jueves mayo 23 de 2024

Sigue caída de la producción industrial; utilización de la capacidad instalada por debajo de su nivel histórico

23 octubre, 2015 Económicas

logo_andi_20120313_051442

 La Asociación Nacional de Industriales, ANDI, reportó que sigue en caída la producción y venta de la industria en Colombia. Según los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) que realiza el gremio, en el período enero-agosto 2015, comparado con el mismo período de 2014, la producción y las ventas totales disminuyeron -0.5% y -0.3% respectivamente, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno entraron a terreno positivo 0.9%.

Excluyendo la refinación de petróleo, la encuesta arroja un crecimiento de 0.9% en producción, 1.6% en ventas totales y 2.0% en las ventas hacia el mercado interno.

No obstante, la ANDI advierte que “si bien los resultados de la Encuesta siguen evidenciando un menor ritmo de la actividad manufacturera colombiana y mantienen caídas en producción y ventas, estas tasas negativas se han moderado y en el caso de las ventas hacia el mercado interno, entramos en terreno positivo”.

La Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la ANDI realiza con ACICAM, ACOPLASTICOS, ANDIGRAF, CAMACOL y la Cámara Colombiana del Libro, revela un crecimiento manufacturero de 0.9% entre enero y agosto, excluyendo refinación de petróleo.

Con respecto a otros indicadores de la EOIC, la utilización de la capacidad instalada se sitúa por debajo de su nivel histórico; los pedidos e inventarios son ligeramente superiores a los registrados Con la puesta en marcha de la planta de Reficar prevista para finales de este año, se espera una dinamización del sector manufacturero.

Al evaluar otros indicadores industriales encontramos que en comercio exterior, las ventas externas totales entre enero y agosto disminuyeron -33.7% con respecto al periodo anterior, mientras que las exportaciones del sector industrial cayeron -16.9%. La balanza comercial también sigue mostrando signos de deterioro a pesar de la devaluación del peso. En esta dirección, les preguntamos a las empresas sobre las medidas que han tomado para hacerle frente al mayor ritmo de devaluación, teniendo en cuenta que es una variable que afecta, entre otros aspectos, los costos de producción, la financiación en el exterior y los precios de los productos y servicios.

El tema tributario sigue siendo un eje de preocupación para el sector privado. Según recientes declaraciones del Foro Económico Mundial –WEF-, Colombia es el cuarto país del mundo y el tercero en América Latina con mayor carga tributaria con una tasa promedio de 75.4% sobre el valor de las utilidades. Los efectos que esta alta carga impositiva puedan tener sobre las decisiones e incentivos para la inversión son preocupantes, en tanto que el Índice Global de Competitividad 2015-2016 posiciona a Colombia en el puesto 131 de un total de 140 economías en el impacto y alcance de la tributación sobre los proyectos de inversión productiva.

En este sentido, reiteramos la necesidad de adelantar la reforma tributaria estructural con el fin de avanzar en competitividad y en la generación de un ambiente favorable a la inversión y al crecimiento. Esta reforma debe ser parte fundamental de la implementación de una política empresarial orientada hacia la inserción de las empresas colombianas en las cadenas globales de valor.

No obstante estas dificultades no podemos desconocer que el país está logrando avances en competitividad. Los resultados del FEM divulgados recientemente indican que mejoramos cinco posiciones. En aspectos macroeconómicos, solidez del sistema financiero tenemos un buen posicionamiento que debemos preservar. Debemos seguir trabajando en temas como instituciones (125), corrupción (126) y la calidad del transporte (98), solo por mencionar algunos aspectos.

También queremos como una noticia positiva el hecho que en los pronósticos de las entidades multilaterales como el Fondo Monetario Internacional –FMI- Colombia aparece con una proyección de 2.5%, muy por encima de lo proyectado para América Latina (-0.3%).

En el mes de agosto también les preguntamos a las empresas sobre su presencia internacional y sus planes de relocalización, tanto en otras regiones de Colombia como en otros países.

Estos son algunos detalles de los indicadores reportados por la EOIC:

En lo corrido entre enero y agosto, la industria sigue con caídas en producción y ventas

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la ANDI realiza con ACICAM, ACOPLASTICOS, ANDIGRAF, CAMACOL y la Cámara Colombiana del Libro, en el período enero-agosto 2015, comparado con el mismo período de 2014, la producción y las ventas totales disminuyeron -0.5% y -0.3% respectivamente, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno entraron a terreno positivo 0.9%. Los resultados de la manufactura se han visto afectados por el sector de refinación de petróleo. Si excluimos esta actividad, la EOIC arroja un crecimiento de 0.9% en producción, 1.6% en ventas totales y 2.0% en las ventas hacia el mercado interno.

A nivel sectorial, se observa un comportamiento heterogéneo, como se refleja en el siguiente cuadro.

