viernes febrero 3 de 2023

Gobierno “no ha pedido ni pedirá cabezas de periodistas”

21 febrero, 2016 Periodismo, Política
La alta consejera para las comunicaciones, Pilar Calderón

La alta consejera para las comunicaciones, Pilar Calderón

La alta consejera para las comunicaciones, Pilar Calderón, fue la primera funcionaria del Gobierno de Juan Manuel Santos es desmentir a la periodista Vicky Davila, quien en una entrevista de Daniel Coronell para la revista Semana, manifestó la posibilidad que el Presidente haya pedido su cabeza por una investigación que estaba haciendo.

Así lo confirmó la Alta Consejera, a través de su cuenta de Twitter, afirmando que presidente Juan Manuel Santos, “no ha pedido ni pedirá cabezas de periodistas”.

La precisión por parte del Gobierno tuvo que ser hecha a propósito de las declaraciones de la periodista Vicky Dávila quien dio a entender que el mandatario tuvo que ver con su salida de La Fm.

Horas más tarde y también a través de Twitter, el mismo presidente Juan Manuel Santos manifestó: “Yo no pido cabezas de periodistas”, también refiriéndose a las hipótesis de la exdirectora de la FM.

En la entrevista con Coronel, Dávila da a entender que su salida de la emisora no es por el escándalo suscitado por la publicación del polémico video de fuerte contenido sexual en donde los involucrados son un exsenador y un oficial de la policía, sino por pedido expreso de la Casa de Nariño.

“La semana pasada los periodistas de La F.m. estábamos felices. La investigación por los actos de corrupción en la Policía Nacional había sido reconocida con el Premio CPB. Al día siguiente, el 10 de febrero, publicamos una investigación sobre las polémicas compras de la Casa de Nariño en donde, entre otras cosas, descubrimos que gastaron 15 millones de pesos en almendras. El mismo día de la publicación, la ministra de la Presidencia, María Lorena Gutiérrez, me envió con un alto directivo de la Organización Ardila Lülle el lujoso tarro de almendras con escudo de la Presidencia que ustedes pueden ver en estas fotos, contestó Dávila en la entrevista”.

“Las almendras traían un doble mensaje. Primero, que, en Palacio, como es lógico, no había gustado la historia y, segundo, me estaban diciendo, elocuentemente, que estaban hablando con mis jefes sobre mi trabajo periodístico”, subraya la periodista.

Share Button