sábado mayo 18 de 2024

Hay descenso significativo de victimas de minas en Colombia y puede ser mayor si se firma acuerdo de paz

02 noviembre, 2015 Internacionales, Judiciales

Minas Antipersonales

 Un “descenso significativo” de las víctimas de minas antipersonal en Colombia, que puede acentuarse si se firma un acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc, afirma el Departamento de Estado de los Estados Unidos en un documento publicado este lunes titulado “Para caminar por la tierra en la seguridad” un informe que resume los logros del Programa estadounidense de Destrucción de Armas Convencionales.

“Las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) han llevado a un preacuerdo para asistirse mutuamente en esfuerzos de desminado después de la firma de un acuerdo formal de paz”, señala la publicación, que detalla que en 2013, Colombia fue el segundo país del mundo con más víctimas mortales por minas antipersonales y artefactos explosivos no detonados, con 368 bajas.

Sin embargo, subraya el informe que esa cifra es un 26 % inferior a la de 2012, cuando hubo 497 bajas, y evidencia “un descenso significativo desde 2005 y 2006, cuando las tasas de víctimas mortales llegaron a su punto más alto, con casi 1.200 al año”.

También señala que “la importancia del desminado aumentará a medida” que se implementa la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

Estados Unidos destinó 7,7 millones de dólares a actividades de desminado y destrucción de armas convencionales en Colombia en el año fiscal 2014, a través de programas de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el grupo sin ánimo de lucro HALO.

El informe, que corresponde a la 14ª edición de Para Caminar por la Tierra en Seguridad, resume los logros del Programa de Destrucción de Armas Convencionales de Estados Unidos y según el mismo, América Latina tiene “la tasa más alta de violencia criminal del mundo” y por lo tanto los esfuerzos estadounidenses siguen siendo esenciales para destruir las armas convencionales y aliviar la amenaza de la violencia armada y el tráfico ilícito de armas.

Subraya que durante más de 20 años, Estados Unidos ha llevado a la comunidad internacional de donantes en la promoción de la paz y la seguridad en todo el mundo mediante la asociación con los países para hacer frente a los riesgos humanitarios de las minas terrestres y municiones sin explotar en los países que salen de conflictos, así como para reducir la disponibilidad de exceso, vagamente asegurado, o de otro tipo en riesgo las armas y las municiones.

Reseña que en el año fiscal 2014, el Departamento de Estado proporcionó aproximadamente 140 millones de dólares en asistencia de destrucción de armas convencionales en más de 40 países. Entre los puntos destacados del informe detalla también el aumento de la participación en el tratamiento de origen estadounidense de artefactos explosivos sin detonar en el sudeste asiático; el lanzamiento de la primera operación de limpieza de minas en Cisjordania; y esfuerzos para ayudar a países como Bosnia-Herzegovina, Chad y Níger a asegurar armamentos militares y municiones inventarios para reducir los riesgos potenciales de proliferación ilícita.

Share Button