Utilización de la Capacidad Instalada

Con respecto al indicador de utilización de la capacidad instalada, en el mes de agosto se situó en 72.5%, por debajo del promedio histórico de la EOIC (76.3%) e inferior a la capacidad instalada reportada un año atrás (76.4%). Excluyendo refinación de petróleo la utilización de capacidad instalada es de 75.4%.

Inventarios y Pedidos

El 91.0% de la producción calificó sus pedidos como altos o normales, cifra ligeramente superior a la registrada en agosto de 2014 (90.1%). En el caso de los inventarios, éstos son calificados como normales o bajos por el 80.8% de la producción manufacturera frente a un 88.3% del mismo periodo en 2014.

Clima de Negocios y Obstáculos para la actividad productiva

La situación que atraviesa la industria manufacturera también se refleja en la percepción de los empresarios sobre el clima de negocios. En agosto de 2015, el 63.9% de los empresarios considera la situación de su empresa como buena frente a un 69.1% en el mismo mes del 2014. En cuanto a las expectativas sobre el inmediato futuro, el 35.4% considera que la situación va a mejorar, mientras que esta cifra era relativamente mayor en agosto 2014 (43.5%).

Obstáculos para la actividad productiva

Los principales obstáculos que han enfrentado los empresarios en lo corrido del año hasta agosto, en orden de dificultad son: el tipo de cambio, seguido de la falta de demanda, el costo de las materias primas y el problema de competencia. El contrabando, la infraestructura y costos logísticos y la baja rentabilidad, son otros de los problemas que resaltan los empresarios.

Tasa de cambio

Como se anotó en el punto anterior, una de las variables que tiene mayor incidencia sobre la actividad productiva es la tasa de cambio, puesto que afecta, entre otras cosas, los costos de las materias primas y la financiación en el exterior, al tiempo que determina los precios de venta de los productos finales en los mercados internacionales. En lo corrido del año, el peso colombiano se ha devaluado de manera importante.

En esta dirección, les preguntamos a los empresarios qué medidas han tomado para hacerle frente a la devaluación del peso colombiano. La acción más empleada (24.2%) ha sido reducir el nivel de importaciones y sustituir los productos traídos del exterior por productos de origen nacional. Por su parte, el 23% de los empresarios afirma haber optado por tomar coberturas cambiarias, mientras que el 22.5% incrementó sus ventas en el exterior. El aumento de precios también ha sido un mecanismo popular para enfrentar la volatilidad de la tasa de cambio, al haber sido elegido por el 21.3% de los encuestados. Otras medidas a las que las empresas han recurrido son la reducción de costos (18.5%), la negociación con sus proveedores (11.2%) y la financiación nacional (7.3%). Cabe resaltar que el 10.7% de los empresarios encuestados aseguran no haber tomado alguna medida ante la devaluación.

Presencia de empresas colombianas en el exterior

En la EOIC del mes de agosto, a los empresarios se les preguntó si tenían inversiones en plantas ubicadas en el exterior. El 15.9% de las compañías encuestadas afirmaron tener una planta de producción en el exterior, cifra similar a la obtenida en agosto de 2014 (13.7%)

Sudamérica es la ubicación más popular para las plantas en el exterior, destacándose países como Ecuador, Brasil, Venezuela, Perú y Argentina. El segundo continente con mayor presencia de plantas de empresas colombianas es Centroamérica y el Caribe, principalmente por las plantas localizadas en México, Costa Rica, Honduras y República Dominicana. Norteamérica ocupa la tercera posición en cuanto a número de plantas, siendo Estados Unidos el principal destino en ese continente. Los encuestados también aseguraron contar con plantas en Europa (por ejemplo, en Alemania, en Francia y en el Reino Unido) y en Asia, donde mencionaron destinos como China, India, Malasia o Indonesia.

La producción de las plantas en el exterior está destinada principalmente a los mercados en los que están localizadas estas plantas (75%), aunque también abastecen al mercado colombiano (19.4%) y a otros mercados (38.9%) como el estadounidense u otros mercados latinoamericanos.

Al preguntarle a las empresas si tenían planes de establecer plantas de producción en otras partes de Colombia, el 7.9% de los encuestados respondió afirmativamente. Esto implica un aumento con respecto a 2014, cuando el porcentaje se situó en 7.1%.

Dentro de las regiones que las empresas han considerado para ubicar plantas de producción están la Costa Atlántica y Antioquia, que ocupan respectivamente el primer y segundo lugar. Las empresas mencionan que dentro de sus planes de localización de nuevas plantas también están las regiones de Bogotá/Cundinamarca, el Valle del Cauca y los Llanos Orientales. Además, hay empresas cuyos planes los llevan a buscar cercanías a los puertos.

A las empresas encuestadas también se les indagó sobre sus planes de ubicar plantas de producción en otros países. El 3.7% de las empresas tiene proyectos de establecer plantas en otros países. Esta proporción para el año 2014 era 2.4%. Aquellas empresas que buscan localizarse en el exterior tienen a Centroamérica y Sudamérica como principales destinos.

