viernes diciembre 4 de 2020

La compañía estadounidense Paul Taylor Dance Company abre la temporada 2016 del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo

Arden Court 2

La compañía danza moderna Paul Taylor Dance Company, dirigida por el mismo Taylor, considerado uno de los íconos de la danza moderna, presenta en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo tres de sus más grandes coreografías: Arden court, Spindrift y Piazzolla Caldera. El Teatro Mayor habló con Michael Trusnovec, uno de los bailarines principales de la compañía. Únicas funciones viernes 29 y sábado 30 de enero, 8:00 p.m.   Entradas desde $35.000

La presentación de la compañía Paul Taylor Dance Company hace parte de Alma en Movimiento: la iniciativa de Bancolombia y el Teatro Mayor para generar nuevas posibilidades en materia de danza y que trae, además, una temporada estelar en 2016.

La compañía presenta en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo un espectáculo conformado por tres coreografías. Arden court (1981) es una obra llena de belleza y virtuosismo, en la que el romanticismo del amor sale a relucir. Hombres y mujeres se dejan ir en una danza llena de sutileza y sensualidad, bajo los acordes de las sinfonías de William Boyce. Clive Barnes, del New York Post, dijo estar “convencido de que esta es una de las obras sentimentales más importantes de nuestro tiempo y algo extraordinario dentro de la historia de la danza.”

Arden Court 1

Spindrift (1993), que en español traduce rocío del mar, es una obra que brilla por su lirismo. Recrea elementos como las tierras de cultivo, el agua y el cielo y sus movimientos tan variados como la misma naturaleza. Las acciones se desarrollan al ritmo del String Quartet Concerto, de Arnold Schoenberg, que eleva la danza a poesía del movimiento.

La última coreografía es Piazzolla Caldera (1997), una obra en la que Taylor aborda el tango desde la danza contemporánea, conservando su esencia y plasmando ese arrabal poblado de pasiones mundanas que vuelven el baile un campo de batalla. Paul Taylor se adentra en el universo de Piazzolla y en el arrebato del tango, a ritmo de Escualo, Celos y El sol sueno. La obra se desarrolla en un club con poca luz, en donde hombres y mujeres de la clase obrera se enfrentan en dúos y tríos en una atmósfera cargada de sensualidad.

Paul Taylor 

Piazzolla Caldera 1

Nació en Estados Unidos en 1930, nueve meses después de la llamada crisis del veintinueve, que llevó a la Gran Depresión económica, que asoló al mundo durante casi una década. Inició su carrera como deportista y llegó luego a la danza, realizando sus estudios en la Julliard School de Nueva York. A pesar de su inicio tardío en la danza, a los venticuatro años empezó a crear sus primeras coreografías y hasta la fecha no ha dejado de hacerlo. Fue bailarín solista de la Compañía de Martha Graham y de George Balanchine, en un solo que creó para él con el Ballet de la ciudad de Nueva York.

Hoy, a sus ochenta y cinco años, tiene en su haber un repertorio -que sigue en aumento- con más de ciento cuarenta obras de su autoría y aproximadamente dos obras nuevas cada año. Su búsqueda artística lo ha llevado a indagar en las emociones y los conflictos humanos, a través del virtuosismo de la danza. En su trabajo, música y movimiento se unen para crear coreografías llenas de humanidad y belleza, muchas de las cuales se han convertido en verdaderos íconos de la danza moderna. Sus obras han sido bailadas por compañías de todo el mundo como el Royal Ballet de Dinamarca, la Compañía Rambert Dance de Londres, el San Francisco Ballet, el Ballet de la ciudad de Miami o la Compañía Alvin Ailey, entre otras.

Michael Trusnovec, originario de Yaphank, Nueva York, es una de las figuras de Paul Taylor Dance Company. Ha recibido importantes galardones como el Premio de Interpretación y Danza de Nueva York 2006 (Bessie) por su trabajo durante esa temporada. Trusnovec, que llega a su temporada 18 con la compañía, habló sobre las obras que la compañía presentará en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, la rigurosidad de los ensayos y los detalles del trabajo con el maestro Taylor.

