sábado febrero 27 de 2021

Uribistas marchan en toda Colombia contra el Gobierno Santos

02 abril, 2016 Política

Marcha de los Uribistas 020416

 El director nacional de la Policía, general Jorge Nieto, destacó el buen comportamiento en el marco de las marchas que se desarrollaron contra el Gobierno en todo el país.

En medio de fuertes lluvias se llevó a cabo en 25 ciudades del país la marcha denominada ‘No más’, que reunió a diferentes sectores sociales, económicos y políticos inconformes con varias de las actuales políticas adoptadas por el Estado con respecto a temas como el proceso de paz, la educación y el desempleo entre otros, y que se desarrolló en las principales ciudades del país.

Las marchas transcurrieron en las distintas regiones durante aproximadamente hora y media, sin embargo, la lluvia impidió que la asistencia a las manifestaciones fuera mayor. Sectores como la industria, el comercio, organizaciones sociales, estudiantes y algunos partidos políticos como el Centro Democrático, decidieron sumarse a la jornada, que no pudo alcanzar los cerca de dos millones de manifestantes que inicialmente se estimaban.

Según Álvaro Uribe, senador de la República, durante la movilización se protestó “contra de la impunidad, el mal manejo económico, el terrorismo y la corrupción”.

Marcha de los Uribistas  Medellin020416

El expresidente Uribe además argumentó que la situación de orden público que se vive en el país era algo que se veía venir por la política de “impunidad” que el Gobierno le ha ofrecido a las Farc y que ha hecho crecer a las bandas.

La marcha salió del Teatro Pablo Tobón Uribe, en el centro de la ciudad, y culminó en el Parque de las Luces, al frente de La Alpujarra.

Las marchas programadas para este sábado por el Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe, se mantienen en todo el país desde las 10:00 de la mañana cuando inició la concentración en las principales ciudades.

Marcha Urivista en Cartagena

Hubo una alta convocatoria en Cartagena, Barranquilla y Bucaramanga, mientras que en Cali y Huila no se registró tanta concurrencia, ya que la lluvia también tuvo un impacto en la salida de la gente a las calles.

El opositor partido Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe, pospuso para el domingo una marcha contra el Gobierno colombiano en la ciudad de Montería (norte), informaron hoy fuentes oficiales.

La determinación, dice el Centro Democrático en un comunicado, se tomó luego de que el gobernador de Córdoba Edwin Besaile, invitó a «no salir a la calle mañana en ese paro que quieren hacer en reproche porque no hay garantías con la situación que estamos viviendo en el departamento».

Aumenta la participación de ciudadanos en la marcha convocada por el Centro Democrático para protestar contra el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

También hubo alta convocatoria en Cartagena, en Barranquilla, y en Bucaramanga.

Menos concurridas han sido las marchas en Cali y en el Huila, donde la lluvia ha impactado la salida de la gente a las calles.

La marcha partió del monumento de la India Catalina, paralizó la movilidad por un par de minutos en la Avenida Rafael Núñez, en donde los manifestantes con megáfonos y pancartas exclamaron “Santos, Fuera” y “No más Farc”, al son de ritmos afrocaribeños que alentaban a la multitud a continuar el breve recorrido hasta el sector de Las Tenazas, a la altura de la Avenida Santander.

“Cartagena está indignada por muchas razones. Nos tienen engañados con racionamientos, ahora con la muerte de cuatro policías, la inseguridad está colmando los límites que la ciudadanía tolera (…) miles de cartageneros hemos salido a caminar para decir no más entrega del país al terrorismo, no más una falsa paz basada en la injusticia e impunidad, no más al engaño y a las mentiras del Gobierno Nacional.”, afirmó el Senador bolivarense por el Centro Democrático, Fernando Araújo Rumie.

La jornada concluyó con una concentración en Las Tenazas, donde los manifestantes se dejaron contagiar de los sonidos tradicionales del folclore caribeño a través de una presentación del grupo Ekobios, seguido de un corto concierto de la agrupación del género urbano Latin Dreams.

Tunja

Marcha Uribista contra Santos.3

La marcha denominada ‘No más’ se desarrolló en la capital de Boyacá, partiendo desde el sector del Bosque de la República hasta llegar a la Plaza de Bolívar, que será el sitio de concentración.

Según algunos líderes de la manifestación, lo que se pretende es enviar un contundente mensaje político en contra del proceso, en una fecha en la que supuestamente, ya debería estar firmado el acuerdo final según los planes del gobierno.

