sábado febrero 27 de 2021

Nairo pierde casi un minuto y es tercero en la general del Tour

14 julio, 2016 Ciclismo, Deportes

Froome corriendo a pie en la ascensión al Mont Ventoux

 Montpellier/ Mont Ventoux, 14 de julio_ RAM_ El nuevo día de competencia tuvo una etapa con final en ascenso, aunque no fue el que se planeó desde el inicio porque debido a los fuertes vientos y al final en el Mont Ventoux se decidió recortar 6 kilómetros. Allí Nairo Quintana (Movistar Team) esperaba tener una oportunidad de descontar segundos a Chris Froome (Team Sky), quien empezaba como líder de la general y que, en los días anteriores tanto en el descenso como en el llano, ha atacado y sacado segundos, pero en la escalada podía ser diferente.

Al final el ganador del día fue Thomas De Gendt (Lotto), segundo fue Serge Pauwels (Dimension Data) y cerró el podio del día Dani Navarro (Cofidis). Sin embargo, la emoción estuvo en la llegada de los favoritos donde Chris Froome tuvo un accidente, perdió más de un minuto en el hecho y por esto se esperaba que Nairo ascendiera en la tabla. Sin embargo, después de muchas discusiones decidieron darle a Froome y Porte el mismo tiempo de Mollema, quien los acompañaba en el punto del accidente y sí pudo terminar con normalidad el recorrido.

Con el inicio en llano desde Motpellier y sin cambios el perfil de la etapa, se vio un pelotón muy conservador y cuidadoso esperando el remate de la etapa, obviamente las fugas ocurrieron y pasando la mitad del recorrido una escapada prosperó y a falta de 30 kilómetros logró sacar una diferencia de 9 minutos debido a que en el pelotón hubo algunas caídas, propiciadas por los vientos y la poca amplitud de la carretera.

Entre los afectados estuvo el colombiano Sergio Luis Henao (Team Sky) y como es tradición el líder del equipo y de la general, Chris Froome, bajó el ritmo para esperar a su gregario y asimismo el grupo bajó el ritmo y los escapados aumentaron aún más su ventaja. Sin embargo, el Movistar Team, comandado Nairo Quintana, subió el ritmo y asumió la responsabilidad de marcar el paso a la caza de los fugados y propiciando que la emoción se presentara iniciando el ascenso final sobre los 1.435 metros sobre el nivel del mar en Chalet Reynard.

Nairo con todo con fé

A poco menos de 10 kilómetros de cruzar meta el equipo de Nairo empezó a mover el pelotón, primero empezó a estirar el grupo Alejandro Valverde y después Quintana, una y otra vez puso a prueba a sus rivales, siempre visto desde atrás por Froome y controlado por los compañeros del mismo. Aunque los ataques del colombiano no prosperaron en ese momento, hicieron que Daniel Martin (Etixx-Quick Step) se descolgara del grupo y se empezó a mover la general.

Al final, esta vez en ascenso, Froome atacó de forma sorpresiva, Nairo no pudo seguirle el paso y los únicos que le siguieron el paso fuer Richie Porte (BMC Racing) y Bauke Mollema (Trek-Segafredo). Sin embargo, no fue toda la emoción del día; Porte y Froome chocaron con un vehículo de la organización, los dos perdieron su bicicleta, pero el primero la pudo reemplazar de inmediato mientras el segundo terminó corriendo y tuvo que esperar que llegara el automovil de su equipo, que estaba muy atrás, para entregarle una de repuesto y perdió toda la ventaja que había sacado.

La etapa la ganó Thomas De Gendt (Lotto) con un registro de 4 minutos 31 segundos y 51 segundos, segundo fue Serge Pauwels (Dimension Data) y cerró el podio del día Dani Navarro (Cofidis). Pero para conocer los resultados de la general se supieros hasta casi una hora después ya que se discutía si Froome debía ser sancionado por haber corrido sin bicicleta o si debía ser respetada la diferencia que había sacado el líder de la general hasta el punto excato de la estrellada.

Aunque al principio se publicó una clasificación general en la cual cambiaba el líder de la general y Froome perdía mucho tiempo respecto de sus rivales al título, al final las autoridades de carrera anunciaron que Chris Froome tendría el tiempo de Mollema, asimismo quedará de nuevo con la punta de la general y esto significó que le sacara 54 segundos a Nairo Quintana.

La determinación no le gustó al público y se escuchó un fuerte abucheó al británico cuando subió al podio para enfundarse en esta jornada 12 la camiseta amarilla.