Cuéntenos sobre las tres obras que la compañía presentará en Colombia.

Todos los repertorios que llevamos a cualquier lugar son únicos. Las obras que traemos a Colombia son tres de las más hermosos y cautivantes de Paul. La primera danza, Arden Court, es majestuosa y con una hermosa música clásica. Los bailarines parecen ser parte de una caballería, cuidando a las mujeres. Se trata de una gran danza con inmensos saltos y carreras; es increíblemente atlética. Creo que es el más alegre de los tres trabajos del programa.

Spindrift (rocío de mar), en realidad se llama 100 ventiladores que hicimos y fue creada en 1993. Es un trabajo muy especial y único donde el telón de fondo es un cielo nublado precioso. Gira en torno un hombre muy solo que vive separado del grupo y de cómo se integra y se vuelve a ser aceptado por todos a su alrededor. Yo tengo el placer de interpretar a ese hombre y es uno de los más hermosos roles para hombres en todo el trabajo de Taylor. La danza es increíblemente musical, de nuevo es muy atlética y hay mucho salto y vuelo a través del escenario. Es deslumbrante.

Y la última, Piazzolla Caldera, es más o menos la representación del tango argentino. Él toma la energía y la esencia del tango, la pasión, la seducción, la tensión sexual y la fusiona con su estilo de movimiento creando una nueva perspectiva de lo que un tango puede ser, en una versión americanizada. Y por supuesto, la música es fantástica y es fogosa. Es una de las danzas más populares de Paul ya que siempre complace al público y con optimismo será igual allá (Bogotá). Siento que hay un poco de presión extra para nosotros de bailarla especialmente bien, porque estamos en Suramérica y de allí es de donde viene esta música. Queremos asegurarnos de hacerlo bien.

Ya nos habló de la música de Piazzolla Caldera. ¿Cómo es la de Arden court y Spindrift?

Arden Court es música de William Boyce, es clásica, hay mucha fanfarria, y es música muy brillante y feliz. Spindrift es de Arnold Schoenberg y es muy lírica en momentos, y de nuevo la música puede ser muy brillante y feliz, y en otros momentos puede tener un rango más amplio, pero de naturaleza clásica. Entonces las dos primeras danzas son más clásicas, y la última es tango.

¿Por qué escogieron este repertorio para Colombia?

Esa fue una decisión del señor Taylor. Creo que trató de encontrar tres bailes que sean muy diferentes uno de otro para que la audiencia pueda apreciar muchos estilos de su trabajo. Creo que Paul trata de asegurarse de darle a las audiencias una variedad de bailes que pueden disfrutar.

¿Cuántos bailarines vienen de gira?

Somos una Compañía de 16 bailarines, y los 16 estaremos allá. Siempre viajamos juntos. No somos una Compañía muy grande: 8 mujeres y 8 hombres, somos equitativos.

Paul Taylor es una leyenda viviente de la danza contemporánea. ¿Cómo es el proceso del maestro Taylor cuando crea una nueva obra, ¿involucra a los bailarines en el proceso o las hace él solo?

Él definitivamente usa a los bailarines. Tiene 85 años, entonces físicamente no puede hacer las cosas que quisiera, entonces se apoya en nosotros para ser su cuerpo, básicamente. Nos dirige, nos mueve, y nos pide que demos aportes. A veces improvisamos, a veces él llega con ideas muy fuertes de la estructura de una danza y la música, pero definitivamente hay una conversación y un intercambio entre él y nosotros, entonces creamos los trabajos juntos.

¿Qué viene para el futuro de Paul Taylor Dance Company?

Están pasando cosas muy interesantes al interior de la compañía. Por 60 años Paul ha hecho todas nuestras danzas, y este año es la primera vez en la historia de la Compañía que ha invitado a dos nuevos coreógrafos a que hagan trabajo con nosotros, entonces es una experiencia diferente. Y Paul continúa haciendo trabajos, él hace dos danzas nuevas cada año, está muy ocupado. Estamos en proceso de aprender nuevas danzas. Hay muchas cosas emocionantes pasando. Tenemos nuestra temporada en el Lincoln Center en marzo, vienen muchas giras. Es emocionante.

Share Button