jueves noviembre 26 de 2020

Vaticano no prevé reunión del Papa Francisco con cabecillas de las Farc en Cuba

15 septiembre, 2015 Internacionales, Política

papafrancisco

Ciudad del Vaticano, 15 de Septiembre_ RAM_  Ya desde el pasado 19 de agosto, a través del vicedirector de la oficina de prensa, padre Ciro Benedetti, el Vaticano había descartado una eventual reunión del Papa Francisco con los cabecillas de las Farc durante la visita que se dispone a realizar a Cuba. Ahora, lo hizo Monseñor Federico Lombardi, director de la misma oficina, quien simplemente dijo que no prevé que se produzca el encuentro.

En una rueda de prensa convocada para dar detalles de la gira papal del 29 al 28 de septiembre por Cuba y Estados Unidos, Lombardi declaró: “Creo que la negativa es lo más verosímil y de esperar. Invito a no esperarlo. Sería un elemento extraño al programa y, por lo tanto, no lo preveo”.

No obstante, el prelado aclaró “el papa puede hacer lo que quiera”, para significar que si el Pontífice lo determina, podrá aceptar la reunión con los cabecillas del grupo guerrillero colombiano que desde hace tres años se encuentran en Cuba negociando un proceso de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y han solicitado los buenos oficios de Francisco para avanzar en la firma de un acuerdo final.

Lombardi no hizo comentarios adicionales.

El pasado 19 de agosto, el Padre Ciro Benedetti, segunda autoridad de la oficina de prensa del Vaticano, fue interrogado sobre la solicitud de la guerrilla comunista de una reunión entre el papa y los negociadores de paz colombianos durante su visita a Cuba y respondió:

“En la agenda papal para Cuba no se tiene previsto un encuentro entre el Santo Padre y representantes de las Farc”.

La petición de un encuentro con el papa en Cuba la realizó la delegación de paz de las Farc al presidente de la Conferencia Episcopal colombiana, Luis Augusto Castro, durante un encuentro en La Habana.

El tema de la paz en Colombia ha sido abordado personalmente en el Vaticano en dos ocasiones por el presidente Juan Manuel Santos quien invitó a Francisco a visitar su país, un viaje que podría realizarse en 2017, según el cardenal colombiano Rubén Salazar.

Además, en varias ocasiones el pontífice argentino se ha pronunciado a favor del proceso de paz colombiano.

En junio pasado, Francisco ofreció la ayuda de la Iglesia y personal para todo lo que se necesite, según sus propias palabras.

“Lo que pueda hacer yo personalmente o la Iglesia cuente con nosotros. Lo apoyamos y si necesita que juguemos un papel estamos dispuestos a hacerlo, a ayudarlo”, le dijo el papa Francisco al presidente Santos en una audiencia con el pontífice en el Vaticano.

Posteriormente, el Papa Francisco pidió a los jueces de Colombia y a la instituciones, “identificar soluciones” más creativas para llegar a acuerdos sobre la justicia que se deberá aplicar a los guerrilleros una vez firmen la paz.

El papa instó a los jueces de Colombia a buscar soluciones “que refuercen la paz”, en un mensaje enviado a un encuentro de juristas para evaluar fórmulas de justicia transicional que permitan poner fin al conflicto armado interno.

Cuba Y La Visita Papal 

A propósito de la visita de Francisco, el diario Granma, órgano oficial de información del régimen comunista cubano, publica este martes un editorial bajo el título “Bienvenido Papa Francisco”, en el cual destaca que “la presencia en Cuba del Sumo Pontífice confirmará el buen estado de las relaciones existentes entre el Gobierno cubano y la Santa Sede”.

El texto del escrito, que representa la posición del gobierno de La Habana, es el siguiente:

El Papa Francisco, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano, realizará una visita apostólica a Cuba entre el 19 y el 22 de septiembre.

Desde su llegada a La Habana, recibirá una cordial bienvenida del Gobier­no cubano y del pueblo de la capital. Su Santidad podrá apreciar el respeto, afecto y hospitalidad, que todos le brindaremos, durante su estancia en nuestra Patria.

Constatará nuestro patriotismo y el arduo y fructífero esfuerzo de la Nación por enaltecer al ser humano, por la justicia y la cultura; por ese mundo mejor que no es solo posible, sino indispensable.

Su presencia en Cuba confirmará el buen estado de las relaciones existentes entre el Gobierno cubano y la Santa Sede, que este año celebraron su 80 aniversario de nexos ininterrumpidos.

Entre sus más importantes mo­men­tos se destacan las visitas del Coman­dante en Jefe Fidel Castro Ruz a la Santa Sede en 1996, las realizadas a Cuba por los Sumos Pontífices Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en el 2012, así como el positivo encuentro sostenido, en mayo pasado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raúl Castro Ruz con el Papa Francisco, en el Vaticano.

En los últimos meses, las autoridades vaticanas y la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, junto al Gobierno, han trabajado para crear las condiciones que permitan la exitosa realización de las actividades previstas.

Los peregrinos de otras partes del mundo, que querrán acompañarnos en esta significativa ocasión, serán acogidos con la amabilidad que caracteriza a los cubanos.

Las misas que oficiará en las plazas de la Revolución “José Martí” y “Calixto García”, de La Habana y Holguín, respectivamente, en las mañanas del domingo 20 y el lunes 21 de septiembre, contarán con la presencia masiva de compatriotas de todas las provincias.

Se encontrará con obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y laicos. Saludará a jóvenes y familias cubanas. Celebrará una misa en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, declarada por el Papa Benedicto XV, como Patrona de Cuba.

Escucharemos las palabras de Su Santidad con respeto y atención, mostrando que somos un pueblo educado y noble, que como digno anfitrión, le presentará su historia, cultura y tradiciones; inmerso en el proceso de actualización de su modelo socioeconómico, comprometido en la defensa de la soberanía nacional y en preservar sus conquistas sociales y alcanzar el mayor bienestar para todos sin exclusiones.

Despediremos al primer Papa latinoamericano desde la heroica ciudad de Santiago de Cuba, después de haberle ofrecido una fehaciente de­mostración de nuestra unidad, solidaridad y compromiso con la Hu­manidad.

Share Button