“Estas marchas, nos mantienen en alto la bandera de lucha por la Patria: Uribe

 Uribe en la marcha del 2 de Abril

_ El expresidente Álvaro Uribe Vélez aseguró que la masiva salida de colombianos para participar en la marcha convocada por la ciudadanía y así protestar por el desgobierno de Santos, genera diversas reflexiones sobre la situación del país en diversos sectores.

El mensaje lo entregó el expresidente y Senador vía telefónica desde Medellín a los participantes en la marcha que arribaron a la Plaza de Bolívar en el Centro de la capital.

El expresidente Uribe aseguró que no pudo aterrizar en Bogotá por mal tiempo y que el avión en donde viajaba fue desviado a Medellín nuevamente. Por ello, habló vía telefónica a los ciudadanos.

La siguiente es la transcripción de las palabras del expresidente Uribe:

“Quiero sumar mi voz de gratitud a todos los colombianos que han organizado y participado en estas marchas, estas marchas, en las cuales nuestros corazones han estado latiendo por Colombia, esos latidos nos han conducido a reflexiones, una patria que tiene que reflexionar sobre la economía, el tejido social, la corrupción, la violencia, las Fuerzas Armadas, la justicia.

Una economía sin confianza, sin incentivos, sin normas de estabilidad, con impuestos asfixiantes, es una economía que no permite generar empleos de calidad, con tasas de impuestos entre el 62 y el 72, nuestros empresarios pequeños y medianos no pueden expandirse.

Y eso se traduce en una gran afectación a las clases trabajadoras, hoy castigadas por bajos salarios con el agravante de una alta inflación.

La clase media colombiana, que como en muchos países de América Latina venía en expansión y en consolidación ha empezado a sufrir golpes de retroceso. Si miramos el tema de la deserción universitaria, que en los últimos años ha crecido en 8 puntos por la situación de deterioro de los ingresos de la clase media.

Las tasas de interés de los consumos de los sectores medios de la patria, en una espiral alcista que van a crear primero un problema muy grande a las familias. Es un problema muy grande a todas las finanzas de la Nación.

Medellín, Antioquia Marcha NO MAS DESGOBIERNO sábado 02 de abril de 2016A

Nosotros necesitamos una economía con empresas incluyentes en expansión, con educación orientada al emprendimiento, con posibilidades de emprendimiento para todos nuestros jóvenes.

Lo primero que requiere el país antes que hablar de reforma tributaria, que grava a los sectores consumidores pobres con más IVA, es la decisión política de bajar los impuestos y para bajar unos impuestos hay que derrotar el derroche, bajar el gasto público sustancialmente; el país tiene que escoger entre un alto gasto público o la posibilidad de tener unas empresas en expansión y unos ingresos de los trabajadores con mayor capacidad adquisitiva.

Nosotros tenemos que decir con toda claridad que la corrupción por la que avanza el país amenaza demoler nuestra democracia. La corrupción para conseguir el apoyo político a través de dineros del Estado, la permisividad para que con los dineros de la corrupción originados en el erario público se financien las campañas políticas. La corrupción contratando voces que debería ser independientes para que contribuyan a tapar lo indebido en el Gobierno.

Los países que llegaron a dictaduras, el caso mismo de Venezuela, tienen la experiencia que nosotros tenemos que examinar de que cuando la ciudadanía empieza a desesperarse por la corrupción, empieza también a buscar salidas sin anticipar bien cuáles pueden ser las consecuencias de esas soluciones.

Cuando yo hablo de la necesidad de la lucha contra la corrupción, ya en mis sesenta y largos años de edad, de abuelo y después de un recorrido en la vida pública de muchos lustros, lo hago, estimados compatriotas, porque cuando he manejado recursos públicos los he manejado con absoluta pulcritud y con avaricia.

Toda la vida he combatido el manejo corrupto de los recursos públicos, he manejado esos recursos con transparencia y con avaricia, porque el derroche es un componente esencial de la corrupción. Para derrotar la corrupción también hay que derrotar el derroche.

Los colombianos empezaron hace tres años con una gran ilusión de que se iba a lograr la paz y lo que hemos tenido es la afectación de aquel camino de tranquilidad que habíamos obtenido a través de la política de seguridad democrática.

Paz con impunidad no hay. La impunidad hoy tiene una expresión de impunidad abierta y otra de impunidad disfrazada.

