lunes enero 30 de 2023

El regreso…

esteban-jaramillo2

 Por Esteban Jaramillo Osorio.

De nuevo el fútbol con su agenda semanal. El placer de ver rodar la pelota.

Llega la hora de la verdad para los clubes y sus dirigentes: menos discurso, mas acción…Mas juego.

Disminuye el bombardeo de nombres, cuya firma es la representación   imaginaria de los deseos, metas y compromisos.

Cuantos refuerzos con historia, tantos sin ella. Fluyen las cometas, el regalo que se da por aceptar un falso positivo por parte de entrenadores o empleados de club, sin escrúpulos,  que eligen por intereses personales y no por meritocracia.

Aparecen los Indicadores prematuros llenos de optimismo, con ideas ambiciosas y recursos modestos especialmente en los de rango medio y bajo, cuyos planes  pasan solo por  clasificar a las finales, o por no perder la categoría..

“Resetean” los técnicos sus nominas, con el convencimiento de que la vida futbolera no es dura, pero tiene momentos difíciles.

Llegan los futbolistas, con  su clase o sus vicios. Vuelven los artistas del gol y de las gambetas y con ellos los farsantes de la provocación y de las faltas fingidas. Los de frases repetidas en los micrófonos , los de guiños de ojo y la boca torcida en saludos disfrazados como actos de incultura, en las ceremonias de protocolo.

Los grandes, los de  chequera llena, a marcar distancias aprovechando las condiciones favorables que les da poder. Estos, contratan bien relacionando recursos y objetivos.

Vuelve el fútbol con sus aciertos y con sus desafueros. Con una brecha mayor entre grandes y chicos, que amenaza con hacer tediosa la competencia. Con las sospechas por la falta de rigor en las  pruebas anti doping, las que se hacen de manera inconstante, con resultados llenos de misterio.

Con los árbitros, buenos unos, maliciosos otros con su  catarata de  fallos influyentes  en los resultados.

Regresan  las espontaneas coreografías en la celebración de los goles, las tribunas delirantes llenas de banderas y optimismo, con los hinchas, el soporte mayor del espectáculo, fidelizados a través de victorias  y de títulos.

Vuelve el futbol, como decían los abuelos, pasión de multitudes.

Share Button