martes diciembre 1 de 2020

Mostraré las pruebas de mi relación a las autoridades que lo soliciten: Defensor del Pueblo

25 enero, 2016 Generales, Judiciales, Variedades

Rueda de prensa 250116

El Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, insistió este lunes en que no es responsable de acoso sexual a quien fuera su secretaria privada, la abogada Astrid Helena Cristancho, reiteró que su relación fue consentida, que tiene pruebas de su relación las cuales entregará a las autoridades correspondientes y que no renunciará.

Según la versión del funcionario, Cristancho ingresó a la institución el 23 de julio de 2013 y para los primeros días del mes de octubre del mismo año iniciaron una relación sentimental que duró más de 12 meses.

«Tuvimos una relación libre, de mutuo acuerdo, entre dos personas solteras, duró más de un año, tuvimos unos momentos muy felices, estuvimos viajando de descanso, departiendo, asistiendo a eventos sociales, en fin, todo lo que hace una pareja normal», explicó el Defensor del Pueblo.

En diálogo con los medios de comunicación, Otálora aseguró que nunca se presentó un acoso sexual, pues sostuvo una relación sentimental consentida con Cristancho.

“Si de algo soy culpable, fue de haberme enamorado de una mujer con la cual compartí momentos muy importantes de mi vida con la cual me acompañó en muchos momentos laborales, familiares, personales y si alguna equivocación cometí, fue haberme enamorado de esa persona a quien tengo el mejor concepto porque compartí muchos momentos importantes”, manifestó.

El defensor del Pueblo hizo énfasis en que las autoridades deben investigar específicamente a Otálora y Cristancho y no a la entidad, pues está lejos de los cuestionamientos.

“Aquí nunca ha estado en juego la estabilidad de la Defensoría del Pueblo, aquí lo que se está cuestionando es la vida íntima de una pareja, en la relación que se vio entre Astrid Helena y mía”, añadió.

Finalmente, Otálora dijo que no caerá en la “guerra de fotos”, luego de que la Revista Semana revelara fotografías en las que supuestamente aparece el defensor mostrando sus partes íntimas.

“Esas fotografías son mías, fueron producto de una relación de pareja (…) No voy a entrar en esa guerra de envío de comunicaciones, de filtrar fotografías”, finalizó.

Share Button