero rápidamente la corrigió a 8,3. Funcionarios estadounidenses indicaron que se produjo en el Pacífico a las 7:54 de la noche con un epicentro a unos 280 kilómetros (173 millas) al norte-noroeste de Santiago y a 55 kilómetros (34 millas) al oeste de la ciudad norteña de Illapel, así como a cinco kilómetros (4,8 millas) bajo la superficie. Posteriormente se sintieron al menos seis réplicas, la más fuerte de magnitud 7 unos 25 minutos después.

La presidenta Michele Bachelet confirmó en la noche el fallecimiento de tres personas. Una mujer de 35 años en la ciudad norteña de Illapel, por la caída de una techumbre, y otra mujer de 20 años en el pueblo de Montepache, a 435 kilómetros (270 millas) al norte de Santiago, por desprendimiento de rocas. El tercero es un hombre de entre 86 y 87 años que falleció en Maipú, una comuna de Santiago, de un infarto.

Bachelet viajará al norte del país el jueves. Dijo también que evaluarán la suspensión de algunas actividades programadas con ocasión de las fiestas por la independencia.

Sismo en Chile

Por su parte, el capitán Oscar Llantén, del departamento de comunicaciones de la policía, informó que en Illapel también hay siete heridos, tres de ellos de gravedad.

Cristián Galleguillos, intendente de Illapel, declaró que «estamos en una situación bastante compleja; no tenemos luz ni agua». Indicó que un primer tsunami penetró hasta el centro de la ciudad y que se esperan otras olas, las cuales podrían ser más altas. Hasta ahora alcanzaron 4,5 metros.

La urbe está a oscuras, agregó, y «es realmente un caos lo que aquí se está viviendo». Dijo también que se observan casas y muros derribados.

Denis Cortés, alcalde de esta localidad a 280 kilómetros al norte de Santiago, relató a la televisión local que están «muy asustados. Nuestra ciudad entró en pánico».

Por su parte, Ricardo Toro, director de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior, indicó que en algunas ciudades ya llegaron algunas olas más intensas, y que se esperan otras más fuertes. El terremoto «ha abarcado gran parte del territorio nacional», agregó.

De momento han arribado olas a Pichilemu, Valparaíso, Coquimbo, Bucalemu, Huasco, Constitución, Caldera, Chañaral, San Antonio, entre muchas otras localidades, y se espera que en las siguientes horas sigan afectando el norte y sur del país. La ciudad más afectada por la altura del agua es Coquimbo, donde se estima que penetró unos 70 metros (76 yardas) hacia zonas pobladas.

En el balneario de Concón, 130 kilómetros (80 millas) al noroeste de Santiago, las primeras olas del tsunami también ingresaron hacia la ciudad, informó su alcalde Oscar Sumonte.

Nueva Zelanda emite alerta de tsunami tras sismo en Chile 

Toro dijo que «no hay un grado de afectación» mayor y llamó a la ciudadanía que vive en la costa a evacuar con tranquilidad sus casas y dirigirse a lugares con al menos 30 metros (32 yardas) de altura sobre el nivel del mar.

A la Isla de Pascua, una posesión chilena en el Pacífico Sur, se espera la llegada de olas fuertes alrededor de la 1 de la madrugada y más tarde a la austral Punta Arenas, 3.200 kilómetros al sur.

El ministro del Interior, Jorge Burgos, dijo que se reportan daños en casas de adobe en Illapel y que se sigue recopilando información.

Burgos dijo que, según el Centro Sismológico Nacional, el terremoto alcanzó una magnitud de 8 grados, lo cual hace indispensable una evacuación preventiva entre Arica, 2.000 kilómetros al norte de Santiago, y Puerto Aysén, a 1.900 kilómetros al sur. En total afectará 3.900 kilómetros.

Este desalojo es el mayor en el borde costero decretado desde el terremoto del 1 de abril de 2014, que afectó Iquique, Antofagasta y otras ciudades del norte. Chile tiene más de 4.000 kilómetros de costas.

En Santiago no se ha informado de daños y las autoridades educacionales indicaron que el jueves habrá clases normales. El tren subterráneo se detuvo por precaución, en plena hora pico, y reanudó el servicio luego de una revisión de las vías, mientras que en el aeropuerto las autoridades informaron que no hubo daños estructurales y que se suspendieron temporalmente los vuelos por seguridad.

En la región de Tarapaca, en el norte, si se cancelaron las clases.

En algunos sectores de la capital chilena las comunicaciones sufrieron cortes debido al gran número de usuarios que usaron sus teléfonos para tener noticias de sus parientes y conocidos. La carretera que se dirige al norte, que en algunas zonas pasa muy cerca del mar, sufrió algunos cortes.

La televisión local mostró a habitantes de ciudades del norte y el centro del país que iniciaban la evacuación hacia zonas ubicadas a mayor altitud. En algunas ciudades del norte también se reportan cortes de luz y problemas en las comunicaciones.

En Perú, las autoridades también lanzaron una alerta de tsunami para la zona central y sur de su litoral.

«La zona de mayor cuidado es el borde costero donde la posible llegada al puerto de Ilo será a las 8.03 de la noche y al puerto del Callao a las 8.54 de la noche», dijo a Radioprogramas el contralmirante Rodolfo Sablich, director de Hidrografía de la Armada peruana.

Este podría ser lo que algunos expertos llaman «terremotos mentirosos», ya que la oscuridad no permite ver los daños sino hasta que amanezca. El último terremoto de gran magnitud en el país se registró en el centro-sur en 2010 y dejó poco más de 500 muertos.

Chile es una de las naciones más sísmicas del mundo por ubicarseen el llamado cinturón del Pacífico, y la mayoría de sus edificaciones están diseñadas para soportar fuertes movimientos telúricos. Su población sabe cómo reaccionar ante ellos, por lo que quienes viven en el borde costero evacuan de inmediato hacia zonas altas.

Share Button