sábado octubre 1 de 2022

El Ojo del Halkón Juan Manuel acorralado

13 septiembre, 2015 El Ojo del Halkón, Opinión, Política

Ruben Dario Mejia Sanchez _25_02_12

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

Mucha gente tiene miedo de decir la verdad y como dijo Cristo en una oportunidad “la verdad os hará libres”, y dará paz, pero no es una paz común y corriente, con lo que está sucediendo con Venezuela se puede hablar que en Colombia no hay unidad y eso se demostró desde el Congreso de la República, cuando un hombre de las capacidades y del gran talento, como el presidente del Partido Conservador llamó para que se le hiciera un debate político a la Canciller Holguín, quien con gran sabiduría e inteligencia ha tenido que tragarse la lengua para no contestar a las bestialidades de su colega de Venezuela y el Gobierno que representa.

Bien lo decía Carlos Marx “la peor pesadilla de cualquier sociedad es que los idiotas y los ignorantes lleguen al poder”, y eso es exactamente lo que le está pasando a Venezuela en donde salimos de las torpezas de Chávez para pasar a las burradas del seudo-colombiano Nicolás Maduro, un hombre que no entiende razones, que está cerrado a la realidad y que cree que con sus petrodólares puede manejar el mundo, sin pensar que un día no muy tarde comience a vivir el otoño del patriarca más fuerte que el que escribió Gabriel García Márquez. Decía en una de las  columnas anteriores que este era un diálogo con un sordo y dice el adagio popular que no hay mayor sordo y ciego que quien no quiere oír ni ver, quien no reconoce la viga que hay en su ojo ante la paja de su adversario y de verdad que se puede decir que el presidente Santos está acorralado, sin atreverme a decir que lo que está es atrapado sin salida.

Sus buenos oficios son respondidos con ataques, con mentiras y demostrando ante el mundo que no le da vergüenza de cometer los errores que comete y como niño sin conciencia señala a los demás como causantes de lo que está sucediendo y lo peor de todo es el grupo de títeres que lo rodean y es que cuando se aferran al poder los hombres pierden la razón y pueden dar la vida porque este no se les quite.

Maduro, inmaduro, hombre sin conciencia, hombre incendiario y en quien si le cabe lo que dijo un gran pensador, que la ignorancia era atrevida, porque es de esos tráfugas que tiran la piedra y esconden la mano.

Da pena que en Colombia hallan personajes, entre ellos un ex presidente que no sepan hacer respetar su propio país y estén de parte del tirano. No sabía que a pesar de la torpeza Samper Ernesto dejara entrar al Palacio de Nariño los elefantes sin darse cuenta sino que ahora no tenga carácter para darse cuenta que están atropellando a sus conciudadanos y creo que el cargo de Secretario de la UNASUR le va como anillo al dedo, por quienes lo están rodeando, pues si miramos sus hojas de vida todos están haciendo las cosas muy mal, porque Ecuador trata a su manera de atacar a Colombia en la parte económica porque no ha podido manejar sus finanzas internamente, Evo Morales con el deseo de perpetuarse en el poder no oye ni ve ni entiende, Dilma Rousseff con su baja popularidad anda semiescondida y Cristina Fernández lleva a su país al despeñadero y que esperar del oportunista presidente de Nicaragua, quien apenas vio lo que estaba sucediendo atacó de nuevo y exigió a Colombia respuestas sobre el mar territorial.

Diría mi abuelo “mijo, con esa clase de amigos es mejor andar solo, porque buey solo bien se lame y no tiene que ver la traición de los demás”.

Santos está solo, hoy medio se le ayuda y mañana se le ataca las 24 horas, hoy está tratando de que avance el proceso de paz con la Guerrilla en La Habana y ésta lo ataca exigiéndole, casi se debe de arrodillar ante Venezuela para que las cosas sigan adelante por un buen camino, pero como van las cosas en este punto yo que he sido semioptimista, hoy soy pesimista y creo que está en peligro el proceso de La Habana, si las FARC se salen del cauce y comienzan a pedir lo que no están dentro de los acuerdos.

No hay nada más peligroso que una puñalada trapera y no se entiende como cuando el presidente Colombiano trata de buscar diálogos francos y sinceros el venezolano con sus bravuconadas y mentiras lo reta, y sus títeres, entre ellos la Canciller y el Gobernador del Táchira van por el mundo diciendo mentiras y lavándose las manos como lobos con piel de oveja mientras que invaden el espacio aéreo colombiano y sacan a la fuerza a los colombianos que han trabajado, que les han colaborado en la economía, para que salgan adelante de esa pereza de ricos levantados que llevan a cuestas desde hace muchos años, porque no vamos a mentiras, pero la mayor parte de la economía de la República Bolivariana de Venezuela ha sido levantada y sostenida gracias al trabajo honesto de unos colombianos que en vez de buscar el sueño americano se fueron huyendo de la violencia a buscar el sueño bolivariano que fue una verdadera fantasía.

Creo que somos responsables todos de respaldar al Gobierno, los políticos, los dirigentes gremiales, del comercio y de la industria, los pobres y los ricos, los mayores y los niños, los hombres y las mujeres, a la gran labor del Gobierno por sacar una salida diplomática, aunque lo que se ve es que Maduro espera que Santos caiga en sus provocaciones, lo que esperamos que no suceda.

[email protected]

Share Button