sábado junio 12 de 2021

Nairo y los imbéciles

10 julio, 2016 Ciclismo, Deportes

Esteban Jaramillo Osorio

 Por Esteban Jaramillo Osorio

Imperturbable, convencido sin fanfarronear, forzando la máquina, pero sin llegar a los limites, con estrategia en su andar, respirando en la espalda de su rival. Así transcurre hasta ahora el tour de Francia para Nairo Quintana, con el fervor intacto de los colombianos, que paralizan la rutina, pegados a la tv, sin perder la confianza en él.

Se escuchan voces estúpidas que le descalifican. Especialmente aquellos que nunca valoraron el esfuerzo, ni supieron que es pedalear contra la adversidad o ante   rivales de cartel.

La vida de los ciclistas, siempre bordeó el heroísmo. Sus cuerpos llenos de “abolladuras” y cicatrices con historia, son la muestra palpable del sacrificio con que compiten. Disimulan la presencia del dolor y fingen no sentirlo, mientras los futbolistas, con dramáticas cabriolas, argumentan su existencia en torpe recreación de su trampa y de su falsedad al competir.

Brilla Nairo. Atrapa convencido, con la paciencia intacta, la que a sus seguidores les falta y sin márgenes de error, con gran parte de la carrera por delante y mucho por hacer.

PD: Borrar el nombre histórico de un dirigente fallecido, a pesar de sus faltas y sus culpas, es canalla. Aseguran quienes asistieron a la misa de Réquiem de Hernán Botero Moreno, ex propietario y ex presidente de Nacional, que fueron muy pocos y ausente estuvo la representación del poder actual del club. Si su nombre es prohibido, ¿porque no borrar de la memoria las tres estrellas que consiguió y las que con el paso de los años nadie discute?

Share Button