lunes septiembre 26 de 2022

Autoridades y activistas venezolanos censuraron que Luis Almagro atendiera una invitación del alcalde Donamaris Ramírez

05 septiembre, 2015 Internacionales

San Antonio del Táchira, 05 de Septiembre_ RAM_  El secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, fue blanco de críticas durante un mitin efectuado en el lado venezolano de la cerrada frontera con Colombia, a la misma hora en que visitaba Cúcuta.

La televisión estatal venezolana retransmitió a todo el país el mitin desde San Antonio del Táchira donde se escuchó a autoridades y activistas censurar que Almagro llegara a Cúcuta atendiendo una invitación de su alcalde, Donamaris Ramírez.

Colombia no logró en una sesión del Consejo Permanente de la OEA celebrada el pasado lunes que fueran convocados los cancilleres de los 34 países que integran el organismo continental para analizar la crisis en la frontera entre ambas naciones.

Almagro llegó este sábado Cúcuta, separada de San Antonio del Táchira por un puente cerrado desde el 19 de agosto por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en el marco de un plan contra el contrabando, el paramilitarismo, el narcotráfico, ilícitos cambiarios y otros delitos permitidos por autoridades colombianas, según sus pares de Venezuela.

«A ese señor de la OEA no lo queremos aquí», declaró a la televisión estatal en el mitin una mujer que dijo ser colombiana sin residencia legal en Venezuela, a quien el gobernador del estado Táchira, Luis Vielma Mora, dijo que se le concederá la nacionalidad al igual que todos los colombianos indocumentados que lo requieran.

Ya suman 5,6 millones los colombianos nacionalizados venezolanos en la última década, recordó tras remarcar que «a nosotros no nos puede dividir la OEA».

Vielma Mora añadió que el jefe de la OEA debió acudir a la alcaldía de Cúcuta con agentes de la policía internacional de Interpol para que verificaran «los actos de corrupción en esa alcaldía» dirigida por Ramírez.

En el mismo mitin y junto a Vielma Mora, el diputado oficialista Darío Vivas fue más frontal y acusó a Almagro de ser un «títere del imperio» estadounidense.

«Criticamos la presencia aquí de ese títere del imperio, el secretario general de la OEA», cuya visita a Cúcuta constituye un acto de «hostigamiento y provocación», remarcó Vivas, al recordar que Maduro le ha pedido a su par colombiano, Juan Manuel Santos, reunirse con él para buscar soluciones de manera conjunta.

Según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), desde el pasado 19 de agosto, día en que Maduro ordenó el cierre del principal paso fronterizo entre Cúcuta y San Antonio, seguido del estado de excepción en una franja limítrofe de la región del Táchira, al menos 1.355 colombianos fueron deportados.

Otros 15.000 colombianos han regresado por su propia cuenta al país procedentes de Venezuela ante el miedo de la deportación, agregó el organismo.

Share Button