viernes mayo 7 de 2021

Crean en Bogotá Red Colombiana de Jóvenes Positivos-VIH para luchar contra estigmatización y evitar más contagiados

10 octubre, 2015 Bogotá, Salud

Vih-sida

En un encuentro que se inició este viernes en Bogotá, 40 jóvenes con diagnóstico de VIH, procedentes de diferentes ciudades y municipios del país, darán vida a una Red Nacional de Jóvenes Positivos (+), con el fin de visibilizar la situación que sufren por este flagelo e impulsar respuestas adecuadas por parte de las instituciones estatales que garanticen los derechos a la salud, a una vida digna y a oportunidades de desarrollo, y al mismo tiempo, hacerle frente al estigma y la discriminación.

Los promotores de la red son jóvenes provenientes de Barranquilla, Riohacha, Pradera (Valle del Cauca), Armenia, Caucasia y Medellín, Montería, El Guamo (Tolima), Pereira, Yopal, Cúcuta, Neiva, Bogotá y varios municipios de Cundinamarca,.

El encuentro, que concluye este sábado, se realiza bajo el auspicio de la Organización de Naciones Unidas, ONU-Colombia, que declaró su preocupación por las dimensiones que está tomando el contagio del SIDA en el país.

Según la ONU, cerca de 15.980 adolescentes y jóvenes han sido diagnosticados con VIH en los últimos 5 años, pero existe un importante subregistro que puede indicar que la cifra real es muy superior.

Subraya que los jóvenes que viven con VIH/Sida enfrentan una serie de barreras de acceso a la salud y al tratamiento con antirretrovirales de manera consistente, además enfrentan discriminación e incluso expulsión de sus centros educativos, y perviven imaginarios sociales que culpabilizan, marginan y rechazan a las personas a causa de su diagnóstico.

Víctor Amórtegui, joven positivo que coordina el encuentro, señaló que por ello “es fundamental que los jóvenes que vivimos con VIH nos conozcamos unos a otros, que nos reconozcamos como actores políticos y agentes de cambio social, y que trabajemos unidos para evitar la infección de nuevos jóvenes y defender los derechos humanos de quienes están infectados y(o) afectados por la epidemia”.

La transmisión sexual sigue siendo el principal mecanismo de infección; sin embargo, siguen naciendo niños y niñas con el virus por transmisión materno-infantil, que para el año 2012 se ubicaba en un 4%, aún por encima de la meta que propuso Colombia para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que efectivamente no pudo cumplirse.

En el 46% de los casos, para 2012, el diagnóstico de VIH en gestantes fue posterior al parto, traduciéndose en oportunidad perdida para prevenir la transmisión del virus de esas madres a sus bebés.

Solo el 27% de los jóvenes se ha realizado una prueba para VIH en el último año, lo cual implica la falta de información y concientización de la población juvenil frente a los riesgos del ejercicio de la sexualidad, que solo se acompaña del uso del condón en el 44% de las relaciones. Existen, además, barreras culturales y sociales que obstaculizan el acceso a la prueba, relacionados con el miedo al diagnóstico dado el estigma y la discriminación de las que son víctimas las personas que vive con el virus. Por último, falta una gestión activa del sistema de salud, que promueva y garantice el acceso de los jóvenes a la información sobre sexualidad, a métodos de prevención efectivos, a la prueba diagnóstica y al tratamiento adecuado, en caso de requerirse.

Martha Lucía Rubio, Asesora en Salud Sexual y Reproductiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) afirmó que “cualquier adolescente infectado por VIH implica la falla del sistema de salud y de la sociedad entera en la protección de los derechos de los jóvenes a una sexualidad segura e informada, y la insuficiencia de las campañas de prevención y de la disponibilidad de los condones para población juvenil”.

Añadió que la adolescencia es el momento propicio para incorporar los conocimientos y las habilidades para la toma de decisiones informadas, seguras y conscientes sobre la vida y la sexualidad, y reforzar la importancia del uso del condón en todas las relaciones.

Por ello, el acceso a la educación sexual integral para todas las(os) adolescentes del país y a servicios de salud amigables y de calidad, es un imperativo para Colombia, si se quieren reducir fenómenos ligados al ejercicio de una sexualidad juvenil como el VIH/Sida, el embarazo adolescente y la violencia de género y sexual, que tienen como base común la desinformación, la falta de oportunidades, la desigualdad y la discriminación.

La ONU advirtió que el VIH en jóvenes en América Latina y el Caribe es preocupante y al efecto hizo las siguientes precisiones:

  • América Latina y el Caribe tiene una de las tasas más alta del mundo en iniciación sexual precoz en las niñas. Más del 22% de ellas mantiene relaciones sexuales antes de cumplir los 15 años de edad, lo cual las expone desde muy temprano a la infección.
  • El conocimiento de los jóvenes sobre VIH es bajo. En la mayoría de los países con datos disponibles, menos del 50% de los jóvenes sabe cómo prevenir la transmisión sexual del VIH. El desconocimiento sobre el VIH se acentúa en las mujeres.
  • Sólo el 30% de las y los jóvenes identifican correctamente como prevenir la transmisión sexual del VIH y reconocen conceptos erróneos sobre su transmisión.
  • Siete de cada diez mujeres de 15 a 24 años que mantuvieron relaciones sexuales no han utilizado condón en su última relación sexual.
Share Button