De Gendt se impone en el Ventoux y Froome casi pierde el amarillo

Thomas De Gendt 3

Thomas De Gendt y Serge Pauwels han protagonizado un duelo belga en este final de etapa en Mont Ventoux, tal y como lo hicieran Greg Van Avermaet y el propio De Gendt en Le Lioran al término de la 5ª jornada del Tour 2016. La victoria ha sido para la escapada pero el protagonisno se lo ha llevado Chris Froome, con un percance en la recta final de la etapa, justo cuando había conseguido quitarse a Nairo Quintana de encima con la ayuda de Richie Porte, a pocos metros de Chalet-Reynard. El británico cruzó la meta un minuto y medio después de sus rivales en la general pero los Comisarios de la UCI han decidido no despojarlo del maillot amarillo. .

Jurgen van den Broeck era el único ausente esta mañana en el control de firmas. El resto del pelotón (191 corredores) tomó la salida en Montpellier para recorrer los 178 km de etapa hasta llegar a la mítica cima del Mont Ventoux, con 6 kilómetros menos de ascenso en esta ocasión debido al fuerte viento, con ráfagas a más de 100 km/h, que obligaron a la organización a adelantar la meta hasta el Chalet Reynard.

13 fugados

La escapada del día se formó cuando un primer grupo de 14 corredores logró desmarcarse en el km 3. Paul Voss, víctima de un pinchazo, tuvo que renunciar a la fuga que, finalmente, contó con 13 efectivos: Lindeman, Vanmarcke (Lotto-Jumbo), Clement (IAM), Pauwels, Teklehaimanot (Dimension Data), Greipel, De Gendt (Lotto-Soudal), Coquard, Chavanel (Direct Energie), Keisse (Etixx), Navarro, Lemoine (Cofidis) y Sorensen (Fortuneo). Un grupo al contrataque se forma con Rosa (Astana), Gautier (AG2R), Slagter (Cannondale), Preidler (Giant), y Voss (Bora) que se une a ellos tras su percance.

Etixx y el viento al ataque

El pelotón no solo consiente la escapada del día sino que les permite forjar la mayor ventaja de una fuga en lo que llevamos de Tour (18’45” en el km 70). El viento incita a la ofensiva y los primeros en dar cuenta de ello son los hombres de Etixx-Quick Step, que con un acelerón en el momento oportuno consiguen cortar a más de la mitad del pelotón, obligado a pelear por colmar su retraso durante casi toda la jornada. En el grupo de los afectados por los abanicos: Peter Sagan y Thibaut Pinot pero sobre todo Warren Barguil y Louis Meintjes que han visto peligrar seriamente sus opciones en la general. El trabajo del Team Sky y de BMC reduce considerablemente la ventaja de la fuga sobre el grupo del maillot amarillo, que recorta hasta los 8’40” la renta de los 13 escapados en la cima de la côte de Gordes (km 131,5).

Cae Simon Gerrans

La persecución, que progresaba a buen ritmo hasta entonces, se ve perturbada a 39 km de meta por la caída de Simon Gerrans que se lleva con él al suelo a Ian Stannard y otros dos corredores del Team Sky. El grupo principal decide reducir la marcha para esperar a los caídos, momento que aprovechan Barguil y Meintjes para reincorporarse al grupo del maillot amarillo. Sagan y Pinot siguen rezagados a 2’20» a 25 km de meta.

Porte, Mollema y Froome en apuros

Greipel ataca en la fuga a falta de 14 km. Su aventura no prospera pero sí lo hace un cuarteto formado por Lindeman, Navarro, De Gendt y Pauwels que se desmarca en cabeza a 8,5 km de meta. Chavanel intenta acompañarlos pero no tarda en descolgarse junto a Lindeman. A 4 km de Chalet-Reynard lo prueba De Gendt pero su compatriota Pauwels responde. Navarro, a duras penas, logra seguir el ritmo haciendo la goma hasta el último kilómetro. Finalmente, De Gendt se impone al sprint frente Pauwels para firmar una prestigiosa victoria que se suma al palmarés del rodador belga, nuevo Rey de la Montaña.

En el grupo del maillot amarillo, Froome acelera a 3,5 km de meta. Solo Richie Porte es capaz de seguirlo. Nairo Quintana tira la toalla, pero Bauke Mollema logra volver sobre el dúo Froome-Porte.  Los tres chocan con una moto: Mollema consigue seguir su camino en bici relativamente rápido. No es el caso de Froome y Porte. El hasta ahora maillot amarillo decide entonces seguir a pie hasta que un coche neutral le proporciona una nueva bicicleta mientras llega su coche de equipo. Froome termina cruzando la meta a 1’40” de Mollema. Tras una reunión de urgencia de la dirección de la organización con los comisarios de la UCI, el veredicto ha sido que Froome conserve el amarillo y los tiempos se neutralicen en el momento del accidente.

Share Button