sábado febrero 4 de 2023

El Ojo del Halkón Verdades, polarización y amenazas

Ruben Dario Mejia Sanchez _25_02_12

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

Voy a comenzar criticando algo que me parece el colmo, y es algo que tiene que ver con que nunca los seres humanos estamos satisfechos, nos quejamos porque llueve, porque hace sol, porque estamos en vacaciones, porque tenemos mucho trabajo, porque nuestros gobernantes trabajan mucho o porque no hacen nada y nos quejamos por todo, por todo, por todo; pero lo que sí me parece el colmo es que mientras que el Gobierno Central habla de que el desempleo ha rebajado en Colombia formalmente, la tasa de desempleo siga un poco alta y esto tiene que ver porque el colombiano en si se ha vuelto muy facilista, por no decir perezoso y quiera estar en la informalidad, que le da más tiempo para hacer lo que se le venga en gana y no cumplir con reglamentos y horarios que impone el trabajo formal.

Lo anterior lo comento por cosas que nos han sucedido personalmente y comentarios de allegados y amigos al respecto; por ejemplo, hemos tratado de conseguir empleada del servicio y conductor personal, pero nos hemos encontrado con una traba bastante grave y es que quieren ganar sueldos, que creo que la mayoría de colombianos que damos oferta de trabajo no estamos en condiciones de pagar, pues nuestro sueldo se iría en pagar a estos servidores; y que decir de los horarios, no pueden trabajar sino en los horarios estipulados por ellos mismos y ponen trabas como por ejemplo, que deben de asistir la familia, que recoger el niño, que llevar al perro al veterinario y si no es adapta uno a los horarios y a lo propuesto por ellos pues no tiene oportunidad de tener empleado o empleada. Como diría alguien, que hay trabajo si hay, pero la gente no quiere trabajar y todo esto se puede concretar porque el Gobierno nacional y local han venido formando a un grupo de zánganos, que quiere que todo se lo regale el Estado y esto lo digo porque tuvimos la experiencia de una persona que recibía auxilios por parte del Estado y de la Alcaldía de Bogotá, por cada hijo que tenía y siendo para el servicio doméstico esperaba ganar un sueldo superior al millón quinientos mil pesos, pues no tenía necesidad de trabajar, porque con lo que le daban de ayuda en ese momento por parte del Gobierno Petro era más que suficiente y quizá cercano a lo que ganaba el empleador.

Por eso vemos grave la situación de los vendedores ambulantes, que son manejados por un grupo de personas que compran las mercancías sin impuestos y al por mayor y lo reparte entre quienes pueden trabajar el tiempo que les da la gana, sin patrones ni obligaciones y hay ganancia para todos. Como decía mi tio Tiberio “de verdad estamos jodidos”.

Ahora si entrándome en el tema que me atañe, sería importante que tanto el Gobierno del presidente Santos, como las FARC dijeran la verdad de lo que está sucediendo en La Habana y que no pasara como está pasando que al estilo pareja, en la calentura de las sabanas se prometen muchas cosas y se afirma que se van a cumplir sin pensar las trabas y problemas que se vayan a presentar en el camino, en este caso de las negociaciones para conseguir la firma de la paz en el país.

Sé que hay muchos que respiran satisfechos con las declaraciones del Presidente tanto en sus discursos nacionales, como en declaraciones a la prensa nacional e internacional, como lo hizo este domingo al periódico El País de España en el que le dice que no se va a firmar el proceso de paz ek 23 de Marzo de 2016, pero los pañitos de agua tibia vienen con las declaraciones de la Ministra de Relaciones Exteriores en Europa, quien dijo que en esa fecha se firmarán cosas importantes para el proceso de paz y Piedad Córdoba, que la quieran o no tiene mucho porque saber, se haya atrevido a hablar en el Foro de Paz en Medellín la semana anterior, sobre la firma de algo que tiene que ver con un porcentaje muy alto en el acercamiento de la paz. El Ministro del Interior no ha hecho más sino que criticar a los opositores y tratar de responderles, sin darse cuenta que está perdiendo el tiempo, porque el Proceso de Paz quieran o no, tiene muchos enemigos, muchos enemigos porque les puede afectar sus finanzas y su posición en la misma sociedad y el Gobierno, así suene raro.