La impunidad abierta: nosotros no podemos aceptar el acuerdo del Gobierno con las Farc en La Habana que le garantiza a las Farc no ir a la cárcel por el narcotráfico, el narcotráfico, que en Colombia ha sido fuente de financiación de todas las tragedias, el Gobierno le acepte a las Farc que es un delito conexo con el político y que por ende no tendrán sus autores cárcel ni serán extraditados y además les encimarán elegibilidad política.

El proceso también tiene lo que yo llamo impunidad disfrazada.

Medellín, Antioquia Marcha NO MAS DESGOBIERNO sábado 02 de abril de 2016

El Gobierno dice que los delitos atroces van a tener investigación, juicio, sentencia, pero lo que calla el Gobierno es que no van a tener cárcel, basta con que las Farc reconozcan coautoría en esos delitos atroces para no tener un día de cárcel y en cualquier circunstancia, reconociendo o no reconociendo esos delitos, van a gozar de elegibilidad política.

Un acuerdo así es insostenible y genera mal ejemplo.

Este acuerdo, reconózcalo el gobierno o niéguelo, es un acuerdo que es muy igual a las leyes de punto final de Argentina y de Chile que se cayeron; a la ley de punto final de El Salvador que inaplica. Esta impunidad no tiene sostenibilidad en los acuerdos, tarde que temprano se caen.

Nuestro país tiene que recordar que Colombia es miembro, es signatario de la Convención Americana de los Derechos Humanos y de la Corte Penal Internacional, esos estatutos obligan a que haya cárcel para los responsables de delitos atroces. Nosotros hemos dicho, como lo hicimos con 35 mil paramilitares y 18 mil guerrilleros que se desmovilizaron en nuestro gobierno, que las bases de la guerrilla no vayan a la cárcel, pero a la cárcel deben ir los responsables de los delitos atroces.

Y he hecho una investigación reciente, he preguntado qué ha pasado en las legislaciones de los países democráticos con la elegibilidad política de los responsables de delitos atroces, hay una constante con pocas excepciones: las legislaciones democráticas prohíben la elegibilidad política de los responsables de delitos atroces, porque aquellos que aspiran a conducir a la comunidad no pueden abrirse ese camino de liderazgo a través de ser los verdugos de la comunidad.

Por supuesto que esta impunidad, que es igual a aquellas leyes de punto final que se han caído en otras partes, esta impunidad también genera mal ejemplo.

Cuando a un grupo narcoterrorista se le garantiza la impunidad que le han garantizado a las Farc en La Habana, entonces los otros grupos se sienten autorizados para escalar sus acciones violentas y otros grupos surgen.

Veamos el caso del Eln, esta agrupación estaba casi desarticulada hace seis años y ahora muestra un inmenso poder criminal ¿Por qué? Porque su criminalidad ha sido exacerbada por la impunidad a las Farc, por el narcotráfico, porque muchas personas de las Farc simplemente han cambiado de uniforme y hoy delinquen con uniforme del Eln, porque la dictadura de Venezuela protege al Eln.

Quiero ante ustedes en la Plaza de Bolívar hacer esta denuncia: la inteligencia internacional nos ha informado que la dictadura de Maduro en Venezuela utiliza al Eln como un elemento de chantaje al Gobierno de Colombia y lo grave es que el Gobierno de Colombia lo sabe, y a pesar de que lo sabe, permite que  la dictadura de Venezuela sea la mediadora con el anunciado diálogo con el Eln.

Y esa dictadura de Venezuela lo que hace es proteger a estos grupos terroristas y ahora con la adicional punible intención de chantajear a la administración presidencial de Colombia.

Hace pocas semanas un grupo de delincuentes del Eln cruzó la frontera en Arauca, siete kilómetros adentro en el territorio de Colombia, asesinó a los escoltas del Alcalde de Saravena y regresaron a protegerse en Venezuela. Antonio García y la cúpula del Eln han tenido toda la protección por parte de la dictadura de Maduro.

Nosotros tenemos que decir, tranquila pero firmemente desde la Plaza de Bolívar, que Colombia no puede aceptar que la dictadura protectora del terrorismo sea la garantía de mediación de diálogo con el terrorismo.

