miércoles noviembre 25 de 2020

El Ojo del Halkón En educación vamos mejorando

Ruben Dario Mejia Sanchez _25_02_12

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

Esta es la época en que los estudiantes comienzan a demostrar que fue lo que aprendieron en el año o en el último semestre del año y es cuando los padres comienzan a pensar si valió la pena o no la inversión que se hizo durante esos ocho meses del año porque hay que tener en cuenta que en Colombia con tanto festivo, con tanto permiso y tanto descanso que sobra como en el mes de octubre, hacen que ese tiempo perdido haga falta, pero como aquí estamos para darle gusto a todo el mundo, damos vacaciones cuando no se pueden disfrutar, como hacen algunos políticos que durante las campañas políticas anuncian que harán puentes donde no hay ríos.

Pero el tema que me ocupa en este momento es el que tiene que ver con el nivel académico que tenemos actualmente en el país y creo que una de las grandes equivocaciones que tenemos es dejarnos medir con métodos que son muy diferentes a los nuestros, porque hay partes del mundo en donde no se tiene en cuenta las diferentes asignaturas, por necesidad para el desarrollo de la personalidad y su carrera profesional, sino por figuración nacional e internacional, y recuerdo algo que decía una persona de quien como en contra dicho no recuerdo su nombre pero si su frase, “uno debe de competir con uno mismo y no con los demás, porque eso dejará grandes resultados” y eso es una verdad de apuño, cuando nos ponemos a superar a los demás estamos perdidos porque no lo alcanzaremos nunca, porque hay que saber que cuando nos sentimos superiores a los demás la verdad es que somos inferiores y cuando miramos a los demás muy superiores a nosotros estamos perdidos.

En esta época de tanta tecnología, donde todo se da masticado y hecho, en algunos sectores han caído en el error de poner trabajos a los estudiantes, sobre temas que ellos no entienden, pero que luego lo llevan a clase desarrollados por las copias que se han hecho en internet, sin ningún esfuerzo, sin ninguna investigación y más de una vez con los errores que se encuentran en la red, porque quienes suben esos materiales, muchas veces han hecho lo mismo y no saben, principalmente cuando hablan de personajes e historia, las fechas y los acontecimientos, asunto permanente cuando se habla de gobernantes y de hombres importantes en el mundo de la política, de la ciencia y de la economía; pero hay otra clase de profesores que están dedicados a la verdadera enseñanza y son a los que se deben llamar Maestros y que los encontramos muchas veces en las regiones más apartadas del país, de los mismos departamentos o en las mismas ciudades.

Leer, escuchar y tener información que en un departamento del sur del país existen los mejores puntajes en el Icfes, como lo que ha sucedido en el municipio de Pitalito en el Huila, eso es digno de orgullo, pero también conocemos grandes resultados de investigaciones y de trabajo que se adelantan en los departamentos de Nariño, Caldas, Cundinamarca y Santander en donde con las uñas, porque les faltan presupuestos, se hacen grandes investigaciones o en Bogotá que estudiantes de los barrios más marginados han aplicado para estudios en inglés y otros idiomas fuera del país.

La jornada extendida es muy buena, porque los jóvenes siempre estarán ocupados y bajo una buena orientación pueden lograr muchas cosas que a la vez sirven para el desarrollo social y económico del país; algunos políticos se han dado a la tarea en hablar mal de la ministra de educación Gina Parody, pero por lo que hemos visto esta colaboradora del Gobierno Santos ha trabajado a conciencia, ha venido arreglando problemas que se han encontrado tanto a nivel académico como administrativo y lo más importante es que no se han hecho escándalos, para mostrar lo que se ha logrado, pero que se han hecho cosas, se han hecho cosas y lo que pasa  es que muchas veces somos muy ciegos para verlas.

El programa “Ser pilo paga” creo que es de lo más importante y con esto el Gobierno la sacó del estadio, porque los jóvenes estaban desincentivados, porque terminabas sus estudios secundarios y las ilusiones de seguir en la carrera superior eran inalcanzables, pero ahora la cosa es más fácil, pues el rendimiento académico se premia y de lo que si hay que tener en cuenta es que debemos de llenarnos de paciencia, porque la implementación de estos programas no se hacen de la noche a la mañana.

Los estudiantes que han aplicado en las diferentes becas que han dado Estados Unidos y otros países del mundo, han dejado muy en alto el nombre del país y es de destacar el trabajo que se adelanta con varios deportistas, que por su actividad atlética han alcanzado que se les reciban en las mejores universidades del mundo, de donde no solo salen como grandes deportistas sino como grandes profesionales y lo que si hay que pensar es que donde se pueda implementar bien en el país de la manera que debe de ser el programa del primer empleo, puede dar lo que siempre se ha esperado, que los cerebros fugados no sean muchos y que se den oportunidades sin exigir experiencias de trabajo que no se obtienen de la noche a la mañana, cuando se terminan los estudios universitarios.

Es bueno que las empresas hayan comenzado a tener conciencia en creer en los profesionales colombianos, porque uno de los grandes defectos es que no creemos en lo nuestro y eso se nota en muchos campos, principalmente en la desigualdad en el pago de los salarios, cuando a un extranjero se le paga el doble o el triple de lo que se le paga a un nacional.

Hay que tener conciencia en el momento de pagar salarios, porque muchas veces, como decía el Chapulín Colorado, sin querer queriendo estamos fomentando el trabajo informal y muchos creen que se gana más sin estudiar que habiendo estudiado y para colmo de malas, en muchos casos tienen la razón, principalmente en momentos que ha pasado el país donde no formamos personas con pertenencia moral y económica y donde se les enseña a que todas las cosas hay que conseguir las de manera fácil, sin darnos cuenta que estamos fomentando la prostitución y la delincuencia juvenil, males que no son fáciles de erradicar.

En una oportunidad, dije que era necesario fomentar la preparación de los educadores y parece que el Gobierno haya escuchado esto, se está trabajando para ayudarles al respecto, estoy de acuerdo en que se les haga evaluaciones, no para retirarlos sino para ayudarles a superar y a conseguir lo que les falta, pero mientras que los sindicatos que los agremian les tengan mal informados, el asunto está perdido, porque no podemos tener profesores preparados para impartir una buena instrucción y de esta manera sacar buenos profesionales, que es lo que necesita el país para seguir siendo competitivo y ocupar lugares de privilegio en el ámbito internacional.

Todavía falta mucho, pero es un esfuerzo que debemos de hacer todos, el Gobierno, los educadores, los padres de familia y los estudiantes, y estoy seguro de algo, que todos unidos con el mismo deseo y una conciencia clara de lo que deseamos podemos llegar adelante. 

Nota: A veces leo las noticias, veo los informes y me da susto con lo que pueda suceder en La Habana, porque parece que a los señores negociadores de las FARC se les abren las agallas y cada día quieren más y el Gobierno trata de ceder, cuando aquí no está el meollo del asunto, para poder llegar a un acuerdo definitivo en el proceso de paz hay que ser sinceros y francos, y las dos partes sentadas a la mesa de La  Habana deben de ceder en algunos puntos y tomar las cosas de manera tan clara en donde se sepa que firmar la paz será un gran logro para todo el pueblo colombiano, en donde no se hable de vencedores y vencidos.

[email protected]

Share Button