Si no es la oposición en el Congreso y en la sociedad, los que tratan de poner trabas para la firma de la paz, es la misma guerrilla que cada  día está colocando más puntos y exigencias para la firma de la paz, unas veces hablan de que es necesario que esté también el ELN, que no están de acuerdo con las zonas donde van a tener que ir mientras que se adelanta el plan de reinserción y si es cierto lo del video que se descubrió por parte de medios de comunicación en la pasada semana, la guerrilla está dividida, puede que no en su totalidad, pero si en un sector que puede hacer mucho daño en un momento de la determinación final, porque puede suceder como cuando se apaga un incendio y quedan algunos focos de fuego que pueden reiniciar un incendio y arrasar con todo lo que hay alrededor; pues como vemos la cosa no está muy fácil y solo nos queda esperar a ver qué sucede y en conocer la verdad.

Polarización, si el país está totalmente polarizado, en el campo de la paz, a pesar de que el Centro Democrático haya dado muestras de buena fe y después de una serie de discursos veintejulieros en pro y en contra de la paz o mejor de los métodos que se utilizar para conseguirla, se llegó a un acuerdo que fue catalogado de importante por los medios de comunicación y el propio Gobierno; pero no era para más, pues como decía hace unos meses en otras de las columnas, Alvaro Uribe sirve es orientando y no desorientando al país. No veo muy bien que mezclen asuntos del proceso de paz con las investigaciones que se le adelanta al hermano y a los hijos del presidente Uribe, creo que son asuntos totalmente aparte y que lo sabio de ello es que las personas investigadas hablen ante la justicia y se ponga todo en claro, porque si se está diciendo la verdad no hay nada que temer y las cosas saldrán en limpio, cosa que sería importante para el bien del país y de la familia Uribe.

Polarizados también los bogotanos, que como pasa en Venezuela, después de muerto Chávez, muchos creen que de no seguir las políticas del ex alcalde Petro, la ciudad no va a salir adelante y no miran lo bueno que va a hacer o que trata de hacer Enrique Peñalosa, sino que antes de hacer las cosas las están descalificando y esa política negra que se hace en los barrios del sur en donde se cree que el gran salvador de la ciudad es Petro y que lo será del país, puede dar resultados nefastos, evitando el progreso de la ciudad y lo que más pena da es que se maneje la conciencia de los pobres y menos educados y letrados en esta clase de asuntos, cuando lo mejor sería alistar baterías, programar soluciones y si se quiere regresar a hacerlo mostrando que si se equivocó en su primer mandato, ahora ya con sus nuevas aspiraciones tiene la fórmula mágica para sacar a la ciudad y al país adelante.

Finalmente voy a tocar un tema que he tratado de mantener en el tintero, porque ya en una oportunidad tuve problemas al respecto y fui víctima de fuertes amenazas y hechos en mi contra, por el solo hecho de ejercer un periodismo libre y sin necesidad de vendérmele a nadie, porque en el transcurso de 40 años nadie puede señalarme como el periodista que haya recibido un solo centavo para escribir una cuartilla a favor o en contra  de nadie; si he escrito es porque esa es mi profesión y si he criticado es porque tengo bases y puedo sostener lo que digo en mis columnas, porque de lo contrario me dedico simplemente a reseñar la noticia.

He visto asesinar a muchos de mis colegas, si diera los nombres no alcanzaría la columna de esta semana para registrarlos todos, vidas que se perdieron injustamente y crímenes que aún están en la impunidad sin que la justicia y el Gobierno hayan hecho nada para aclarar la situación.

Hablo de amenazas porque en los últimos días el periodista Ricardo Galán ha sido víctima de una serie de amenazas, porque lo califican como uno de los voceros de lo que diga el ex presidente Uribe y es simplemente, porque en su oficio de periodista y en el trasegar de su trabajo fuera el Jefe de Prensa del Gobierno Uribe, también por haber sido asesor del alcalde Petro, y que se puede decir porque fue el Jefe de Prensa de la campaña del ex candidato a la Alcaldía de Bogotá, Rafael Pardo. No veo como motivo o delito que porque en su momento prestó sus servicios a estos personajes sea digno de amenazas, amenazas que se temieron en un comienzo fueran contra su integridad personal y que después el mismo que lo amenazaba aclarara que simplemente quería acabarlo como periodista, Galán no quiso denunciar el asunto ante las autoridades a pesar que todos sus allegados le aconsejamos hacerlo.

Así como Galán sabemos que hay muchos de los colegas amenazados, muchos que figuran en listas de las autoridades por el riesgo que corren gracias al trabajo que realizan , pero creo que un verdadero periodista no se debe doblegar y dejar amedrentar por ninguna clase de amenaza, venga de donde venga desde que tenga su conciencia tranquila y hacemos votos por el bienestar y la vida de Ricardo Galán y de todos los amenazados, porque bien dijo alguien en una oportunidad, Colombia es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodista por los problemas políticos y la situación de orden público, además del conflicto que vive el país desde hace más de sesenta años.

[email protected]

Share Button