Estimados compatriotas, veamos las bandas criminales

Las bandas criminales eran un grupo reducido hace seis años, no pasaban de 2 mil 400 personas, y hoy una sola, el clan Úsuga, puede estar del tamaño de las Farc, las Farc que también han crecido. ahora el Gobierno ha filtrado informaciones de que las Farc tendrían 17 mil integrantes.

Y ya dijimos cómo han crecido el Eln y estas bandas criminales que no pasaban de 2 mil 400 personas, una sola hoy es del tamaño de las Farc.

¿Por qué crecen? Crecen porque la oferta de impunidad a las Farc y el narcotráfico les dan estímulos y les dan recursos porque no ha habido política de autoridad.

Cuánto se le rogó al Gobierno que adoptara una política de acción fuerte por iniciativa de las tropas institucionales contra las bandas criminales, cómo las han dejado crecer. Y entonces esas bandas criminales hoy están reclamando que les den la misma impunidad que a las Farc, y el gobierno dice que a las Farc le da impunidad y que a las bandas criminales no. Por favor, a ninguna. Cualquier organización criminal que reciba impunidad, eso genera un pésimo ejemplo para la historia futura de la patria.

Nosotros pensamos que la política de autoridad lo primero que necesita es restablecer la confianza de la Fuerza Pública. Esta patria nuestra ha tenido unas Fuerzas Armadas al servicio de la democracia y no unas Fuerzas Armadas al servicio de la dictadura. Esta circunstancia de ser las Fuerzas Armadas al servicio de la democracia las distingue de las Fuerzas Armadas donde, en países donde los ciudadanos se han alzado en armas contra dictaduras y han tenido que enfrentar a las Fuerzas Armadas de esas dictaduras.

Nuestras Fuerzas Armadas niveladas con el terrorismo. Nuestras Fuerzas Armadas encarceladas. Nuestras Fuerzas Armadas atraídas engañosamente por la posibilidad de salir de la cárcel aplicándoles el esquema de justicia transicional adoptado para el terrorismo, esas Fuerzas Armadas para evitar el riesgo de la cárcel tendrán que aceptar delitos no cometidos, lo cual las desmotivará más y lo cual creará un pésimo antecedente para la justicia de Colombia.

Queremos desde la Plaza de Bolívar decir con toda claridad que Colombia requiere un gran apoyo a las Fuerzas Armadas, una solución judicial diferente, independiente para las Fuerzas Armadas de nuestra patria.

Hoy nuestra solidaridad con todos los secuestrados.

Si la familia de Ramón Cabrales no hubiera tenido el valor civil de decir que tuvieron que pagar, el país no lo sabría, habríamos quedado con el engaño de la noticia oficial que nos dijo que no habían pagado, que lo habían liberado por un gesto de magnanimidad del grupo Eln.

Y lo más triste es que esa agrupación terrorista advierte que no van discutir el tema del secuestro en el proceso de paz y así y todo el Gobierno avanza en un proceso de diálogo con el Eln.

Nosotros pensamos que la urgencia no son las fechas, que lo urgente es que las Farc y el Eln se concentren, se comprometan a no delinquir, que eso tenga vigilancia, que el país restablezca la política de seguridad y se corrijan todos los errores cometidos en los acuerdos de La Habana.

Nosotros no podemos aceptar que el mayor cartel de cocaína del mundo, las Farc, sea el interlocutor del Gobierno para definir una política contra el narcotráfico, tampoco podemos aceptar que las Farc, verdugo del campo colombiano, sea el interlocutor del Gobierno para definir la política agraria de la patria.

A estas manifestaciones se han sumado hoy agricultores en toda Colombia, la presencia en el Eje Cafetero de esa gran expresión de la democracia que son nuestros cafeteros pidiendo que se cambien las políticas de la patria.

Cuando yo era joven a mí me formaron en la universidad con un respeto reverencial por la justicia. Cuánto duele este daño institucional de tener sectores de la justicia al servicio de la impunidad y el terrorismo y al servicio del encarcelamiento prevaricador de la oposición.

Mis compañeros en la cárcel y el dolor de mi familia y además la gran preocupación por las Fuerzas Armadas nos obliga a nosotros a una reflexión: independientemente de estos dolores la lucha sigue, nosotros tenemos que definir entre el dolor y la lucha por la patria, que sintamos el dolor los que lo tenemos que sentir, pero que nuestras lágrimas vayan hacia adentro para mantener en alto la bandera de lucha por la patria.

A todos ustedes muchas gracias y que viva Colombia».

Share Button