sábado noviembre 28 de 2020

Farc niegan que ‘El enfermero’ pertenezca a sus filas

03 enero, 2016 Judiciales

El enfermero

Después de que se conocieran los desgarradores testimonios de varias mujeres, que conforman una comisión de la Fiscalía para reconstruir los pasos de Héctor Albeidis Arboleda, conocido como ‘El enfermero’, el hombre sindicado por al menos 150 exguerrilleras de las Farc de haberles practicado abortos ilegales, ese grupo subversivo negó, a través de un comunicado, que el hombre haya militado en sus filas.

«Las direcciones nacionales y de Bloque han hecho las averiguaciones pertinentes en los dos Frentes citados por la noticia, y certificamos que en ninguno de ellos ha militado o se conoce siquiera al personaje en mención. Por lo cual está claro que se trata de un montaje judicial y mediático», indicó la guerrilla.

Arboleda, capturado el 14 de diciembre en Madrid, permanece libre con restricción para salir de ese país mientras la justicia española define si avala la extradición a Colombia para que responda por al menos 500 abortos que habría practicado entre 1998 y el 2003 en Antioquia.

La guerrilla indicó que «no son secretas las políticas de las Farc en cuanto a la planificación» y que «rechazaban» las noticias que las relacionaban con algún tipo de «violencia sexual».

«La planificación en nuestra Organización es una norma obligatoria para hombres y mujeres, porque así lo determinan las condiciones de la guerra (…) La violencia sexual es un delito de suma gravedad en nuestras filas, consagrado como tal por nuestras normas internas. No sólo se sanciona mediante el procedimiento de un consejo de guerra, sino que existe la alta probabilidad de que en este se sentencie con la pena máxima contemplada por nuestro Reglamento», indicó el grupo.

Las Farc también afirmaron que las guerrilleras «son mujeres comprometidas» con la causa y que al vincularse con la organización «se comprometen a cumplir con todas las normas internas».

«Rechazamos por tanto los discursos que pretenden descalificarlas, ya sea desconociendo su aporte a la lucha o presentándolas como víctimas de una supuesta violencia masculina al interior de nuestra organización», afirman.

Arboleda vive desde 2013 en España donde se casó con un ciudadano español, matrimonio le permitió obtener la nacionalidad. En Colombia, la comisión de la Fiscalía prepara lo que será el juicio una vez sea extraditado, proceso que podría tardar hasta mediados de este 2016.

Share Button