jueves noviembre 26 de 2020

Santos y Maduro acuerdan progresiva normalización de la frontera

21 septiembre, 2015 Generales, Internacionales, Política

Fue un dialogo sereno, respetuoso y constructivo, dijo el Presidente Santos

Quito, Ecuador, 22 de Septiembre_ RAM_  Al término de la reunión celebrada este lunes en Ecuador entre el presidente Juan Manuel Santos y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro –para tratar la crisis fronteriza desatada el pasado 19 de agosto– se alcanzó un principio de acuerdo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa –quien junto con el jefe de Estado de Uruguay, Tabaré Vásquez, figuraron como facilitadores del encuentro, en su papel como presidentes de la CELAC y la UNASUR, respectivamente– leyó los acuerdos alcanzados entre Colombia y Venezuela.

De acuerdo con Correa, se trató de un diálogo constructivo que permitirá superar las dificultades de la relación bilateral. “Los jefes de Estado de Colombia y Venezuela reafirmaron los lazos históricos, la vecindad geográfica y un eje en común: ratificar el derecho de cada país. Por ello, ambos jefes de estado se comprometen a”:

  1. Retorno inmediato de los respectivos embajadores.
  2. Investigación de la situación en la frontera.
  3. Reunir a los equipos de ministros inmediatamente para comenzaraá a tratar los temas sensibles en la frontera; reunión que continuara el miércoles 23 en Caracas.
  4. Progresiva normalización de la frontera.
  5. Coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país.
  6. Hacer un llamado al espíritu de hermandad y unidad propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia.
  7. Continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay.

Según ha trascendido, se habría alcanzado un principio de acuerdo en por los menos cuatro puntos fundamentales relacionados con las problemáticas que se registran en la frontera.

El acuerdo comprende, entre otras, medidas de orden público para que de lado y lado de la frontera, haya mayor presencia de la Fuerza Pública e incluso, militarización de la zona.

Se anuncian también acuerdos para controlar el contrabando y medidas para que, manera gradual, se abra la frontera para el paso de colombianos a territorio venezolano y viceversa.

Declaración Conjunta

Los presidentes de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y de la República de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, llevaron a cabo una importante reunión en Quito, con la facilitación del Presidente Rafael Correa, presidente protempore de la CELAC y del Presidente Tabaré Vásquez, Presidente protempore de Unasur, para un diálogo constructivo que permita superar  las dificultades de la relación bilateral.

Los  jefes de Estado reconocieron la importancia fundamental que tienen los mecanismos regionales de unidad como la UNASUR y la CELAC.

Los jefes de Estado de Colombia y Venezuela reafirmaron los lazos históricos, la vecindad geográfica y un origen común, reconocen igualmente la importancia de ratificar el derecho de cada país a desarrollar su propio modelo político, jurídico, económico y social, así como a organizarse en la forma que más le convenga, sin ingerencias externas.

Ambos jefes de Estado se comprometen a construir un acuerdo que solucione los problemas de la frontera común, orientado a la fraterna convivencia, la buena vecindad, el mutuo respeto y el desarrollo económico y social.

Coincidieron en la importancia de continuar fortaleciendo el diálogo bilateral entre ambos países, para garantizar el cumplimiento de estos propósitos, en el marco del respeto al derecho internacional.

Al término de la reunión, los presidentes de Colombia y Venezuela acordaron:

  1. El retorno inmediato de los respectivos embajadores.
  1. Realizar una investigación de la situación de la frontera.
  1. Reunir a los equipos de ministros inmediatamente para empezar a tratar los temas sensibles de la frontera, reunión que continuará el miércoles 23 en la ciudad de Caracas.
  1. La progresiva normalización de la frontera
  1. La coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país.
  1. Hacer un llamado al espíritu de hermandad y la unidad, propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia.
  1. Continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay.

‘Este es uno de los capítulos más tristes de nuestra historia’: Santos

El presidente Juan Manuel Santos dijo este lunes que los estados de excepción, declarados por el mandatario venezolano Nicolás Maduro en su país, “no pueden servir de excusa” para las violaciones a los derechos humanos que han sufrido los colombianos que han retornado desde el vecino país.