Utilización de la Capacidad Instalada

Con respecto al indicador de utilización de la capacidad instalada, en el mes de agosto se situó en 72.5%, por debajo del promedio histórico de la EOIC (76.3%) e inferior a la capacidad instalada reportada un año atrás (76.4%). Excluyendo refinación de petróleo la utilización de capacidad instalada es de 75.4%.

Inventarios y Pedidos

El 91.0% de la producción calificó sus pedidos como altos o normales, cifra ligeramente superior a la registrada en agosto de 2014 (90.1%). En el caso de los inventarios, éstos son calificados como normales o bajos por el 80.8% de la producción manufacturera frente a un 88.3% del mismo periodo en 2014.

Clima de Negocios y Obstáculos para la actividad productiva

La situación que atraviesa la industria manufacturera también se refleja en la percepción de los empresarios sobre el clima de negocios. En agosto de 2015, el 63.9% de los empresarios considera la situación de su empresa como buena frente a un 69.1% en el mismo mes del 2014. En cuanto a las expectativas sobre el inmediato futuro, el 35.4% considera que la situación va a mejorar, mientras que esta cifra era relativamente mayor en agosto 2014 (43.5%).

Obstáculos para la actividad productiva

Los principales obstáculos que han enfrentado los empresarios en lo corrido del año hasta agosto, en orden de dificultad son: el tipo de cambio, seguido de la falta de demanda, el costo de las materias primas y el problema de competencia. El contrabando, la infraestructura y costos logísticos y la baja rentabilidad, son otros de los problemas que resaltan los empresarios.

Tasa de cambio

Como se anotó en el punto anterior, una de las variables que tiene mayor incidencia sobre la actividad productiva es la tasa de cambio, puesto que afecta, entre otras cosas, los costos de las materias primas y la financiación en el exterior, al tiempo que determina los precios de venta de los productos finales en los mercados internacionales. En lo corrido del año, el peso colombiano se ha devaluado de manera importante.

En esta dirección, les preguntamos a los empresarios qué medidas han tomado para hacerle frente a la devaluación del peso colombiano. La acción más empleada (24.2%) ha sido reducir el nivel de importaciones y sustituir los productos traídos del exterior por productos de origen nacional. Por su parte, el 23% de los empresarios afirma haber optado por tomar coberturas cambiarias, mientras que el 22.5% incrementó sus ventas en el exterior. El aumento de precios también ha sido un mecanismo popular para enfrentar la volatilidad de la tasa de cambio, al haber sido elegido por el 21.3% de los encuestados. Otras medidas a las que las empresas han recurrido son la reducción de costos (18.5%), la negociación con sus proveedores (11.2%) y la financiación nacional (7.3%). Cabe resaltar que el 10.7% de los empresarios encuestados aseguran no haber tomado alguna medida ante la devaluación.

Presencia de empresas colombianas en el exterior

En la EOIC del mes de agosto, a los empresarios se les preguntó si tenían inversiones en plantas ubicadas en el exterior. El 15.9% de las compañías encuestadas afirmaron tener una planta de producción en el exterior, cifra similar a la obtenida en agosto de 2014 (13.7%)

Sudamérica es la ubicación más popular para las plantas en el exterior, destacándose países como Ecuador, Brasil, Venezuela, Perú y Argentina. El segundo continente con mayor presencia de plantas de empresas colombianas es Centroamérica y el Caribe, principalmente por las plantas localizadas en México, Costa Rica, Honduras y República Dominicana. Norteamérica ocupa la tercera posición en cuanto a número de plantas, siendo Estados Unidos el principal destino en ese continente. Los encuestados también aseguraron contar con plantas en Europa (por ejemplo, en Alemania, en Francia y en el Reino Unido) y en Asia, donde mencionaron destinos como China, India, Malasia o Indonesia.

La producción de las plantas en el exterior está destinada principalmente a los mercados en los que están localizadas estas plantas (75%), aunque también abastecen al mercado colombiano (19.4%) y a otros mercados (38.9%) como el estadounidense u otros mercados latinoamericanos.

Al preguntarle a las empresas si tenían planes de establecer plantas de producción en otras partes de Colombia, el 7.9% de los encuestados respondió afirmativamente. Esto implica un aumento con respecto a 2014, cuando el porcentaje se situó en 7.1%.

Dentro de las regiones que las empresas han considerado para ubicar plantas de producción están la Costa Atlántica y Antioquia, que ocupan respectivamente el primer y segundo lugar. Las empresas mencionan que dentro de sus planes de localización de nuevas plantas también están las regiones de Bogotá/Cundinamarca, el Valle del Cauca y los Llanos Orientales. Además, hay empresas cuyos planes los llevan a buscar cercanías a los puertos.

A las empresas encuestadas también se les indagó sobre sus planes de ubicar plantas de producción en otros países. El 3.7% de las empresas tiene proyectos de establecer plantas en otros países. Esta proporción para el año 2014 era 2.4%. Aquellas empresas que buscan localizarse en el exterior tienen a Centroamérica y Sudamérica como principales destinos.

Share Button