Santos hizo una declaración minutos antes de partir para Quito, en donde se reunirá con Maduro, con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y con el de Uruguay, Tabaré Vásquez, para tratar de encontrar un principio de solución a la crisis con Venezuela, que ya completa un mes.

El pasado 20 de agosto, el presidente venezolano ordenó el cierre de la frontera y la deportación de miles de colombianos que residían en el vecino país, con lo que se generó una crisis humanitaria en Cúcuta (Norte de Santander).

Esta crisis, de acuerdo con cifras entregadas este lunes por el propio Santos, suma ya 1.645 deportados y “un poco más” de 17.000 “damnificados”, entre deportados y connacionales que se han visto obligados a retornar a Colombia.

Santos agregó que los problemas en la frontera entre los dos países, como por ejemplo el narcotráfico, el contrabando y la presencia de bandas criminales, “son de vieja data” y que por ello debe buscarse una solución “entre los dos países”.

La declaración conjunta leída por Correa señala que ambos jefes de Estado se comprometen a construir un acuerdo que solucione los problemas de la frontera común, “orientado a la fraterna convivencia, la buena vecindad, el mutuo respeto y el desarrollo económico y social”.

“Coincidieron en la importancia de continuar fortaleciendo el diálogo bilateral entre ambos países, para garantizar el cumplimiento de estos propósitos, en el marco del respeto al derecho internacional”, agregó Correa.

Según ha trascendido, se habría alcanzado un principio de acuerdo en por los menos cuatro puntos fundamentales relacionados con las problemáticas que se registran en la frontera.

El acuerdo comprende, entre otras, medidas de orden público para que de lado y lado de la frontera, haya mayor presencia de la Fuerza Pública e incluso, militarización de la zona.

Se anuncian también acuerdos para controlar el contrabando y medidas para que, manera gradual, se abra la frontera para el paso de colombianos a territorio venezolano y viceversa.

“Triunfó la sensatez”: Maduro

A su turno, el presidente Nicolás Maduro aseguró que el diálogo con Santos implicó un “inicio e incluso, reinicio de las relaciones”, destacando que el encuentro tuvo un clima de hermandad en el que “triunfó la sensatez, del diálogo y la paz”.

El presidente de Venezuela agradeció a su homólogo por asistir a la reunión e indicó que no hubo cabida para el “odio o el revanchismo; solo hubo espacio para el diálogo”.

“Maduro se comprometió a investigar la violación del espacio aéreo”: Santos

Entretanto, el presidente Juan Manuel Santos reconoció las diferencias entre ambos países –recordando la reunión que sostuvo con el entonces canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente Hugo Chávez, días después de haberse posesionado como presidente– y pidió respeto por los elementos que diferencian a ambas naciones.

Santos agradeció a los facilitadores por su disposición para alcanzar un diálogo y resaltó el papel que ha jugado Venezuela para el proceso de paz de Colombia, aunque también recordó los ‘incidentes’ que se han presentado tras el cierre fronterizo, los cuales –según Santos– no debieron presentarse.

“(Cuando se adoptaron las medidas) le expresé al presidente Maduro el respeto sobre su decisión de cerrar la frontera o deportar a los colombianos (que presuntamente estaban en condición de ilegalidad), señalando que está en todo su derecho, pero le pedí que respetara el debido proceso y los derechos de los colombianos”, declaró el jefe de Estado.

Santos manifestó que Maduro se comprometió a investigar la violación del espacio aéreo y confió en el restablecimiento del camino y las instancias en los diferentes temas que los deben unir: “Entiendo la preocupación de Venezuela por las bandas criminales, las cuales estamos interesados en combatir; el narcotráfico es otro tema que nos obliga a trabajar juntos”.

El mandatario colombiano saludó también el regreso de los embajadores a Bogotá y Caracas, tras ser llamados a consultas el 27 de agosto.

«Aquí primó, como dice el presidente Maduro, la sensatez. Esta fue una discusión, un diálogo sereno, respetuoso y productivo y me complace muchísimo poder restablecer este diálogo con Venezuela porque lo hemos dicho tantas veces: cuando dos mandatarios tienen diferencias quienes sufren son los pueblos», destacó el presidente.

Share Button